Secciones
Ovacion

“Teníamos que sacar el amor propio”

Fútbol: Una receta que dio sus frutos. Damián Canuto destacó el funcionamiento de Patronato ante Sportivo Belgrano e indicó que recuperaron la ilusión. 

Martes 11 de Noviembre de 2014

Matías Larraule / Ovación
mlarraule@uno.com.ar

 

 


Patronato no debía dejar escapar otra oportunidad. Debía ganar para no alejarse definitivamente de los últimos escalones de la zona de ascenso. Además en su casa está obligado cosechar la totalidad de los puntos que asumirá para  recuperar los porotos que dejó en el camino en sus últimas presentaciones fuera de la capital entrerriana.  
“Teníamos que ganar, jugando bien o jugando mal, porque se nos terminaban las chances. Por suerte tuvimos la alegría para nosotros, para la gente y nos vuelve la ilusión”, indicó Damián Canuto a Ovación, tras la victoria celebrada el domingo ante Sportivo Belgrano de San Francisco.
El mediocampista rosarino elevó su rendimiento ante el Verde. Más allá que sobresalió el funcionamiento colectivo, el ex-Sarmiento de Junín fue uno de los pilares de la victoria Santa. El zurdo volante fue autocrítico, y reconoció que debía mejorar su imagen por el bien de la causa Rojinegra y para cambiar murmullos por aplausos.
“Cuando uno no rinde como tiene que hacerlo la reacción de la gente se hace sentir. Uno lo tiene que aceptar y hacer las cosas de la mejor manera para revertirlo. Por suerte el grupo hizo las cosas bien y le dimos una alegría al hincha”, subrayó.
Canuto reconoció que la campaña no es la esperada. Por eso la tensión no cesa en el Universo Santo. “No rendimos lo que esperábamos a inicios de torneo. No estamos a la altura del torneo donde queremos estar y se van terminando las chances, van quedando pocas fechas, señaló”.
Los nervios no solamente se hacen presentes en la piel de los jugadores. El hincha también se ve traicionado por la ansiedad. Lo expresó el domingo hasta que Sebastián Bértoli cambió penal por la apertura del marcador.
Los dirigidos por Marcelo Fuentes pudieron mantenerse al margen de los nervios que dominaban a la tribuna. “Tratamos de estar dentro del campo de juego sabiendo que teníamos 90 minutos para ganar el partido. Lo ideal hubiera sido irnos al descanso con el resultado arriba. Tuvimos que esperar un poco, pero se nos dio”, lamentó.
Por último, Canuto interpretó que Patronato mostró el mejor funcionamiento colectivo del semestre. “Van quedando pocas chances en el torneo y teníamos que sacar el amor propio de adentro de cada uno. Eso se vio reflejado en el rendimiento general del grupo”, concluyó.

 

 

 

1 Toque


Por precaución. Damián Canuto fue reemplazado por Tomás Spinelli a los 77 minutos del encuentro ante Sportivo Belgrano. “Terminé cargado el cuádriceps por una molestia que venía arrastrando de la semana. No fue más que nada una contractura”, explicó el mediocampista nacido en Rosario.

 

 

 


El Vasco conducirá al Decano


Tucumán- El misterio duró poco: desde que el presidente de Atlético Tucumán, Mario Leito, confirmó ayer al mediodía que Héctor Rivoira no seguiría siendo el técnico. Por la tarde, el máximo directivo de la entidad del Jardín de la República realizó otro anuncio: Juan Manuel Azconzábal es el nuevo técnico Decano.
El Vasco, que jugó en Atlético durante dos temporadas, consiguiendo el ascenso a Primera División en 2009, arribará a la provincia norteña hoy al mediodía, dirigirá su primera práctica por la tarde y estará sentado en el banco del Monumental, el domingo a las 19, frente a Patronato.
“Hablamos un poco por teléfono, pero mañana (por hoy) lo haremos más en profundidad”, comentó Leito en declaraciones al Diario La Gaceta de Tucumán.
Como entrenador, Azconzábal debutó en Estudiantes de La Plata en 2012. También ejerció en San Martín de San Juan, equipo con el que enfrentó a Patronato entre 2013 y 2014.
Rivoira dejó el cargo luego que Atlético Tucumán sufriera el domingo su tercera derrota consecutiva.  Con Mario Leito a la cabeza, la comisión directiva del Decano confirmó que decidió apartar al DT de su cargo, a falta de tres partidos para que termine la B Nacional.
Unos minutos antes de que Leito tome la palabra, fue Rivoira el que atendió a la prensa en el bar del hotel República, ubicado en Virgen de La Merced primera cuadra. Visiblemente molesto con la decisión de la dirigencia, el entrenador reafirmó que tenía ganas de seguir y que no entendió a la CD. “Es una decisión que respeto pero que no comparto. Creo que nos merecíamos seguir ya que teníamos el apoyo de todo el plantel. Hoy estamos en puestos de ascenso”, dijo el Chulo antes de despedirse de la entidad del norte del país.
Caliente. Era lo único que le faltaba a Atlético Tucumán. En la noche del domingo, luego de que se concretara la derrota del Decano contra Sarmiento en Junín, las paredes del estadio Monumental José Fierro fueron el lienzo que eligieron los violentos para amenazar a los jugadores. Mensajes como “Esto es Atlético”, “Pongan huevos” y “Balas para todos” fueron realizadas en las últimas horas en el Jardín de la República.
El descontento por la mala campaña que viene realizando el equipo y la posibilidad de que Atlético Tucumán no logre el ascenso a Primera División, ha generado un profundo malestar entre los simpatizantes, pero nadie imaginó que las amenazas aparecieran en estos momentos.
En horas de la mañana, las pintadas fueron parcialmente tapadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario