Abuso sexual
Jueves 19 de Abril de 2018

Absolvieron a un acusado de abuso porque la víctima "es obesa"

El hecho ocurrió en 2016. El tribunal que atendió el caso validó el argumento de la Defensa, y descreyó del testimonio de la víctima a pesar de las pruebas.

En un escandaloso fallo judicial, un hombre fue absuelto de los cargos por abuso sexual con acceso carnal por los que lo había denunciado su ex pareja en Chubut, luego de que su defensora oficial dijera que "estamos analizando un ataque contra una mujer obesa".

El dictamen fue hecho por las juezas Patricia Reyes, Marcela Pérez y Patricia Asaro, de Puerto Madryn, quienes validaron ese argumento dado por la abogada de la defensa.

María Angélica Leyba, la defensora oficial del acusado, puso en duda las declaraciones de la víctima señalando su contextura física, y adelantó que "no es a los fines hacer una acción discriminatoria ni es mi ánimo ofender la intimidad de la señora. Tenemos que trabajar sobre hechos reales y no con sentimentalismos. Lo que voy a decir la señora fiscal lo puede acreditar".

El hecho tuvo lugar en el 2016, mientras la víctima estaba en su domicilio. Hasta allí llegó su ex pareja, con quien tienen un hijo en común, y tras una discusión la obligó a mantener relaciones sexuales en una habitación.

Si bien el protocolo que se aplica en este tipo de casos dio positivo y la Fiscalía dio por comprobado el hecho, ese material no fue suficiente para las magistradas. La defensa afirmó en todo momento que la relación había sido consentida, por lo que no había delito.

"Dice que el señor le sacó la calza y yo me pregunto si a una persona obesa puede un hombre que pesa 75 kilos forzarla a sacarle una calza. La calza es una prenda de vestir que no es de fácil acceso para colocarla o sacarla. No hace falta que le explique al Tribunal lo molesto o dificultoso que resulta sacarse una calza. Para la fiscal, el señor le arrancó la calza. ¿Dónde está la calza? Si fue forzada a sacársela esa calza debería estar rota, no solo por la fuerza de la víctima sino la fuerza de la prenda de vestir", argumentó Leyba, para desestimar los cargos contra su defendido.

Esta última intervención de la abogada fue validada por el tribunal en su sentencia. Además, dijeron que no hubo pruebas suficientes, a pesar de que la ropa interior de la víctima tenía manchas hemáticas, y desacreditaron así el testimonio de la mujer denunciante.

Ante este contexto, la Fiscalía adelantó que apelará la sentencia para que la revise el Superior Tribunal de Justicia.


Comentarios