Secciones
Pais

Brutal ataque contra campesinos en Santiago del Estero dejó un herido

A la víctima, además de la agresión, le quemaron el rancho, mataron a sus perros y desaparecieron unas 200 cabezas de ganado de su propiedad

Sábado 13 de Octubre de 2018

Un hombre se encuentra internado en terapia intensiva en Santiago del Estero tras haber sufrido quemaduras e impactos de bala de goma durante un violento desalojo. El hecho ocurrió en el paraje de Sucho Sampa, en el Departamento Pellegrini, a 260 kilómetros de la capital provincial; y está enmarcado en la acción de terratenientes contra pequeños campesinos.
El desalojo sucedió el viernes, cuando un grupo de más de 10 policías llegó con un oficial de Justicia a desalojar a Héctor Reyes Corvalán, poseedor de un lote, por orden de la jueza María Cecilia Paskevicius, magistrada que ya había dictado medidas similares contra los campesinos en la provincia. En el desalojo se registraron destrozos y se incendió el rancho de Corvalán. El campesino fue baleado y sufrió quemaduras. Además, mataron a sus perros y desaparecieron unas 200 cabezas de ganado.
El conflicto se remonta a agosto de 2012, cuando el empresario cordobés Néstor Quesada pretendió tomar posesión de unas 270 hectáreas. En el lugar habitan familias que resisten los intentos de desalojo e integran la Mesa Parroquial de Tierra Nueva Esperanza, formada por curas de la Opción por los Pobres. Durante los últimos años hubo amenazas con armas de fuego, incendios y matanzas de animales.
El Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase) manifestó que "la violencia estructural que concentra casi el 75% de tierras cultivables en solo el 15% de empresarios del agronegocio, sigue poniendo en riesgo la permanencia y la vida de los sistemas campesinos e indígenas". A su vez, responsabilizaron por intento de homicidio contra Reyes Corvalán al empresario Quesada (presente en el operativo), a los policías que participaron del desalojo y al oficial de Justicia Luis Scillia, para quienes pidieron su detención.

En alerta
"La situación sigue en estado de alerta y peligrosidad ya que el empresario junto a su banda armada sigue permaneciendo en el campo" del hombre atacado, señalaron desde el Mocase. "Denunciamos los modos de actuación de las fuerzas públicas siempre resguardando a los empresarios y vulnerando la vida de las personas", agregaron en un comunicado.
El Grupo de Curas en la Opción por los Pobres repudió el ataque sufrido por un campesino santiagueño, a quien le destruyeron el rancho y está internado en terapia intensiva con quemaduras e impactos de bala de goma. El hecho se dio durante un desalojo en beneficio del empresario Néstor Quesada en el paraje Suncho Pampa, a unos 260 kilómetros de la capital provincial.
Los curas enmarcaron el ataque contra Héctor Reyes Corvalán dentro de "una larga historia de hechos similares y en políticas provinciales y nacionales de larga data, que pretenden favorecer a los agronegocios en desmedro de la subsistencia e, incluso, la misma existencia de los pequeños productores agropecuarios". Además, pidieron la detención de Quesada, presente en el operativo de desalojo, así como de los policías y el funcionario judicial interviniente. Así mismo solicitan la destitución de la jueza María Cecilia Paskevicius, que dio la orden.
En el comunicado consignan: "En el día de ayer, 12 de octubre, personal policial y de la Justicia santiagueña y el empresario cordobés Néstor Quesada se presentaron en el paraje Suncho Pampa, en el Dpto. Pellegrini de la provincia de Santiago del Estero, con una orden de desalojo emitida por la jueza Dra. María Cecilia Paskevicius del Juzgado Civil de Tercera Nominación, conocida por sus reiterados fallos en contra de los campesinos santiagueños. En este acto debían ser desalojados el poseedor del terreno, Héctor Reyes Corvalán, integrante de la Mesa Parroquial de Tierra de Nueva Esperanza, y su familia".
En otro tramo del texto también especifican: "El desalojo se sucedió con inusitada violencia. El personal policial disparó balas de goma, mató a los perros de la familia, hizo desaparecer 200 cabezas de ganado, amenazó de muerte a Héctor Reyes e incendió su casa, dejándolo con graves heridas y quemaduras. Todo para beneficiar al señor Néstor Quesada, quien desde 2012 pretende apropiarse de esas tierras, y quien, personalmente y por medio de personeros suyos, habría amenazado reiteradamente a los poseedores de la tierra".
Para dejar en claro la posición del grupo de sacerdotes que no cuenta con el apoyo regular del clero en la Argentina, por sus posiciones de resistencia al avasallamiento de los derechos de los pobres, sentenciaron: "Repudiamos estos hechos gravísimos, enmarcados en una larga historia de hechos similares y en políticas provinciales y nacionales de larga data, que pretenden favorecer a los agronegocios en desmedro de la subsistencia e, incluso, la misma existencia de los pequeños productores agropecuarios. Exigimos la inmediata detención del personal policial y judicial interviniente y del sr. Quesada, y la destitución de la jueza Paskevicius. Oramos por el pronto y total restablecimiento de la salud de Héctor Reyes Corvalán".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario