Despidos
Viernes 22 de Diciembre de 2017

Despidieron a 34 trabajadores de una fábrica en el Gran Rosario

Estaban contratados en la planta ubicada en Fray Luis Beltrán. Dicha medida generó dolorosas reacciones en operarios y un corte de la ruta 11.

Más de una treintena de trabajadores de la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán que se desempeñaban allí en condición de obreros contratados, fueron despedidos en el marco del durísimo plan de ajuste previsto e implementado por el gobierno nacional para la empresa estatal Fabricaciones Militares, por el que en un corto período se redujeron también drásticamente las dotaciones de personal de las plantas de Villa María y Río Tercero, en Córdoba, y Jáchal, en San Juan.


A las 10.30 de ayer, los 434 trabajadores de la planta de Fray Luis Beltrán culminaron otra asamblea donde se trataba el conflicto. Media hora más tarde, los delegados gremiales, pertenecientes a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) fueron convocados por el subdirector de la planta fabril, quien les entregó la lista de los 34 obreros pertenecientes al mayoritario sector de los contratados por la empresa que, a partir de ese momento, se quedaban sin sustento.


Eran las 14.15 cuando en una nueva asamblea se difundió la lista de despedidos. Esta vez, la indignación ante la medida se tradujo en un corte de la ruta nacional 11, la sensación de impotencia, el llanto y también en las descompensaciones y descomposturas de numerosos operarios, que obligaron a un intenso ir y venir de ambulancias que los trasladaron a centros de salud de la zona.


Corte y plan de lucha.

Cabe recordar que de los 434 trabajadores, 60 son de planta permanente y el resto contratados bajo un régimen especial que normalmente puede extenderse por muchos años. La asamblea de los trabajadores decidió volver a reunirse hoy a la mañana en la puerta de la fábrica y "convocar a los demás sectores sociales y gremiales de la región. Hoy fue todo muy rápido, pero están invitadas a participar todas las fuerzas sindicales y sociales y la población de Beltrán, Capitán Bermúdez, San Lorenzo, Rosario y Puerto San Martín". indicó Alberto Labudia, integrante del cuerpo de delegados. El dirigente informó luego: "El corte de ruta fue levantado porque queremos que la gente se tranquilice, descanse y medite las medidas que vamos a adoptar". Añadió que "lo que se vivió hace un rato aquí fue muy dramático porque no solo se pusieron mal los compañeros señalados para los despidos sino los amigos y la gente".


Los motivos que desataron la ola de despidos en la planta estatal

Sobre los verdaderos motivos para estos despidos, Labudia consideró: "Esta gente (por el gobierno nacional) dice que esta fábrica es algo improductivo, pero lo que sucede en realidad es que sistemáticamente la fueron vaciando porque no nos compraban en tiempo y forma los insumos necesarios para proveer a las fuerzas de seguridad de todas las provincias".


El sindicalista señaló luego: "Casualmente una semana atrás estuvimos con el ministro (de Seguridad santafesino) Maximiliano Pullaro cerrando un convenio con la provincia por 26 millones de pesos. Pensemos que si con una sola provincia tenemos 26 millones, cuánto podemos hacer proveyendo a las demás provincias. Habría trabajo para los 12 meses e incorporaríamos más turnos y más trabajadores. Una evaluación externa determinó que hace falta personal; no que sobra", indicó. Para Labudia, "Fabricaciones Militares es, para ciertos sectores, una empresa molesta porque es formadora de precios y en el mercado de las armas hay muchas cosas. Tengamos en cuenta que Pullaro nos dice que está contento en firmar un convenio con nosotros porque hace a la transparencia ¿qué nos está diciendo? Que no había convenio", razonó.

Comentarios