Secciones
Ovacion

Wimbledon va tomando color olímpico

Tras Wimbledon, los encargados de la cancha luchan contrarreloj por recuperarla. En sólo 20 días deberán hacer lo que usualmente hacen en 11 meses.  

Viernes 13 de Julio de 2012

Apenas guardó sus raquetas Federer el pasado domingo, tras su victoria sobre Andy Murray, cuando el personal de Wimbledon comenzó a trabajar para transformar el All England Club en un colorido escenario para la competición olímpica.

Los Juegos regresarán a Wimbledon por primera vez desde 1908 y la experiencia supondrá un choque cultural para los habituales del club, situado en el suroeste de la capital británica.

Además de la alta calidad del tenis que se puede ver, una buena parte del carisma de Wimbledon reside en su ambiente tranquilo y tradicional: desde las enredaderas y flores que cubren la parte exterior de la cancha central, hasta la insistencia de sus responsables en que todos los jugadores vistan de blanco. Es la magia que hace de Wimbledon un torneo único.

Pero entre el 28 de julio y el 5 de agosto, todo cambiará. El verde oscuro que domina la quincena de Wimbledon se cambiará por el púrpura que invadirá todos los espacios olímpicos y el logo de los cinco aros olímpicos presidirán las pistas de tenis.

Y quizás lo más novedoso: no existirá la obligatoriedad de que los tenistas vistan de blanco. Al contrario, los espectadores pueden presenciar un auténtico arco iris, cuando los deportistas vistan los colores de sus respectivos países, lo que dará un nuevo ambiente a las gradas de las canchas tenísticas más famosas del planeta.

A pesar de esas diferencias, una cosa no cambiará: la hierba. Eso supondrá un trabajo extra para el cuidador de las canchas, Eddie Seaward, y su equipo de 28 personas. Seaward prevé jubilarse este verano, tras más de 20 años cuidando de las canchas de Wimbledon, pero antes de retirarse, debe devolver a la hierba a su mejor condición en un tiempo récord.

Por Steve Griffiths (AFP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario