Secciones
Pais

Clausuran y allanan el colegio de Castelar donde se investigan abusos

Investigan abusos contra niños de 3 y 4 años cometidos en el jardín de infantes de la institución, supuestamente por un cocinero. Removieron a la Directora y a la maestra del jardín

Lunes 24 de Noviembre de 2014

El municipio bonaerense de Morón clausuró hoy el colegio Juan Bautista Alberdi de la localidad de Castelar, donde se investigan abusos contra niños de 3 y 4 años cometidos en el jardín de infantes de la institución, mientras que la Justicia allanó el establecimiento y la casa del cocinero, acusado de haber cometido esos ilícitos.

 

Por el escándalo removieron de su cargo a la directora general de esa institución y separó a la maestra de la sala de tres años y al ayudante de cocina acusado de cometer abusos contra niños que concurrían al nivel inicial.

 

La escuela, a través de un comunicado, manifestó que asume"los errores de comunicación, particularmente con los padres afectados" y aseguró "estar dispuestos y abiertos a conversar" con ellos.

La institución detalló, además, que están "profundamente conmovidos por la situación ocurrida" y anunció que removió a Mónica Guarilla, como Directora General del Colegio "a instancias de errores procedimentales".

También resolvió separar del cargo "al ayudante de cocina acusado en el hecho referido y a la maestra de sala de 3 años bilingüe".

En este aspecto destacó que dispuso que Diana Capomagi, Presidenta del Directorio, asuma la Dirección General del Colegio "quien junto al cuerpo directivo se encuentra revisando los procedimientos y protocolos de funcionamiento del colegio, desde todas las dimensiones necesarias, normalizando aquellos desvíos que pudieran detectarse".

Indicó también que "se le ha brindado a la justicia toda la información solicitada y la disposición total para la investigación que se ha iniciado sobre el accionar del ayudante de cocina, denunciado por abusos".

Puntualizó que "aquellos padres cuyos hijos requirieran apoyo psicológico, se dispuso un equipo de profesionales con el que los padres pueden contactarse a la línea telefónica número 52958151 a partir de mañana a las 9, donde podrán solicitar atención y canalizar todas las dudas".

 

La clausura

La clausura del establecimiento fue implementada esta tarde por el intendente de ese partido, Lucas Ghi, tras una reunión mantenida con 150 padres, luego de la cual se dirigieron a la fiscalía de Morón para mantener una reunión con los funcionarios judiciales y conocer detalles de la causa.

Por su parte el fiscal Pablo Galarza, a cargo de la fiscalía tres, ordenó el allanamiento de la institución educativa, donde se secuestró documentación, mientras que también se allanó la casa del cocinero, acusado por los padres de haber sido el autor de los abusos.

 

Ghi dijo a Télam que "la clausura es por seguridad e higiene,  convoqué a los padres más allá de que el municipio no tiene competencia porque se trata de una establecimiento privado, pero son vecinos de Morón, por lo que me puse a su disposición".
 

"Tratamos de contener a los padres en esta difícil situación;  hasta ahora son cuatro las denuncias aunque en la reunión surgieron otros testimonios por lo que seguramente serán más los casos", detalló el jefe comunal.

Indicó además que le pidió a la fiscalía "la ampliación de las medidas y la celeridad en la actuación porque se trata de una situación altamente lesiva para la salud psíquica y física de los niños".

Ghi destacó que la clausura del colegio "fue por irregularidades que puede sancionar un municipio, pero le pedí a la provincia de Buenos Aires que intervenga y amplíe las medidas". 

Los padres se habían vuelto a concentrar esta mañana en la puerta del colegio para exigir una respuesta a las autoridades de la institución luego de haberse hecho públicas las denuncias que al menos cuatro nenes habrían sufrido abusos de parte del cocinero, de nombre Luis.    

Según relataron los padres, el cocinero aprovechaba la ausencia de la maestra para "bajarle la bombacha" a algunas nenas, a las que "manoseaba" y "besaba en la boca".

Catalina, madre de una alumna del jardín aseguró que “las autoridades del colegio no dan respuesta, no se hacen cargo de nada”, y denunció que “aún no han separado al cocinero de su cargo”.

“Queremos que esto se sepa, que toda la comunidad educativa sepa lo que esta pasando en el colegio”, señaló la mujer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario