El análisis del día despúes
Lunes 23 de Octubre de 2017

El 85 de Macri: Amplia ventaja en todo el país y oposición dispersa

La oleada macrista se sintió en buena parte de la Argentina y perdieron peronistas de todos los pelos, incluida Cristina. En la provincia el macrismo estiró la ventaja a 125.000 votos y se prepara para gobernar en 2019. El justicialismo entra en debate

La victoria del macrismo en la elección legislativa de ayer fue tan contundente que prácticamente no presenta lados flacos. La alianza electoral que encabeza el presidente Mauricio Macri ganó en las provincias donde era previsible que sucediera como Córdoba, Mendoza, Corrientes, Entre Ríos o la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Pero también abrochó en las jurisdicciones difíciles como parecían serlo a priori la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, La Pampa o Salta, por diferentes razones.

El salteño Juan Manuel Urtubey es el gobernador peronista más cercano al macrismo, pese a lo cual perdió, como también el hipercrítico mandatario pampeano Carlos Verna; o la distante gobernadora santacruceña Alicia Kirchner. También perdieron los gobernadores no kirchneristas moderados como el entrerriano Gustavo Bordet o el chaqueño Domingo Peppo. Y perdió en Buenos Aires la expresidenta Cristina Fernández. De modo que podría pensarse que no hubo distinciones dentro del peronismo, al menos desde ese punto de vista.

Si bien el justicialismo se impuso en algunas provincias como San Juan, Tucumán, San Luis (donde los hermanos Rodríguez Saá revirtieron la derrota en las primarias), Catamarca o Misiones, se trata en general de distritos poco representativos en cuanto a cantidad de electores, y consecuentemente también, de legisladores.

Las "cinco grandes" en las que ganó Macri (Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Mendoza) representan el 66% del padrón; y si se le suman otras provincias, llega al 80%. ¿Cómo no hablar entonces de una ola nacional que ratifica al presidente Macri?

Por supuesto que cada jurisdicción tiene sus particularidades, pero haber ganado la madre de las batallas en Buenos Aires por 4,5 puntos porcentuales, puso en su lugar a la principal referencia opositora, rol que seguramente la expresidente seguirá ocupando al ingresar al Senado por la minoría. También le bajó el precio a otros referentes, que deberán replantearse su futuro electoral, como el caso de Sergio Massa que quedó tercero en la elección de Tigre. Y fundamentalmente ratificó que la gobernadora María Eugenia Vidal es una protagonista central de la política nacional.

La ratificación electoral del macrismo permite anticipar un nuevo impulso para los dos años que quedan de gestión y la instalación automática de la expectativa reeleccionista para Macri y también para la gobernadora porteña María Eugenia Vidal. Igualmente quedó muy fortalecida la diputada electa por la ciudad de Buenos Aires Elisa Carrió.

Enfrente de Macri, de Vidal, de Carrió cuesta encontrar referentes políticos que no hayan quedado muy golpeados por la elección. En este contexto, las certezas del macrismo contrastan con las incertidumbres del peronismo, donde el liderazgo sigue tan o más discutido que antes de la elección.


benedetti.jpg
Estos son los representantes de los entrerrianos en la cámara de Diputados de la Nación. <b> </b>
Estos son los representantes de los entrerrianos en la cámara de Diputados de la Nación.


En la provincia
En Entre Ríos el oficialismo sabía que era muy probable perder las elecciones generales desde antes de las primarias, y con las PASO tuvo la certeza.

El objetivo entonces era tratar de que la diferencia no se profundizara y, en el mejor de los casos, achicarla un poquito.

Ese objetivo, que obviamente no podía decirse abiertamente, estuvo lejos de lograrse. Aquellos 43.800 votos se triplicaron y ayer la lista que encabezó Atilo Benedetti obtuvo una ventaja de casi 125.000 votos en el escrutinio provisorio.

Desde la matemática electoral se observan como determinantes cuatro o cinco resultados, más allá de que en general la provincia se vistió de amarillo.

En el Departamento Gualeguaychú la diferencia a favor de la lista de Atilio Benedetti fue de unos 20.000 votos, conseguidos especialmente en la ciudad homónima, de la cual fueron intendentes otros dos cabezas de lista: Juan José Bahillo, del Frente Justicialista Somos Entre Ríos; y del Encuentro Social, Emilio Martínez Garbino.

Otro dato clave es el de Concordia, donde el justicialismo encabezado por el intendente Enrique Cresto (su hermana Mayda era segunda candidata en la lista de Bordet) no solo que no aportó ninguna diferencia a favor del peronismo, sino que además tuvo un aporte negativo de casi 3.000 votos, conociendo la derrota después de dos décadas.

