Ovacion
Miércoles 04 de Julio de 2018

"Tengo más fuerza que en el torneo pasado"

Leonardo Morales integró el plantel de Patronato, pero no estuvo en la consideración del DT Juan Pablo Pumpido. El martes se sumó a Santamarina de Tandil, donde buscará recuperar terreno.

El sueño que tenía Leonardo Morales de integrar un plantel de Primera División se transformó en realidad a mediados de 2017. Su buen rendimiento en la B Nacional con la camiseta de Atlético Paraná le permitió sumarse a Patronato. El marcador de punta se trasladó de barrio con un bolso cargado de ilusiones. Sin embargo no tuvo la oportunidad de mostrar sus condiciones en la Superliga.
El DT Juan Pablo Pumpido dejó en evidencia que no lo tenía en su consideración. Probó con tres alternativas en la punta derecha de la última línea. El Pupi jamás observó un guiño de parte del santafesino. Su ciclo en el Rojinegro concluyó rápidamente. Morales tomó esa experiencia como un aprendizaje. Ahora enfoca toda sus energías en su nuevo desafío. Tandil es su nuevo destino. Ramón Santamarina la causa.
Leo se integró al plantel del Aurinegro que se prepara para afrontar la próxima temporada de la Primera B Nacional. Desde Tandil, el Pupi atendió el llamado de Ovación para expresar cómo se originó su llegada al conjunto del centro de la provincia de Buenos Aires. "Recibí el llamado de Leandro Burtovoy ni bien quedé libre de Patronato. Me preguntó cómo era mi situación y si me interesaba ir a Santamarina. Me habló algo sobre el club y me manifestó el interés por sumarme al plantel".
El oriundo de Villa Urquiza no dudó en aceptar el ofrecimiento. "Ni bien me expresó la propuesta le dije que sí. Lo que más quiero es sumar minutos y jugar. Por eso lo económico era lo de menos, no era un obstáculo", aclaró.
Las paradojas del destino indican que en un lugar donde no gozó de espacio le permitió hacerse conocer para encontrar un nuevo rumbo. "Con Lea nos conocimos en Patronato. Él se quedaba con la delegación que no era citada para los encuentros. Creo que él vio que nunca bajé los brazos, que siempre entrené de la mejor manera por más que nunca fui citado", interpretó.

Morales arribó el martes a Tandil. Rápidamente se sumó al plantel Aurinegro donde se encontró con Federico Paulucci, con quien compartió equipo en Atlético Paraná. "Tengo más fuerza que el año pasado. Me di cuenta de que no alcanzó lo que hice. Por eso mi objetivo hoy por hoy es aumentar mi nivel y dar mucho más. Quiero revancha. No quiero tener otro año como la temporada pasada",subrayó.

La mitad llena .Morales se fue en silencio de Patronato. Su paso fue efímero, pero lo cataloga como positivo. "Si bien no jugué, miro todo positivamente. Aprendí muchas cosas nuevas. Conocí el mundo de Primera División que no es fácil porque nadie te regala nada. Trato de ver siempre lo bueno. Le estoy agradecido al club y si no pude jugar habrá sido culpa mía porque no habré estado al nivel. Voy a hacer todo lo posible para volver a Primera División y sacarme esa espina", aspiró.

El Pupi guarda un gran recuerdo de sus excompañeros: "Me quedo con la humildad del grupo. Por más que estaban en Primera División los jugadores grandes vivieron todo de la misma manera que viví yo, peleando desde abajo. El Negro Andrade es un tipazo, siempre estuvo aconsejándome y defendiendo al grupo. Lo mismo Rafa Márquez y el Seba (Bértoli)".

En Patronato, Morales apenas pudo disputar 45 minutos con el equipo de la divisional Reserva. Luego solamente actuó en los amistosos de pretemporada como material de recambio del equipo alternativo. "En su momento planteé jugar en Reserva, pero no estaba en la consideración. No entendí porqué estuve tan tirado y nadie dijera nada. En esto hago referencia a quienes manejan el plantel, y no a los referentes", diferenció.

"¿Si me gustaría volver a Patronato? Ahora priorizo hacer bien las cosas en Santamarina. Si me toca regresar a Patronato lo analizaré porque estuve tan tirado y nadie miró para el costado. Igual no descarto volver porque al club le estoy agradecido", concluyó Morales.


Más entrerrianos en la B Nacional

El talense Luis Castillo se transformó en una de las incorporaciones de Gimnasia de Mendoza. El marcador de punta derecho, de último paso en Instituto de Córdoba, compartirá plantel con el ex-Patronato Lucas Márquez. Por otro lado, el vialense Yair Marín dejó el primer equipo del Lobo mendocino para transformarse en refuerzo de Temperley.

Comentarios