Secciones
Ovacion

Un Fuentes auténtico que no se calló nada

El entrenador estuvo en los estudios de Radio La Red. Habló de Patronato y de su momento en su carrera profesional. "El teléfono deja de sonar en comparación cuando uno está trabajando", dijo.

Lunes 20 de Mayo de 2019

Marcelo Fuentes es un técnico que no se calla nada a la hora de hablar con los medios de comunicación. De vacaciones forzadas en su ciudad de adopción como es Paraná habló con el programa Nuestro Buen Momento que se emite por la 97.1 La Red Paraná y no se privó de nada. El entrenador se refirió a Patronato, su actual carrera y su gran amigo, Gustavo Alfaro.
Sobre el Rojinegro comentó: "Yo no volví a ir a la cancha desde que fui entrenador, pero lo seguí mucho por tele y radio. Tenía ganas de volver a ir con este proceso de Mario (Sciacqua) y venía bien y vi que si iba a la cancha podía cortarle la racha. Preferí no ir".
"Me puso muy contento lo de la gente. Volví a ver la cancha llena como en los grandes logros del ascenso y eso es muy lindo. Lograr la permanencia fue sufrido, bien a lo Patronato, pero con un mérito muy grande del cuerpo técnico y de los jugadores. Me pone muy feliz todo y lo sigo mucho", aseveró sobre el equipo de la capital entrerriana.
"Yo lo heredé a Mario en Quilmes y sé cómo había trabajado. Ajustó mucho al plantel en la pretemporada y ves a jugadores rendir de muy buena manera y que aprovecharon el proceso de Patronato. Un ejemplo claro fue la explosión de Berterame en la delantera. Me sorprendió; lo seguía, sé que es de Villa María y estuvo en Selección Juvenil. Lo que hizo acá lo jerarquizó y si le toca volver a San Lorenzo es un chico que está en crecimiento".
Fuentes no está dirigiendo en la actualidad, y sobre ese tema su visión fue muy clara. "Cuando estaba terminando el Nacional B tuve la posibilidad de dirigir un equipo que peleaba el descenso, pero salió de esa situación y no volvimos a hablar. Y ahora estoy en una espera un poco larga porque estuve seis y siete meses sin trabajo luego de dirigir Quilmes. Ahora comienzan a armar los equipos que le faltan los cuerpos técnicos para arrancar la pretemporada en junio y esperemos estar dentro del trabajo", manifestó.
"La ansiedad de estar activo se sigue teniendo y en la medida en que hay fútbol uno analiza jugadores que no conoce y equipos. Y ahora que se paró el fútbol es más complicado, pero bueno, el que no se mete ahora tiene que esperar dos meses de competencia cuando a algún colega le va mal", completó.
"El teléfono deja de sonar en comparación cuando uno está trabajando. Lo que ha cambiado es la capacidad de análisis; cuando arranqué a dirigir la tenían mucho los dirigentes. Voy a contar algo, el que me conoce sabe y me cree. Cuando tuvimos una campaña de 56 puntos con Patronato ganando a River me convocó Nicolás Russo (presidente). En ese momento Lanús tenía un técnico de formación porque siempre tenían el apoyo de Ramón Cabrero. Russo me dice que si no son los mellizos (por los Barros Schelotto ) era yo, pero finalmente arreglaron los mellizos y el presidente me dijo 'te aconsejo que tengas un representante de los grandes del fútbol'; y esa es la realidad de los diagnósticos sobre la calidad de los técnicos. Hoy entran y salen los que están en el núcleo de los representantes. Antes nos diagnosticaban los dirigentes y eso es lo que ha cambiado".
Sobre el siempre competitivo ascenso, Marcelo Fuentes, dijo: "A la B Nacional la veo muy competitiva. Y el equipo que no esté atento va ir directo al Federal A porque los que bajen de Primera tienen presupuesto de Superliga seis meses todavía y pueden mantener. Belgrano, San Martín de San Juan, San Martín de Tucumán y Tigre son clubes fuertes y se van a ver potenciados desde lo económico" .




Alfaro, un amigo del fútbol

Marcelo Fuentes es muy amigo de Gustavo Alfaro. Más de 30 años de amistad. Sobre el actual entrenador de Boca dijo: "Con Gustavo (por Alfaro) nos mensajeamos. Tiene una posibilidad que todos soñamos y le llega en una edad buena por toda la madurez y experiencia que tiene. Tiene un plantel golpeado por haber perdido con River la final. Sufrió muchas críticas por su salida de Huracán, pero Boca es muy grande y Gustavo sabía que era el momento".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario