Pais
Jueves 01 de Marzo de 2018

Creyó que había un ladrón y mató a su hermana

El papá de la nena asesinada por su hermano había comprado los cartuchos de la escopeta. Contó que lo hizo tras un robo y que el adolescente tomó el arma porque escucharon a alguien en el techo.

Ya les habían querido robar en su casa de Chacabuco, Buenos Aires y, en esa oportunidad, Hernán Barquero decidió enfrentar a los ladrones con la escopeta desarmada de su papá. La pasó mal, pero Brian (19), su hijo de corazón, lo ayudó a echar a los delincuentes con una de aire comprimido. Después de eso, tomó una decisión.


"Desde ese día, a mí se me ocurrió comprar cartuchos, y los tenía en una caja, lejos de la escopeta", le dijo a TN Barquero, un ingeniero de 48 años que acaba de enterrar a su hija esmeralda (9), cuando el adolescente escuchó ruidos y pensó que ladrones querían entrar a su casa. Por eso fue a buscar una escopeta. Cuando la manipulaba, el arma se disparó, aparentemente de manera accidental.


Barquero confirmó que el adolescente, acusado de homicidio culposo, fue liberado y ahora está en la casa de un amigo y que, efectivamente, quisieron robarles cuando ocurrió la muerte de Esmeralda.


"Hubo una persona que saltó por arriba del techo. Ya declaró una persona que lo vio y hay una cámara en la esquina que tal vez captó la imagen del delincuente escapando en una moto", indicó Barquera las últimas novedades del caso. "Toda mi familia sintió que cruzaba el techo y saltaba al patio", agregó.


Habría sido en esa circunstancia que Brian decidió tomar la escopeta del padre de Barquero y los cartuchos. Mientras la manipulaba, mató a la nena. Barquero contó por qué Brian salió a defender a su familia: "Hace un tiempo descubrimos dos ladrones en el fondo de casa. Yo tomé la escopeta desarmada de mi papá y quise echarlos, pero un tercero me sorprendió desde atrás".


Y siguió: "Fue entonces que Brian, que tenía su escopeta de aire comprimido, apareció y me ayudó a sacarme al delincuente de encima. Ese día se me ocurrió comprar los cartuchos".


Barquero se enteró de lo que había sucedido con Esmeralda cuando estaba en un curso de capacitación en Buenos Aires. Enseguida que le comunicaron que había ocurrido un accidente viajó a Chacabuco y se fue para la comisaría.


"Lo tenían retenido en la comisaría (a Brian). Declaré que fue un accidente y hablé en la comisaría con él. Ahora está contenido en la casa de un amigo", contó Barquero luego de haber enterrado a su hija esta mediodía.


El hombre también refirió que Chacabuco "no es más una ciudad tranquila" y describió que se ven "más motochorros" y que "las entraderas ocurren más que nada en casaquintas". Por eso destacó: "Esto ocurrió a la 9 y en el centro. Prácticamente, no es normal".

Comentarios