Violencia de género
Miércoles 27 de Diciembre de 2017

Consigna por violencia de género en Mendoza: así funciona

Se multiplican las mujeres víctimas de violencia de género que deben tener una consigna policial en la puerta de su casa porque su vida corre peligro.

Fernando Barrionuevo es un policía encargado de la seguridad de una mujer víctima de violencia de género. Está solo todos los días durante 12 horas en la puerta de una casa de Las Heras, Mendoza, atento a que el ex marido no se acerque.

El efectivo estaba, en el momento de la entrevista, en un auto a las 5 de la mañana en el barrio Montbrun Ocampo, en Las Heras, desde donde custodia una casa ubicada en una esquina. Enfrente, solo descampado y malezas.



"A veces estamos en el auto. Ahora trajeron un móvil, cuando está disponible, sino venimos en el auto particular de cada uno. Uno ya se acostumbra", expresó el policía que pasa 12 horas por día vigilando que el ex marido de una mujer no se acerque al lugar.


Contó que, en este caso, la mujer era víctima de golpes hacía más de un año, pero no se animaba a denunciar.


"Los policías trataban de calmar al hombre advirtiéndole que si seguía comportándose de forma violenta con la mujer iba a terminar en el penal. Pero cuando los móviles se iban del lugar la violencia seguía", dijo Barrionuevo.


Los vecinos advirtieron que vieron al hombre en la zona, por lo menos a una cuadra de la casa de su ex pareja, por lo que el efectivo debe estar en alerta permanente.


"Siempre estoy muy atento a las personas que vienen en al domicilio. Ya si lo veo muy sospechoso lo trato de detener. Mientras pido apoyo, sabiendo que es un sujeto violento y que va a tratar de darse a la fuga o pelear conmigo", sostuvo.