Patronato
Jueves 28 de Junio de 2018

Un amor que iba más allá de la cordillera

"Miraba los partidos de Patronato cuando estaba en Deportes Iquique", comentó Nicolás Royón. El delantero será una de las cartas de ataque del nuevo Patronato.

En mercados anteriores Patronato anduvo tras sus pasos pero no pudo ser.Esta vez hubo acuerdo de partes y es una de las caras nuevas del equipo entrerriano que intensifica su preparación de cara a una nueva participación en la Superliga y en Copa Argentina. Viene desde la República Oriental del Uruguay con el firme propósito de remarcar la huella que sus coterráneos –Sebastián Ribas y Adrián Balboa– dejaron el certamen anterior. El domingo arribó a la capital entrerriana y desde el lunes trabaja bajo las órdenes de Juan Pablo Pumpido y es cara nueva en el Patrón. Nicolás Royón habló con Ovación y se refirió a sus expectativas en el nuevo desafío futbolístico.

La intención del club y el jugador por compartir un mismo proceso deportivo no es de ahora: "La verdad que hace tiempo que tengo ganas de jugar en Patronato y Patronato me busca. En el mercado de pases anterior lamentablemente no se pudo; por suerte ahora se dio", confió el oriental a UNO. "Estaba en Deportes Iquique de Chile –tres goles en el último certamen– y jugaba en una posición que no era la mía –volante por derecha–. Me llamó Juan y no dudé un momento en venirme a Patronato. Tenía muchas ganas de volver al fútbol de Argentina", prosiguió.

La de Patringa no era la única oferta que tenía para su retorno al país: "Me llamaron de Gimnasia y Esgrima de La Plata, cuando ya estaba en camino para Paraná. Pero hace un año que vengo hablando con Pumpido para venir a Patronato. Le había dado la palabra; ya tenía decidido venir a Patronato".

El marcado interés del DT por sumarlo tuvo incidencia para su arribo: "Fue muy importante. El año pasado me llamó y justo había acordado en otro lado y no pude venir. A fin de año tenía ganas de pegar la vuelta pero estaban los delanteros del plantel. Por eso cuando me llamó ahora lo primero que hice fue tratar de desvincularme de Iquique con el que tenía contrato hasta diciembre, cuando me dieron el sí, no desaproveché la oportunidad de sumarme a Patronato", afirmó.

Royón no desconoce las exigencias en la elite del balompié nacional: "El fútbol argentino me gusta mucho porque ya lo jugué y es muy lindo. Estuve en Atlético Rafaela en 2014 y Olimpo de Bahía Blanca. Estando en Iqueque miraba los partidos de Patronato y sentía como una espina por no poder venir. Ahora que se me dio la oportunidad no quiero desaprovecharla".

De su pasado reciente en Chile, comentó: "Me trataron muy bien siempre, se los dije antes de venir. Me dejaron las puertas abiertas. Quedó una muy buena relación con compañeros, cuerpo técnico y dirigentes. El problema tal vez fue que jugaba en una posición en a que no me sentía cómodo, estaba como volante por afuera. Quería ugar en mi puesto", sostuvo.

Los dichos del atacante dejaron espacio para que explicara en que puesto se siente más cómodo:
"En todos los lugares que jugué fui nueve; puedo jugar como delantero por afuera pero prefiero dentro del área. En Iquique me hacían jugar de volante y con marca; no me sentía cómodo. Me siente bien dentro del área, con uno o dos enganches. El puesto que me siente más cómodo es el de nueve", aseguró el jugador de

Comentarios