El Departamento Uruguay también fue a favor de Cambiemos por unos 13.000 votos, con una victoria macrista en La Histórica gobernada por el intendente José Lauritto.

Sumado a ello los casi 45.000 votos de ventaja para Cambiemos en el Departamento Paraná alcanzan para explicar el resultado. En la capital provincial, la diferencia en la ciudad de Paraná fue de unos 21.000 aproximadamente

El macrismo también sumó diferencias importantes en los departamentos Colón, Federación, Victoria, Gualeguay y San Salvador.

Si se considera a la elección como un plebiscito de gestiones, los intendentes macristas se pueden sentir ratificados aunque el resultado fue igual o mejor para Cambiemos en municipios gobernador por el justicialismo o por intendentes vecinalistas.

Sin embargo, claramente la elección de ayer marcará posicionamientos con vistas a la renovación de autoridades para 2019, tanto en Cambiemos como en el oficialismo provincial.

Por el lado del justicialismo, seguramente se abrirá una etapa de debate interno respecto de la causas locales de la derrota, la conducción y renovación partidaria, entre otros temas.

En Cambiemos la discusión es diferente, y será para posicionarse con vistas a 2019. No es novedad que Benedetti, el ministro del Interior Rogelio Frigerio y el intendente de Paraná Sergio Varisco serán parte de esa ronda de nombres.

Ayer el jefe del bloque de diputados provinciales de Cambiemos, Sergio Kenneteman indicó: "El contundente triunfo de Cambiemos, con la lista encabezada por Atilio Benedetti, no hace más que confirmar que es irreversible el proceso de cambio de signo político en Entre Ríos. Está claro que la ciudadanía entrerriana no le creyó a Bordet y a sus candidatos cuando intentaron instalar temas provinciales en la campaña electoral de cargos nacionales".

El legislador señaló que "en las últimas semanas el justicialismo intentó instalar el debate de temas largamente postergados en Entre Ríos, justamente por responsabilidad de ellos: la ley de narcomenudeo, la ley de consorcios camineros, los fondos de Salto Grande o la discusión por una redistribución de la coparticipación. Sin embargo no tuvieron éxito porque la ciudadanía no les creyó".

Atilio Benedetti protagonizó ayer la misma circunstancia que el 28 de junio de 2009, cuando encabezó la lista de diputados que derrotó al kirchnerismo. "Una vez más Benedetti le ganó al peronismo unido, esta vez por más del 15% de diferencia", señaló el parte de prensa del candidato.

El flamante diputado nacional indicó: "Hoy enviamos una clara señal, que no es solo de los dirigentes o los integrantes de la lista, sino que este triunfo implica un fuerte compromiso de más de la mitad de los entrerrianos para construir un futuro mejor y demostrar que Entre Ríos está sólidamente comprometida con el cambio". Ese cambio apunta a 2019. "Este resultado está señalando que en 2019 los entrerrianos esperan que trabajemos para ser una propuesta que sea capaz de sumar a nuestra provincia al proyecto de país que encarna Cambiemos", apuntó.

El triunfo de Macri es "el de la esperanza sobre la desazón, de la confianza, del sí se puede: es posible construir un país y una provincia con los valores de decencia, transparencia, honestidad y gobernar con la verdad", destacó.

A la vez, interpretó que "cuando Entre Ríos pide cambiar, también solicita valores: pide decencia, transparencia y pide fundamentalmente que la Justicia funcione con libertad y con rapidez, para despejar la enorme cantidad de dudas que hay sobre actos del gobierno anterior. Este también es el fuerte mandato que han enviado los entrerrianos hoy desde las urnas", subrayó.

En ese mismo sentido elogió a los militantes de Cambiemos "que están convencidos de que vale la pena hacer este esfuerzo para desterrar para siempre la mentira, el engaño, el relato malicioso de la Argentina y de la provincia de Entre Ríos", finalizó.


Derrota nacionalizada
El gobernador Bordet estuvo en la sede del Partido Justicialista en Paraná donde evaluó la derrota sufrida por el frente justicialista. "Entendemos que las elecciones pasan y los problemas quedan. Mañana vamos a estar resolviendo los problemas, vamos a estar nosotros poniendo la cara y el cuerpo como siempre", indicó. El mandatario reiteró que formulará "un llamado a todas las fuerzas políticas para de una vez por todas entender que Salto Grande nos pertenece a los entrerrianos y que tenemos que lograr mejores regalías y que la energía domiciliario, para nuestras pymes y para nuestros productores tengan tarifas competitivas".

