Secciones
Luz, Cámara y a Jugar

Virtual Groove, un interesante polideportivo

Virtual Groove estuvo con Luz, Cámara y a Jugar y plasmó su intenso pasado deportivo donde hubo rugby, básquet, fútbol y tenis. También hay juegos virtuales.

Sábado 12 de Junio de 2021

El 27 de diciembre de 2017 nace en Paraná la banda Virtual Groove, una formación con un sonido que es una combinación entre música de raíz afro-americana (R&B) con música popular y electrónica. El repertorio de la banda esta compuesto por arreglos propios de canciones populares de diversos géneros y temas de autoría propia. Los jóvenes y talentosos músicos han pisado más de un escenario en la capital entrerriana como fuera de ella. Luz, Cámara y a Jugar estuvo con los Virtual Groove, una banda que tiene u pasando intenso deportivamente hablando. Prevalece el rugby, básquet y no falta el fútbol, entre otras disciplinas más.

“Tenemos joystick y esa es la conexión que los tres tenemos. Es una fusión que nos une. Y deportivamente somos variados ya que tenemos básquet por un lado con el tecladista, el rugby con el baterista que corría muy rápido me han dicho y por mi parte como verán futbolero y muy de River también”, contó Nahuel, la voz principal de la banda y continuó: “Soy la verdad muy de River y este último tiempo con Gallardo ha sido algo hermosos. Se sufrió, pero el último tiempo hermoso ser de este club”.

VIRTUAL GROOVE 1.jpg

De inmediato pintó la primer anécdota y en este caso llegó ligada al fútbol: “Jugamos fútbol en Santiago del Estero en el marco de unas fechas que teníamos y realmente yo me divertí mucho. Acá mi compañero se cansó mucho (risas)”, reflejó Nacho dándole pase a Ariel para que se defienda: “Cero experiencia con el fútbol y la verdad que casi me muero. Jugaba al básquet y también al tenis. Al fútbol lo hice de muy chiquito. Casi nos morimos ese día. Me acuerdo que yo no era el único, éramos varios que cuando terminamos quedamos tirados en el piso tomando agua. Jugamos ese día contra banda y se ve que ellos sí jugaban seguido. Ahí fue cuando nos fusilaron, pero le metimos partido y estuvo bueno. Se corrió mucho y estuvo bueno”, sostuvo el integrante de la banda añadiendo además: “También hacemos padel, pero nos falta nuestro compañero Santiago Lacombe para la secuencia. Podemos invitar al mánager Matías Pesoa para que se sume”.

VIRTUAL GROOVE 3.jpg

Una vez que pasó la anécdota, cada uno contó su vínculo con el deporte. El primero en arrancar fue el batero: “Arranco por el principio. Yo empecé jugando fútbol de chico en Coper a los 7 años. Y después fui cambiando de clubes todo por el sur de Paraná. Luego terminé jugando en la Filial de Unión de Santa Fe y por esas cosas de la vida que justo mi primo tenía que ir a rugby y yo justo estaba en su casa fuimos a Rowing. Me acerqué y el profe me dijo cuantos años tenés, le contesté y me ubicó en la cancha. Yo entré y comencé a jugar al rugby así. Fue re loco, arranque con 11 años y jugué un año entero ambos deportes hasta que dejé el fútbol porque el rugby me gustaba mucho más”, narró y agregó: “Estuve mucho tiempo hasta pasada la adolescencia y luego me lesioné la rodilla como cualquiera que juega a rugby, nadie le escapa a las lesiones. Después de ahí quise volver, pero cuando arranqué la facultad dije listo. Y ver rugby no veo porque no veo televisión. Lo que si ahora me re enganche con la Fórmula 1, me encanta y es más me compré el Fórmula 1 2020 para jugar con el joystick así que a pleno. Todo virtual por la época”.

Nacho es el futbolero de la banda. El contó sus inicios: “Siempre de chico jugué en Paracao y después anduve siempre por clubes de barrio y enfrente de casa había una canchita así que siempre que llovía íbamos a jugar para embarrarnos. Después todo se fue dilatando porque nunca me dediqué a los deportes. Fue muy loco todo porque la vorágine esa me gusta mucho. Me gusta realmente el fútbol, veo partidos, me gusta ir a la cancha y fui a ver a Patronato muchas veces. Patronato es un club que me encanta porque es de mi ciudad más allá que soy de River. Jugué a tenis también y eso fue copado porque pude participar de varios torneos y llegar a finales. Fue un paso interesante, pero siempre vuelvo a lo que me gusta que es el fútbol. Y con los chicos queda pendiente el partido de padel”.

Por su parte Ariel está estrechamente ligado al básquet además de otros deportes. “Nacho juega muy bien al tenis, doy fe de eso así que desafiamos al Rey de los 12 Monos, cuando quiera. Y yo también jugué al tenis en Estudiantes unos dos años y medio cuando era chico. También hice fútbol porque mi viejo era el DT de la escuela y el me quiso incentivar. De hecho fui a Al Toque a jugar, pero lo hice menos de un año. Pero lo que más hice y por eso vengo vestido así es básquet, esa es la pasión, aunque fuí medio traidor en esa época. Empecé con Estudiantes y así y todo con el bolso del CAE me fui a Rowing (risas). Había que tener huevos para eso y me la banqué. Es como que tomes Coca Cola en un vaso de Pepsi, una locura”.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario