Pais
Lunes 05 de Febrero de 2018

El Presidente analizó con Tillerson una estrategia para aislar a Venezuela

La Casa Blanca acentúa en la región un plan para implementar posibles sanciones al gobierno de Maduro. Avanzan los vínculos comerciales

La situación político-económica de Venezuela dominó la agenda de la reunión entre el presidente Mauricio Macri y el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, uno de los hombres de mayor confianza de Donald Trump. En la residencia de Olivos, en un encuentro breve y a puertas cerradas sin acceso a la prensa, el eje estuvo puesto en el análisis de una estrategia contra Venezuela y avanzar con una agenda de comercio bilateral entre ambos países. Respecto de Venezuela mencionaron la importancia de fortalecer las relaciones de toda la región con los países del Caribe, que integran la Organización de Estados Americanos (OEA) y tienen un aceitado vínculo con el gobierno de Maduro, a quien le compran petróleo. No es casual que Tillerson viaje en esta gira latinoamericana a países como Panamá, Jamaica y Guyana.
Tras reunirse el domingo con el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, el funcionario norteamericano había adelantado la posibilidad de un embargo petrolífero contra Venezuela. De este tema en particular se habló ayer en Olivos, y Tillerson explicó que siguen el tema con atención porque si bien el bloqueo de petróleo sería un duro golpe contra Maduro, también va a repercutir no solo en el pueblo venezolano sino en la región, publicó La Política Online.

Acuerdos comerciales
Tillerson y Macri hicieron hincapié en la profundización del vínculo comercial y demostraron el interés por avanzar en la posibilidad de que Washington permita el ingreso de productos industriales argentinos, frutas o carnes a EE.UU., al tiempo que el funcionario de Donald Trump insistió en la apertura local al ingreso de carne de cerdo.
Por su parte, también se debatieron aspectos de la organización de la cumbre del G-20, que este año está a cargo de la Argentina, y se destacó el nivel de exposición que adquiere el continente americano por este acontecimiento, al llevarse a cabo también la cumbre del G-7 (en Canadá) y la Cumbre de las Américas (en Lima), consignó La Nación. Ayer el funcionario estadounidense elogió el "liderazgo de la Argentina" en la región y reforzó las críticas hacia Venezuela, dijo que su país no puede permitir "la restricciones democráticas sin hacer nada". De la misma manera le transmitió a Macri "un afectuoso saludo" del presidente Donald Trump.

Apoyan reformas
El gobierno de Estados Unidos apoya las reformas del gobierno de Cambiemos, según lo expresado por el embajador interino de ese país, Tom Cooney, al brindar una conferencia de prensa. "Vemos a la Argentina como un modelo de la región, una democracia muy fuerte que está tomando reformas difíciles, pero importantes y necesarias, que van a hacer crecer a la economía y al comercio bilateral con Estados Unidos", expresó el funcionario.

Comentarios