Pais

Contrapunto por el envío de más tropas inglesas a Malvinas

Medios británicos anunciaron que el gobierno del Reino Unido reforzará la seguridad en las islas ante una posible invasión argentina apoyada por Rusia. Rechazo de la hipótesis de conflicto

Miércoles 25 de Marzo de 2015

Al cumplirse un nuevo aniversario de la recuperación de las Malvinas por parte de la Argentina en 1982, medios de británicos informaron que el Reino Unido reforzará la seguridad de las islas frente a la posibilidad que el gobierno nacional impulse una invasión militar apoyada por Rusia. Esta novedad fue rechazada de plano por funcionarios de la gestión de Cristina Kirchner.


Ayer el diario sensacionalista The Sun informó que el “presidente ruso (Vladimir Putin) estaría trabajando en un acuerdo para prestar 12 bombarderos de largo alcance a la Argentina, lo que ha incrementado los temores de una nueva invasión”.


“La inestable Argentina se está rearmando con apoyo de Putin”, asegura en su portada. “Nosotros los respaldamos”, es el título de la nota que publica en su portada el diario en la edición de ayer para anunciar el supuesto envío de tropas del Reino Unido a las Islas Malvinas por “temor a una invasión argentina” con apoyo de Rusia.


La portada del diario inglés llega en momentos de extrema tensión en Europa por la situación entre Ucrania y Rusia. El domingo, un alto representante ruso afirmó que existen más razones para que Ucrania forme parte de Rusia que las islas Malvinas del Reino Unido.


“Atención Londres: Crimea tiene muchos más motivos para formar parte de Rusia que las Malvinas para formar parte de Gran Bretaña”, declaró el jefe de la Comisión de Asuntos Extranjeros del Parlamento ruso, Alexei Pushkov, en su cuenta de Twitter. Las declaraciones de Pushkov, en respuesta a las críticas de Londres a Moscú por anexar la expenínsula ucraniana a su territorio, se esparcieron de inmediato por distintos medios británicos. En su visita a París días después de la anexión de la península ucraniana a Rusia, Cristina Kirchner aseguró que la pertenencia de las Malvinas al Reino Unido no era más legítimo que la anexión de Crimea, subrayando que el principio de respeto a la integralidad territorial debía “aplicarse a todos”. “Las Malvinas siempre pertenecieron a la Argentina, mientras que Crimea pertenecía a la Unión Soviética y fue regalada por Jrushchov a los ucranianos”, recordó. La prensa británica sigue de cerca la renovación del armamento argentino. En diciembre, el diario británico Sunday Express aseguró que Rusia ofreció a la Argentina intercambiar 12 aviones de combate Sukhoi-24M por alimentos. El diario recordó que el vínculo entre ambos países se profundizó en 2010, cuando Rusia cedió dos helicópteros de asalto Mi17, que hoy prestan servicio en la Séptima Brigada de la Fuerza Aérea.


En febrero, el mismo diario descartó las negociaciones con Rusia y aseguró que en la visita de Cristina Kirchner a China se mantuvieron conversaciones para la compra de 20 aviones de combate con la capacidad de atacar Malvinas.

 

Militarización

 


El ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, desmintió que la Argentina pueda constituirse en una amenaza bélica en torno a las Islas Malvinas, y aseguró que el país “ha decidido que su reclamo por la soberanía del archipiélago se canalice a través de la vía diplomática”.


Rossi dijo: “Eso es lo que hemos hecho durante todos estos años. Hemos intensificado esta tarea en ese sentido. Hay una mayor cantidad de países que apoyaron la posición de Argentina. Nuestros argumentos son apoyados con mayor intensidad. Y ese es el camino que vamos a seguir”.


“Sumado a esto, Argentina es un país que tiene definida su política de defensa sin hipótesis de conflictos. Definimos nuestra política a partir del desarrollo de capacidades y de planeamiento militar”, agregó.


El ministro de Defensa dijo que Argentina “ha expresado su preocupación por la creciente militarización por parte de Gran Bretaña a las islas. Hoy, en Malvinas hay mayor cantidad de soldados británicos que habitantes civiles”.

 

Burda y sucia

 


La embajadora argentina en Gran Bretaña, Alicia Castro, definió  como “una burda y sucia propaganda” a la versión de un diario inglés sobre una supuesta “invasión argentina” con apoyo de Rusia a las Islas Malvinas y la atribuyó a una “excusa del lobby militar” del país europeo para “seguir gastando” en el sector en momentos de “crisis económica”.


Además, aseguró que “la Argentina no representa ningún peligro para el Reino Unido ni para los habitantes de las Islas Malvinas” y estimó que “no va a ocurrir nunca más una guerra” en el archipiélago.


Según Castro, la ciudadanía británica “ve completamente inútil que, mientras hay crisis económica, con recortes en los sistemas de salud, en beneficios que se les daba a los empleados y en viviendas, al mismo tiempo se esté haciendo un gasto militar desmedido para tener una base militar con 2.000 hombres”.

 

Refuerzo


El secretario de Defensa británico, Michael Fallon, fue el encargado de dar los detalles del plan de envío de refuerzos militares a la Cámara de los Comunes.


En su exposición, el funcionario de David Cameron adelantó que por el momento no tienen intención de enviar más tropas para reforzar el equipo de 1.200 personas (entre civiles y militares) que están destinadas a la base militar de Monte Agradable.


Durante su exposición, Fallon insistió en que no podía “revelar muchos detalles” de la información de inteligencia que recibieron para tomar la decisión, pero aseguró que el refuerzo de la base militar “es proporcional a los riesgos y amenazas” que existen contra los isleños.


Anunció la decisión de incrementar la defensa de las islas con el envío de dos helicópteros Chinook hasta hace poco destinados a la guerra de Afganistán y una inversión de 180 millones de libras (unos 267 millones de dólares) que se destinará a la infraestructura militar y civil.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario