Secciones
Pais

Confirman que los tres niños muertos en una pileta de Moreno se ahogaron por accidente

Los vecinos apedrearon a la Policía sosteniendo que fue un asesinato. Las autopsias determinaron que los chicos murieron por "asfixia por inmersión" y los fallecimientos se produjeron el jueves por la tarde.

Viernes 27 de Julio de 2012

Dos hermanos de 4 y 6 años y un amiguito de ambos de 4 aparecieron este viernes muertos en una pileta de un club del partido bonaerense de Moreno y la autopsia confirmó que se ahogaron por accidente, informaron fuentes judiciales y policiales.

El hallazgo provocó la indignación de los familiares de las víctimas y vecinos de un asentamiento lindero a la institución, que apedrearon a la Policía y a los periodistas que cubrían la noticia, y sostuvieron que se trató de un asesinato.


Los cuerpos fueron encontrados por la mañana en el natatorio del club Vélez Sársfield, en Dámaso Sánchez y Larreta, en jurisdicción de Cuartel Quinto, en ese partido del oeste del conurbano bonaerense, y pertenecen a tres chicos que estaban desaparecidos desde el jueves alrededor de las 14.


Dos de las víctimas eran hermanos y fueron identificadas por sus familiares como Sebastián y Axel, de 4 y 6 años, respectivamente, y el otro como Mariano, también de 4, según contaron a Télam allegados a las víctimas.


El subsecretario de Política Criminal e Investigaciones Judiciales del Ministerio de Seguridad bonaerense, César Albarracín, relató que el casero del club le contó a los investigadores que ayer a las 16 él echó a estos chicos del predio cuando los sorprendió jugando en el sector de las hamacas.


El hombre explicó que se retiró a las 17 y regresó en horas de la noche, y que esta mañana se encontró con los cadáveres en la pileta.


Según el resultado de las autopsias, los chicos murieron por "asfixia por inmersión" y los fallecimientos se produjeron el jueves por la tarde, luego de que el sereno se retirara del lugar, dijo una fuente consultada.


Dos de los niños tenían sus zapatillas puestas y un tercero no, por lo que se cree que uno pudo haberse caído y los otros quisieron socorrerlo, uno tras sacarse el calzado, y todos se ahogaron en forma escalonada.


Otra hipótesis es que uno de los chicos, tras quitarse las zapatillas, se metió a la piscina por su propia voluntad, comenzó a ahogarse, y los otros dos intentaron sacarlo y murieron en su intento por salvarlo.
 

"Cuando los sacamos de la pileta, el casero los reconoció enseguida, a uno por las ropas y a los otros dos por la cara y nos dijo que eran los mismos chicos que él había echado", dijo uno de los pesquisas.


El médico forense que revisó los cadáveres en el lugar del hecho informó que a simple vista no detectaron signos de violencia en los niños y que presentaban en sus bocas "hongos de espuma", característicos de la asfixia por inmersión.


Esto se confirmó en la autopsia que se realizó durante la tarde en la morgue judicial de Morón, ubicada en Ituzaingó.


Además, los investigadores encontraron al costado de la pileta un par de zapatillas de una de las víctimas, una gomera para cazar pajaritos y, en el fondo de la pileta, un palo que podría haber sido empleado por uno de los chicos en un intento por salvar a alguno de ellos.


Si bien todo el predio tiene un cerco perimetral tapado con lona verde, la Policía ya detectó un sector en el que el alambrado estaba levantado, por donde podrían haber ingresado.


Los familiares y vecinos de los niños rechazaron la versión de los investigadores y afirmaron que a los chicos los asesinaron y que previamente una mujer y dos hombres se los habían llevado por la fuerza del lugar donde jugaban a la pelota.


Además, acusaron a la Policía de no haber rastrillado en forma exhaustiva las instalaciones del club y de no permitirle a los padres de los niños haber entrado al predio la noche del jueves, ante la sospecha de que estuvieran allí.


"Los nenes no pasaron solos al club, me los mataron, me los tiraron en la pileta para que esto quede en la nada, pero no va a quedar en la nada, voy a descubrir quién fue", afirmó Zulma, abuela de Sebastián y Axel.


Luego, relató que una vecina declaró en la comisaría de Villa Trujuy que vio cuando una mujer y dos hombres llevaban a unos chicos, a unas tres cuadras del lugar donde jugaban a la pelota.


"Se los llevaron a la rastra, lloraban que querían ir con la mamá, pero la piba que los vio no reaccionó y después pidió ir a la comisaría para decir lo que vio", dijo la mujer.


El club Vélez Sársfield linda con otro club de barrio, con una canchita llamada "Los cuatro vientos" y con un descampado ocupado por vecinos que levantaron allí casillas precarias.


Los habitantes de ese barrio, indignados por el hallazgo de los niños muertos, se enfrentaron en varias ocasiones con la Policía, que tuvo que reforzar la seguridad con personal del Cuerpo de Infantería y disparó algunas postas de salva.


Los vecinos apedrearon a los efectivos e incluso a los periodistas y camarógrafos que cubrían la noticia y a quienes, en medio de los incidentes, les robaron al menos dos trípodes de cámaras de televisión que minutos después fueron devueltos.

Télam

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario