Ovacion
Domingo 22 de Julio de 2018

Uruguayense en la altura

Luciano González fue presentado como flamante refuerzo del Real Potosí de Bolivia. "Estamos adaptados", indicó el defensor.

Aquí andamos, a 4060 de altura! En Potosi". Así abre la charla con Ovación Luciano González, el defensor surgido en Rivadavia de Concepción del Uruguay para pasar luego por Gimnasia en el Nacional B y en los viejos torneos Argentinos y en varios equipos del ascenso. Además, figura central en notables campañas de San Martín de Tucumán, donde logró varios ascensos a la B Nacional, cargando en su historial más de 380 partidos jugados.
Hoy, el zaguero uruguayense va por un nuevo desafío como lo es jugar en el fútbol de Bolivia y lo hará en la primera división, defendiendo la camiseta del Real Potosí que también cuenta con otro uruguayense, Ernesto Dunat, preparador físico.
—¿Cómo es este nuevo desafío en tu carrera?
—Muy contento. Firmamos contrato con el Real Potosí por un año. Ya estamos adaptados a la altura por suerte, tenemos un buen plantel, así que seguro vamos a estar en la pelea. Vine ahora para la segunda parte del año. El club cambió el presidente y el DT es argentino,Walter Botto y su profe es Ernesto Dunat.
—¿Qué podés contar del fútbol boliviano?
— Jorge Wilsterman fue el último campeón y entre los más fuertes están Oriente Petrolero, Bolívar y Bloomin. Hay bueno jugadores en Bolivia y ojalá puedan clasificar al próximo Mundial. Tendrían que aprovechar un poco más la altura y jugar en la Paz.
—Lógicamente, en la charla se cuela Gimnasia y Concepción...
—Lo sigo siempre a Gimnasia. Ojalá tenga un buen torneo, el Federal es muy difícil. A Acosta (Norberto DT del Lobo uruguayense) no lo conozco como persona pero ojalá le vaya muy bien, despierte a Gimnasia y le devuelva esa mística que ha perdido el Lobo. Esta vez dejaron una base que en otros años no lo hacían. Y ojalá los jugadores que lleguen se adapten rápido al club.
—¿Por qué creés que se ha perdido esa mística?
—En Concepción del Uruguay hay buenos jugadores y siempre lo voy a sostener. Todos los DT que han llevado llegan con su librito pero ninguno da en la tecla. Tendrían que probar con alguien de la casa como Hernán Orcellet o Juan Monge, grandes conocedores del club y de la categoría.
—Si bien aún te queda el desafío del fútbol boliviano, el retiro se podrá dar en el Lobo....
—Sí, me gustaría retirarme con mi camiseta el próximo año, si Dios quiere. Me quiero retirar en el Lobo, es mi sueño. Deseo de corazón que le vaya muy bien a la Comisión, desde el Presidente hasta el último empleado. Se sale solo con laburo, dedicación y tiempo. A la distancia, mandó saludos "a mis viejos, mi familia y amigo. Se extraña Concepción y ojalá en diciembre pueda ir.
REFERENTES. Lucho recuerda a mucha gente y jugadores que le permitió conocer y jugar en su rica trayectoria: "Juan Carlos Elías de Brown de Arrecifes, el Tata, Gerardo Martino, técnico que lo hizo debutar en primera. Darío Forestelo, Sebastián Pena, Juan Monge, Lalo Colombo, Ratón Ibáñez, Cristian Zarate, Luciano Leguizamón, el Tano Oyarbibe, Catriel y Hernán Orcellet, el Noni Alba, Rodrigo Berón, Pablo Cantero, Juan Monge.
Coterráneo. Ernesto Dunat es el otro uruguayense que integran el cuerpo técnico del Real Potosí, como preparador físico. Dunat fue un recordado número 5, aguerrido y rústico, de Parque Sur, el club del Puerto Viejo, su barrio. Dunat también trabajó mucho tiempo en varios clubes de Tucumán, donde formó una familia tras emigrar de Concepción del Uruguay. En el Puerto Viejo uruguayense lo reciben cada año en las vacaciones.
EL CLUB. El Real Potosí es uno de los clubes más jóvenes del fútbol boliviano. Fue fundado el 1 de abril de 1988. Juega en el Estadio Departamental, que fue recientemente ampliado para albergar a un total de 32 mil espectadores, a 3.900 metros sobre el nivel del mar. Lleva el nombre en homenaje a uno de los mejores futbolistas bolivianos, Víctor Agustín Ugarte. Su único título de campeón boliviano fue en el 2007. Cuenta con varias participaciones internacionales en la Copa Libertadores y en la Sudamericana.

Comentarios