Ovacion
Viernes 29 de Marzo de 2019

Tres entrerrianos al mundial de Kabaddi en Malasia

Claudio Albornoz, Agustina Schneider y Florencia Arbelo representarán a la selección nacional en la cita mundialista. Los tres forman parte del equipo Carpinchos, de Gualeguaychú.

Se viene el mundial de Kabaddi en Malasia, del 7 al 14 de abril, y tres entrerrianos viajarán para representar a la selección nacional.

Claudio Albornoz, Agustina Schneider y Florencia Arbelo del plantel de Carpinchos, de Gualeguaychú, viajarán y tendrán su primera experiencia a nivel mundial, en un deporte relativamente nuevo en el país.

El elenco entrerriano tiene dos años de vida y participa de la Liga Nacional. Los jugadores quedaron preseleccionados tras su gran rendimiento y luego de entrenar en el microestadio de Pilar, en varias oportunidades fueron finalmente convocados.

Embed


En diálogo con eldíaonline, los tres jugadores de Carpinchos se mostraron entusiasmados por la oportunidad que tienen por delante. "Es una experiencia nueva, muy importante porque no siempre se puede representar al país. El kabaddi es un deporte nuevo en Argentina, nosotros nos sumamos con Carpinchos a la Liga Nacional, competimos una vez al mes y hemos tenido la chance de realizar entrenamientos con la Selección en distintas oportunidades", sostuvo Arbelo.


Caio Albornoz, que es entrenador de los planteles de Carpinchos y también juega en el equipo masculino, tendrá su segunda participación a nivel nacional, esta vez en la especialidad indoor, que será la que se disputará en Malasia, donde los planteles argentinos fueron invitados para participar de la competencia. "De a poco el deporte ha ido creciendo, mucha gente se ha mostrado interesada y algunos ya lo adoptaron como su deporte principal. Es un deporte diferente, muy dinámico, que requiere de una gran preparación física y también cuenta con muchos aspectos tácticos en cada partido. No tiene similitud con otros deportes, más bien tiene parecidos con juegos infantiles, como el quemado o la mancha, pero relacionados con su técnica y táctica específica, como es poder atacar y restarle jugadores al equipo rival", sostuvo.

Embed




Por su parte, Agustina Schneider fue la última en sumarse a la Selección. "Fue toda una sorpresa para mí, no la esperaba, pero me pude adaptar y estoy muy entusiasmada con la posibilidad de representar al país en un Mundial".


La semana próxima, los deportistas de Gualeguaychú estarán viajando a Malasia para comenzar su participación en el torneo el primer fin de semana de abril. "Son tres partidos por fase de grupos y luego se realizarán los cruces eliminatorios. Nuestro objetivo es seguir sumando experiencia, vamos a enfrentarnos con países en los que el kabaddi es un deporte muy popular y que tienen mayor experiencia en relación a Argentina. A nivel continental estamos bien posicionados, pero todavía nos falta seguir trabajando y creciendo para poder competir de igual a igual contra las principales potencias, que son India, Malasia e Indonesia", indicó Arbelo.


¿Qué es el kabaddi?
El kabaddi es uno de los deportes más antiguos conocidos. La tradición sitúa sus orígenes hace 4.000 años en la India, y allí se sigue practicando, además de en Bangladés, Pakistán y otros lugares de Asia. Los emigrantes de esos países lo han exportado a todo el mundo, incluida España, y su federación internacional reúne a 31 países. El kabaddi enfrenta a dos equipos de siete jugadores en una cancha de 13 x 10 metros.

Cada conjunto ocupa una mitad del campo. El juego comienza cuando uno de ellos envía a uno de sus miembros, el raider, al terreno contrario. Este debe tocar a un rival, que es eliminado; y volver a su campo sin ser capturado, lo que suma un punto. Si es atrapado, es para los contrarios.


Por su parte, los defensores forman cadenas cogiéndose de las manos e intentan cercar al raider, que ha de entrar en el terreno enemigo cantando "kabaddi, kabaddi, kabaddi" sin cesar y, por tanto, sin respirar. Si inspira o se equivoca, queda eliminado. Gana quien suma más puntos o caza a todos los adversarios.

Comentarios