Superliga
Domingo 17 de Febrero de 2019

Tigre fue pragmático y ganó en Rosario

El Matador, que pelea junto a Patronato, por no perder la categoría venció a Central y respira.

Rosario Central perdió 2 a 0 con Tigre en el Gigante de Arroyito, en partido por la 19ª fecha de la Superliga de fútbol. El canalla se dejó llevar opr delante en el primer tiempo, donde la visita hizo diferencias con un inspirado Walter Montillo, y cuando el equipo del Patón Bauza tuvo la pelota en el complemento no supo cómo llegar al gol y chocó una y otra vez con la defensa rival.


En el arranque se mostró más incisivo Central, haciendo trabajar a la defensa aunque sin llevar peligro al arco de Marinelli. Pero a los 5' Zampedri avisó desde lejos, con un remate que se fue muy cerca.

De nada sirvió el inicio a toda máquina. Primero avisó Montillo con un arresto individual que hizo trabajar a Ledesema. Y, a los 10', Montillo asistió a Federico González que, de primera, sacó un gran remate al segundo palo que el arquero de Central no pudo salvar. Uno a cero para el visitante.


Embed


A partir de allí, se le cerraron los caminos a Central. Y no solamente el equipo del Patón chocó una y otra vez con la última línea de Tigre, sino que le regaló el contragolpe y el visitante tuvo al menos dos chances claras de gol.

A los 39', otra vez la defensa de Central hizo agua y la pelota le llegó abierta para Montillo. El delantero la hizo muy bien, sacó "a pasear" a Ledesma, lo dejó en el camino y asistió a Menossi que le dio sin precisión ni convicción, pero estaba Janson para terminar empujándola al 2 a 0. Enfrente, un Central que no hace pie ni atina a reaccionar.

Embed


En el complemento, la actitud de Central fue otra desde el inicio y ya empezó a mostrarse más cerca del arquero Marinelli. La que casi entra es la de Vergara, que tiró un centro rasante que Zampedri no pudo conectar y pasó besando el palo. El propio Zampedri tuvo luego su propio intento, con un zurdazo que no entró por poco.

Pero no pasó a mayores. El local se cansó de chocar con la defensa de Tigre y, cuando parecía que Herrera empataba, el travesaño impidió el descuento. La visita se conformó con manejar el partido y esperar un contragolpe cada vez más lejano. Lo tuvo Montillo, que la picó y esta vez el travesaño salvó a Central.

Central jugó mal y sigue sin ganar este año.

Comentarios