Secciones
Pais

Dos aviones casi chocaron el domingo cuando estaban en pleno vuelo

Uno iba hacia Aeroparque y el otro a San Fernando. "Estuvimos a 500 pies, por momentos a 300 pies de diferencia", recriminó uno de los pilotos

Martes 23 de Abril de 2019

La Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), que se encuentra bajo la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación, investiga un incidente ocurrido durante el fin de semana entre el piloto de una aeronave privada y una controladora aérea del Aeropuerto de Ezeiza, a partir de un audio que se viralizó en las redes sociales y en el que se escuchan insultos de ambas partes, cuando el piloto le recrimina que estuvo "muy cerca" de chocar con otro avión, según informaron fuentes oficiales
Si bien aún no hay información oficial sobre el incidente, el hecho habría ocurrido durante la jornada del domingo, cuando un avión privado que volaba hacia el Aeropuerto de San Fernando le reclamó a la Torre de Control de Ezeiza que estuvo "a 500 pies, por momentos a 300 pies" de una aeronave que, procedente de Resistencia, se dirigía hacia Aeroparque.
"Estuvimos a 500 pies, por momentos 300 pies de diferencia con el tránsito que nos sobrepasó de derecha a izquierda", manifiesta el piloto al control aéreo según el audio que se dio a conocer, ante lo cual la controladora a cargo en ese momento le responde: "Sí, correcto, señor, la verdad tiene razón" y le pide que formule la queja por escrito y le indica que lo ocurrido es consecuencia de la "saturación del área". Sin embargo, la respuesta del piloto excede el rígido código que existe para las comunicaciones aéreas al manifestar: "La verdad que son unos inútiles, ese es problema", lo que provoca la contestación también "fuera de regla" de la controladora al reclamarle: "¿Sí? Venga a decírmelo personalmente, por favor. Idiota".
Por su parte, fuentes aeronáuticas indicaron que "más allá de lo ocurrido y que debe ser investigado, la viralización del audio en redes sociales no es una prueba contundente de lo ocurrido, sobre todo porque el audio ha sido editado, ya que en la comunicación completa hay más diálogo e incluso aparece un comandante de un vuelo de Austral que solicitaba permiso para aproximación".
A su vez Marcelo Belelli, coordinador ATE-ANAC de la provincia de Buenos Aires, en representación de los controladores, apuntó a "una crisis estructural" del sistema y manifestó: "Esa es la realidad del sistema aeronáutico en nuestro país. En ese contexto meter más aviones sin inversión y desarrollo es un peligro", y expresó su "respaldo para la controladora de Tránsito Aéreo del ACC Ezeiza, que a diario trabaja en un sistema totalmente degradado".
En tanto, el vicepresidente Regional para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) Peter Cerda, en declaraciones la semana pasada había advertido que "Argentina necesita avanzar más en la reformulación del espacio aéreo porque, de lo contrario, todo lo que se hizo en materia de infraestructura no va a impedir las demoras y las complicaciones".




Cinco Super Etendard llegarán en mayo

Cinco aviones de combate Super Etendard destinados a la Armada Argentina arribarán el miércoles 8 de mayo al puerto bonaerense de Ingeniero White provenientes de Francia, informaron ayer fuentes del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB).
"Se está esperando el arribo de cinco aviones Super Etendard provenientes de Francia y que se encuentran en el buque Lily Auerbach, de bandera liberiana", indicaron desde el ente portuario.
Según dijeron las fuentes, "el buque zarpó de Francia el 17, se encuentra navegando en cercanías de Tenerife, por lo que se espera que amarre el 8 de mayo en el sitio 21 de Ingeniero White".
Los portavoces precisaron que se trata de cinco aviones con un largo aproximado de 14 metros y 10 de ancho y un peso promedio de 6,5 toneladas.
En 2017 la Armada adquirió cinco aviones de combate Super Etendard desprogramados por la Marina francesa, junto a un lote de repuestos que le permitirán poner en operaciones a la flota de esos aviones que ya posee el Comando de Aviación Naval.
En esa ocasión se confirmó que la operación tuvo un costo cercano a los 12,5 millones de euros y fue rubricada por el ministro de Defensa, Oscar Aguad.
La adquisición de estos aviones –se explicó entonces– forma parte de la recuperación de capacidades defensivas de Argentina.
Los cinco aviones comprados a Francia fueron modernizados por ese país en distintas ocasiones en los últimos 30 años, dotándolos de mejores sistemas de radar, electrónica y la capacidad de configurar su carga para una gama más amplia de misiones que su concepción original como avión de ataque naval.
Después de 38 años de servicio en Francia –con actuación en Irak, Yugoslavia, Afganistán y Libia– fueron retirados oficialmente el 12 de julio de 2016 de la Marina Nacional de Francia.
El Comando de Aviación Naval opera desde 1980 la versión original de estos aviones, que tuvieron una destacada actuación en la Guerra de Malvinas, en la que dispararon los cinco misiles AM-39 Exocet y causaron el hundimiento del destructor HMS Sheffield y del transporte SS Atlantic Conveyor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario