Ovacion
Jueves 28 de Junio de 2018

Un DT de fútbol femenino fue denunciado por acoso sexual a una jugadora de 13 años

La nena, del equipo de San Lorenzo de Cipolletti, le mostró los mensajes que recibía por WhatsApp a sus padres porque se sentía incómoda. El hombre le hablaba de "masajes y ventosas", y le pedía fotos.

Un entrenador de fútbol femenino de alrededor de 50 años acosó sexualmente en la ciudad de Cipolletti, Río Negro a una jugadora a través de mensajes de WhatsApp. La chica se lo contó a su madre porque "se sintió incómoda" y no sabía cómo manejar la situación. La víctima tiene 13 años.


Se trata de Juan Vázquez, conocido en el ambiente deportivo como "Juancito", que trabaja en el club San Lorenzo. Los intercambios ocurrieron cuando la chica hacía reposo en su casa por una lesión. El hombre usó como excusa para la charla consideraciones sobre rendimiento deportivo y festejos por victorias sobre clubes rivales. En ese contexto, le habla insistentemente de su necesidad de tener contacto físico con ella ("Ni siquiera te puedo hacer las ventosas", le escribe). Le sugiere que la extraña y la halaga diciéndole que es linda: "Confiá en mi, ojo de hombre".


El hombre mencionó que se había alterado al masajearle una pierna, le dijo que había tenido ganas de abrazarla y le propuso fotografiarse en bikini. Los textos fueron enviados durante el último mes.



"Me ponías nervioso cuando te hacía masajes en tu pierna. ¿A vos no te agarraban nervios? Qué tal, pero qué foto clavamos, eh. Estamos copados, en Mardel vas a hacer con una microbikini. Me quedé con ganas de abrazarteayer. Te estaba mirando en esa foto (de perfil) así te recuerdo porque ya me estoy olvidando de vos. Al menos veo esa foto porque no tengo otra. Si no me vas a tener que mandar una", fueron algunos de los desagradables mensajes que recibió la nena.


La chica tenía miedo y vergüenza y decidió no ir más a las prácticas. Según relata la mamá en una entrevista telefónica con el medio local Somos el Valle, el hombre le preguntaba si soñaba con él y le mandaba fotos suyas en la cama.


"Yo le pedí el celular a mi hija. Siempre le controlo el teléfono, pero hacía un tiempo que no lo hacía. Y ahí leí todo lo que le mandaba este hombre, permanentemente", especificó la mujer.


Sostiene que no cree que sea la única jugadora menor de edad con la que mantiene este tipo de relación inadecuada. "Es muy confianzudo, seguramente tiene el número de teléfono de todas", asegura. Decidió hacer público el tema para que las demás mamás y papás "estén atentos", explica.


La chica estaba lesionada y era acosada con los textos por su entrenador.

Cuando lo confrontó desde el celular de su hija, el director técnico respondió que se había tratado de "un chiste" y que reconocía "haberse desubicado". "Disculpe por favor lo que pasó, y reconozco que me desubiqué pensando que era una broma", argumentó.


Cuando fue confrontado por los padres de la víctima el hombre dijo que era una broma.

La respuesta de la mamá fue contundente: " No sé cuál es el chiste de hablarle así a una nena de 13 años. Sos un tipo grande y es un asco que le hables así".

Comentarios