Caso Alberto Nisman
Viernes 18 de Enero de 2019

Caso Nisman: En qué punto está la investigación judicial a cuatro años de la muerte del fiscal

Las hipótesis, las pericias, las medidas en curso y la duda que persiste. Inauguraron un monumento a la memoria del fiscal en Israel.

Hoy se cumplen cuatro años de la muerte del fiscal Alberto Nisman y, aunque para la justicia se trató de un homicidio cometido el 18 de enero de 2015 en el baño de su departamento en Le Parc, aún no han logrado determinar quién o quiénes lo mataron.


El técnico informático Diego Lagomarsino está procesado como partícipe necesario del homicidio. Para el juez federal Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano, que dirige la investigación, Lagomarsino es quien facilitó el arma homicida. También están procesados cuatro custodios de Nisman por encubrimiento.


Embed


Cuál es la hipótesis

En junio de 2018 la Cámara Federal avaló la investigación de Ercolini y Taiano y determinó que a Nisman lo mataron por denunciar a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner por encubrir a los iraníes acusados del atentado a la AMIA a cambio de restablecer relaciones comerciales con Irán. Los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia pidieron, además, que el juez y el fiscal de primera instancia analicen la hipótesis de la madre de Nisman, Sara Garfunkel, de que se habría tratado de un complot organizado por la ex presidenta.


Pericias

Un informe de Gendarmería reveló que hubo cuatro mensajes de Lagomarsino con Nisman el 17 de enero de 2015 a la mañana. Según las pericias, Lagomarsino le envió dos mensajes de Whatsapp a las 11 am aproximadamente y Nisman los respondió. Esto sucedió, para la justicia, previo al presunto llamado de Nisman pidiéndole un arma. En la fiscalía creen que fue Lagomarsino quien inició la conversación las horas previas a la muerte. El contenido de esos mensajes no se conoce porque fueron borrados la mañana posterior.


Fuentes judiciales señalaron a A24.com que Lagomarsino en su declaración fue preciso con las llamadas que recibió pero que, en cambio, no mencionó los mensajes de las 11 am del 17 de enero de 2015.


El otro mensaje de Whatsapp que llamó la atención de los investigadores en este último tiempo fue el del representante de modelos Leandro Santos enviado también el 17.01 a las 21.20 hs. De acuerdo con los peritos, Nisman le respondió y luego el teléfono se apagó, dos minutos minutos después, y recién fue encendido el día siguiente (el 18/01) a las 7.40 am. Ahora la justicia investiga si hubo otra persona que encendió el celular de Nisman esa mañana y quién fue.


Cuáles son las medidas en curso

El fiscal Taiano y su equipo se enfocan, por estos días, en el cruce de llamados entre agentes de inteligencia. Esta es una de las medidas centrales, consideran los investigadores, para acercarse a la verdad. Sin embargo, el resultado de ello está demorado y su contenido se encuentra bajo secreto.


Asimismo analizan los mails de Nisman que fueron aportados por Estados Unidos y los registros de las llamadas de Cristina Kirchner y de sus colaboradores en la Casa Rosada.


Por otro lado, hay peritajes en curso sobre las computadoras de Lagomarsino, las computadoras de la Casa Rosada por el incendio del 17 de enero de 2015 a las 16.30 en el que se borraron los registros de ingreso y egreso y las cámaras de seguridad de Le Parc.


El personal de inteligencia de Prefectura que estuvo en Le Parc durante las horas previas y posteriores a la muerte de Nisman también es objeto de investigación.


La duda que persiste

A cuatro años de la muerte del fiscal Nisman la causa pasó de manos, cambió de hipótesis, se realizaron nuevas y diversas pericias, se analizaron pruebas de todo tipo, desfilaron testigos, el expediente acumuló papeles, nombres, medidas, pericias...Pasaron cosas.


Sin embargo, no logran explicar qué pasó con Nisman. Así la legitimidad de la palabra judicial cruje tanto que persiste la duda de si lo mataron o se mató.



Fuente: Catalina de Elía/A24

Comentarios