Ovacion
Jueves 24 de Enero de 2019

Un equipo de chicos de Paraná que mantiene un predio y pide ayuda

Los Goblins comenzaron su segundo año. Entrenan en el Poli del barrio Paraná V, cortan el césped, pero el abandono del espacio público los perjudica y se tienen que mudar al Berduc.

Los Goblins cumplieron un año y van por más a pesar de los contratiempos. El equipo de Paraná practica Flag, un deporte que tiene las mismas reglas que el fútbol americano, pero para detener a un jugador (down) el equipo que defiende debe retirar uno de los dos pañuelos o banderines que van colocados de la cintura.
Se conocieron por el rugby, la facultad, la calle y pegaron "onda". Terminaron el año con 25 jugadores y una rotación que va variando de acuerdo a los tiempos de cada uno. Jugaron partidos con Santa Fe y Concepción del Uruguay en 2018 y llegaron a perder por un punto con equipos que llevan años de entrenamiento. Conviven jugadores de 13 años a 30 y el desafío para este año es armar un torneo interno.

En ese proceso de crecimiento encontraron su "lugar en el mundo" en el Polideportivo del barrio Paraná V y se mudaron del Parque Berduc, donde muchas veces no encontraban un "hueco" por la cantidad de actividades que se desarrollan a diario en el predio del centro de la ciudad.
Con iniciativa, voluntad y ganas de salir a correr al aire libre se encargaron de mantener el predio y lograron el consentimiento de la gente de la zona que los alentó a que sigan por la "vida" y el cuidado que le daban al lugar. Sin embargo las lluvias, el estado de abandono y la falta de iluminación se transforma en un dilema que los obliga a volver al Parque. Fue allí que arrancaron su segunda temporada en los primeros días de enero.
"Empezamos muy bien este año con una buena convocatoria para lo que es el verano, porque muchos están de vacaciones. Tenemos chicos nuevos, tanto menores como mayores. Hicimos pedido de camisetas para que todos tengan y estamos renovando todo lo que es instrumento", comentó Valentín Cano, a minutos de empezar, el martes, el primer entrenamiento semanal.

Embed

Pero ese no es su lugar, o al menos el que pretenden para seguir desarrollando el deporte. "El predio de Paraná V lo usamos bastante seguido. El año pasado vino gente de Santa Fe fin de semana por medio, hicimos prácticas y partidos. Lo tratamos de mantener siempre, pero con el tema de la lluvia ha crecido mucho y ahora está muy alto y se nos dificulta el entrenamiento allá. Por eso nos trasladamos al Parque Berduc, pero nuestra idea es entrenar allá en barrio Paraná V porque es nuestro lugar y nos sentimos más cómodos ahí. No molestamos a nadie", aclaró el jugador.
Valentín contó que allí durante 2018 realizaron dos prácticas por semana y encuentros casi todos los sábado, pero mantener el césped se les complica por los "gastos". "Si no entrenábamos nosotros, iba gente del barrio a pasear. La mayoría de las veces cortábamos el pasto nosotros, pero se nos complica con los gastos. Queremos mantenerlo bien para nosotros y los vecinos. Porque nos tratan de diez".
Además contó que el equipo de La Salle de futsal también colabora con el mantenimiento. "Ellos han pintado las paredes, no tenemos mucha comunicación porque ellos van en otro horario, pero laburamos en conjunto por el Poli", comentó.
Lejos de ponerse en una postura exigente ante las autoridades municipales que deberían cumplir con el mantenimiento del espacio público, se limitaron a pedir una "mano" cada tanto cuando la situación los supera. "Cualquier ayuda viene bien porque somos un grupo de chicos que se mantiene solo. Y siempre intentamos tener cosas nuevas para atraer más gente. A veces necesitamos una mano extra que siempre sirve. Como la iluminación en el predio porque a veces queremos entrenar de noche y no está nada iluminado y es fundamental", opinaron.
Al mismo tiempo consideraron que tener un lugar "fijo" implica otro incentivo para los chicos que se suman. "Te motiva tener un lugar y cuando tenés uno podés invitar gente. En el Parque Berduc a veces tenemos espacio para entrenar y a veces, no. Se nos complica bastante. Allá tenemos el campo libre y no molestamos a nadie. Tener un lugar fijo e invitar a Santa Fe y Concepción del Uruguay haría que el deporte se haga más conocido y que se sumen chicos", reflexionaron.

Embed

"Con una o dos luces cambiaría mucho para nosotros y para la gente del barrio para que esté un poco más segura", agregaron los Goblins.
EL DESAFÍO. "Nos propusimos para este año realizar un torneo interno con tres equipos a partir de marzo y a mitad de año tenemos previsto empezar a jugar contra Santa Fe. La idea es, como hay gente nueva, aplicar los conocimientos básicos y no mandarlos a un partido con gente experimentada que viene jugando hace muchos años. Vamos a formar tres equipos que estén equilibrados", comentó Valentín Cano, quien además adelantó que uno de los equipos se llamará Goblins, el otro Gárgolas y el tercero se va a definir en los próximos días.

GOBLINS EQUIPO.jpg

El predio que tanto cuidan

Los chicos se encargan de cortar el pasto, pero las persistentes lluvias hacen que crezca muy rápido y se les complica mantenerlo. Al mismo tiempo necesitan "al menos dos luces" para poder entrenar de noche.

GOBLINS PREDIO.JPG

Comentarios