"Esto no fue solo una táctica de campaña, sino que estamos en el convencimiento de que hay que trabajar fuertemente sobre estos ejes", remarcó.

En otro orden indicó que asistirá a la reunión de gobernadores con Macri, prevista para el viernes con el planteo del costo de la energía y también con lo que refiere a "la preocupación" que genera que la Corte Suprema de Justicia pueda fallar en favor de la provincia de Buenos Aires. "El problema es que ese reclamo sea satisfecho con los recursos de las provincias y en particular la de Entre Ríos, lo cual nos demandaría un monto de 3.600 millones de pesos que nos pondría en una situación virtual de quebranto", indicó.

Bordet le restó importancia a la posibilidad de un recambio generalizado de funcionarios en el gobierno provincial y prácticamente no hizo alusiones a la discusión partidaria tras la derrota, aunque puede advertirse que seguramente el justicialismo entrerriano vivirá al menos algunos meses de debate y cuestionamientos tras la peor derrota electoral en una elección legislativa nacional desde el 83 a la fecha. Justamente la peor había sido en el 85, por seis puntos, cuando la UCR obtuvo el 46,61% y el Partido Justicialista el 39, 74%.

En perspectiva estrictamente electoral, y en lo que concierne a los dos sectores mayoritarios, aquel resultado del 85 no es tan diferente al de ayer. En aquella oportunidad el radicalismo logró el respaldo del 44% y el justicialismo, del 25%. La diferencia es que había varias fuerzas políticas más en la disputa electoral.


La reforma política
Finalmente Bordet habló de llevar adelante una reforma política - a tono también con el planteo del jefe del Gabinete Nacional, Marcos Peña- señalando que buscará que involucre a todas las fuerzas y que se discuta con amplitud. "La verdad es que estoy muy satisfecho del trabajo que se ha realizado en la provincia en todo este tiempo en la búsqueda de consensos en el Poder Legislativo donde hemos encontrado para leyes importantes la unanimidad", señaló.

Finalmente el mandatario relativizó la responsabilidad local en la derrota. "Vi muchos jóvenes que dieron lo mejor de sí para obtener un triunfo que por esta oleada nacional no se pudo dar, pero la verdad es que estamos muy convencidos porque tenemos bases muy sólidas para obtener una victoria que nos ratifique como gobierno en 2019", concluyó Bordet

En términos similares se expresó Bahillo."Hicimos nuestra campaña con total honestidad intelectual, con una propuesta centrada en los intereses de Entre Ríos. Los entrerrianos optaron claramente por acompañar la propuesta y el mensaje del gobierno nacional", señaló.


"Lo más difícil pasó", aseguró Macri

El presidente Mauricio Macri fue el encargado de cerrar los festejos en el búnker de Cambiemos y se mostró exultante por el triunfo de su espacio a nivel nacional. "La etapa más difícil ya pasó y estamos creciendo con transparencia, equidad y trabajo en equipo", enfatizó.
Macri destacó anoche: "No ganó un grupo de candidatos ni un partido político, sino la certeza de que podemos cambiar la historia para siempre" y dijo que están decididos a enfrentar las mafias".
Además, aseguró que el "sueño compartido es sacar a todos los argentinos de la pobreza" y ponderó los resultados que exhibieron los índices relevados por las autoridades estadísticas en "los últimos semestres".
"Hemos empezado a reducir la pobreza y esto tiene que continuar: tenemos un país grande, y tenemos con qué", manifestó el mandatario, que fue el último orador ante la militancia de Cambiemos en el búnker de campaña en Costa Salguero
Y cerró: "El futuro que soñamos se hará realidad con cambios y mejoras concretas: tengamos claro, somos la generación que está cambiando la historia".
En tanto, pasada la medianoche, el jefe de Gabinete Marcos Peña afirmó: "No hay previstos cambios para esta semana", consultado por el área del Ministerio de Seguridad y las críticas que recibió su titular Patricia Bullrich por el caso de Santiago Maldonado.
Respecto a las elecciones, el funcionario también sostuvo: "Hoy terminó de nacer el cambio en al Argentina" y, en ese sentido, añadió que "esta elección terminó de forjar Cambiemos", consignó.
En el mismo sentido indicó que el Ejecutivo nacional, tras el triunfo electoral en todo el país, buscará "construir acuerdos amplios" con los gobernadores y los bloques parlamentarios de la oposición, para "coordinar una agenda común en Argentina".

Comentarios