Pais
Viernes 20 de Abril de 2018

Con retiros y baja de aportes, Carrefour llegó a un acuerdo

Fuentes del Ministerio de Trabajo aseguraron que la empresa se comprometió a no realizar despidos y que sólo aquellos empleados que lo requieran podrán acceder a los retiros voluntarios.

De la firma del convenio participaron el ministro de Trabajo, Jorge Triaca y directivos de la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) y Carrefour Argentina, luego de diez reuniones entre la compañía y el gremio que encabeza Armando Cavalieri.

Fuentes de la cartera laboral aseguraron la empresa se comprometió a no realizar despidos, ni cerrar sucursales y que sólo aquellos empleados que lo requieran podrán acceder a los retiros voluntarios.

El acuerdo incluye tres puntos principales y en el primero de ellos Carrefour se "compromete a preservar los puestos de trabajo y solamente se realizarán acuerdos voluntarios con aquellos trabajadores que así lo deseen", informó la cartera laboral en un comunicado.

"Se prevé el acceso a cursos de capacitación del Ministerio de Trabajo para los trabajadores que accedan a los acuerdos voluntarios", indica el punto dos del convenio.

El tercero expresa que "la empresa otorgará beneficios adicionales en los casos de personas embarazadas, personas de mayor antigüedad, matrimonios".

La multinacional se había presentado al procedimiento preventivo de crisis alegando una fuerte caída en las ventas, lo que puso en riesgo la continuidad laboral de unos 19 mil empleados que tiene en el país.

No se dispondrán despidos pero la empresa abrirá un proceso de retiros voluntarios, que estará orientado a los empleados que están cerca de la edad jubilatoria y a quienes les conviene acogerse a una salida anticipada a cambio de una indemnización superior a la fijada por ley.

El Gobierno otorgará a la empresa beneficios sobre una parte de las contribuciones patronales que no impactarán en el salario ni en los cargas sociales del personal de la cadena de supermercados.

La firma del convenio se realizó en la Quinta Presidencial de Olivos y participaron el CEO de la filial argentina de la compañía, Rami Beitieh, el secretario general del gremio, Armando Cavallieri, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

También estuvieron el viceministro, Horacio Pitrau, el director nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Adolfo Saglio Zamudio, la directora nacional de Asociaciones Sindicales, Karina Palacios y los abogados del gremio Alberto Tomassone y Jorge Barbieri.

El conflicto y la situación en Entre Ríos


Según lo informado por Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) ya se cerraron 11 locales en distintas provincias. En Entre Ríos, la multinacional cuenta con 12 sucursales: nueve en Paraná, con 245 empleados en total vinculados al comercio; dos en Concordia, con 140 trabajadores; y una en Gualeguaychú, que emplea a alrededor de 70 personas.
Hasta el momento no se produjeron despidos, ni suspensiones o reducciones de trabajo. Sin embargo, naturalmente, hay preocupacion entre los trabajadores.

A principios de abril la multinacional presentó ante e el Ministerio de Trabajo de la Nación un proceso preventivo de crisis, con el objetivo de "encontrar soluciones para garantizar la sustentabilidad de sus operaciones en Argentina", argumentando que sufre pérdidas desde hace tres años.

La empresa emplea a unas 16.000 personas a nivel país, además de los puestos de trabajo relacionados a las áreas de limpieza, seguridad, transporte y administración, que podrían ver afectada su fuente de empleo. Desde la Faecys habían advertido en una primera instancia que "2.700 trabajadores de la compañía en todo el país podrían perder su empleo y que podría reducirse en un 20% el salario de los que queden




Comentarios