Fútbol
Lunes 28 de Mayo de 2018

Steinert regresó al club de sus raíces

El delantero volvió a calzarse después de 19 años la camiseta de Sportivo Urquiza. Lo hizo el sábado en la victoria de la V Azulada ante Argentino Juniors. "Lo disfruté a pleno", afirmó Cachafaz.

Sportivo Urquiza es uno de los clubes más populares que tiene la capital entrerriana. Quien pasó por la entidad de barrio La Floresta adquirió un alto sentido de pertenencia. Algunos jugadores decidieron mudarse para crecer futbolísticamente, pero siempre estuvieron presentes en el barrio. Retornan en reiteradas oportunidades para observar un encuentro del equipo de sus raíces. Por eso regresar a la institución donde un niño dio sus primeros pasos con la redonda es siempre un anhelo.
Damián Steinert tenía 6 años cuando comenzó a defender la camiseta de la V Azulada. A esa edad lo importante no era la competencia, sino divertirse, aprender y crecer como deportista. Cada paso realizado es una postal que queda marcado en la retina para la eternidad. "En Sportivo Urquiza pasé mis mejores momentos cuando era chico", no dudó en catalogar Steinert, al retroceder en el tiempo y rememorar sus primeros pasos en Sportivo Urquiza.
Dejó el barrio a los 13 años para trasladarse a Rosario. Superó una prueba para ingresar a las divisiones formativas de Newell's. Cuatro días después de haber cumplido 18 años tuvo su bautismo en Primera División. El 29 de febrero de 2004 Américo Gallego, por ese entonces entrenador de La Lepra, ordenó el ingreso del paranaense por el uruguayo Edgardo Adinolfi en una derrota del conjunto rosarino ante River Plate, por 3 a 2. A fines de ese año, Damián formó parte del plantel que conquistó el Torneo Apertura 2004.
En su currículum registra paso por Racing Club de Avellaneda, Bursaspor de Turquía, 3 de Febrero de Paraguay y Unión de Crespo. Distintas lesiones lo fueron marginando de los campos de juego. Realizó una prueba para sumarse al plantel de Atlético Paraná a mediados de 2017. La puerta en barrio San Martín se le cerró rápidamente.
Damián estuvo jugando con sus amigos en los últimos meses. Lo hizo en la Liga de Altos de Paracao. Este año volvió a competir de manera oficial y por los puntos. Lo hizo con la camiseta del club de su barrio, con los colores con que está identificada su familia. Con la pilcha de Sportivo Urquiza.
El elenco de La Floresta debutó el sábado en el Torneo Oficial 2018 de la Liga Paranaense de Fútbol (LPF). Su estreno fue en cancha de Argentino Juniors, donde visitó al dueño de casa. La victoria se mudó hacia el oeste de la ciudad. Fue goleada de la V Azulada por 4 a 1.
Promediando la segunda etapa el entrenador Carlos Galván ordenó el ingreso de Steinert por Juan Manuel Villaverde, autor de una de las conquistas de la victoria del elenco de barrio La Floresta. "Sentí mucha felicidad por volver a jugar tras mucho tiempo en el club. Fue un momento muy lindo. La verdad que no sentí nervios ni ansiedad. Fue un momento muy lindo porque llevaba mucho tiempo sin poder disputar un partido. Por eso disfruté a pleno los pocos minutos que pude estar en cancha", narró Damián, en diálogo con Ovación.
Su día comienza muy temprano. Atiende el negocio familiar de su padre. Por la siesta y después de almorzar prepara el bolso para sumarse a los entrenamientos de la V Azulada. "Me levanto y arranco. Le ofrezco el tornillo a los clientes (risas). Estoy disfrutando la vida", subraya Cachafaz.
Luego añadió: "Tengo muy buenos recuerdos de mis inicios en Sportivo Urquiza. Pasé mis mejores momentos cuando era chico. Ahora estoy de regreso", aseveró el jugador, que el sábado lució la camiseta número 16 del último subcampeón que tiene la LPF. "Mi idea siempre era volver a jugar acá. Ahora quiero seguir creciendo futbolísticamente en Sportivo", apuntó.
Por distintas circunstancias estuvo alejado de los campos de juego. Damián nunca bajó los brazos. Su idea era volver a estar presente dentro de una cancha. Ahora recuperó la alegría de ir a entrenar para estar presente en un partido oficial. "Fue muy difícil estar parado durante mucho tiempo. Ahora disfruto mucho volver a jugar como lo hacía antes".
En el medio del parate Steinert se movió junto al plantel de Atlético Paraná. Fueron varias semanas en las que el delantero estuvo a prueba en el conjunto de barrio San Martín. Sobre el cierre de entrega de la lista de buena fe le comunicaron que no iba a ser tenido en cuenta para disputar el Torneo Federal A. "Me hubiera encantado jugar en Paraná, pero ahora estoy disfrutando de jugar en el club donde realicé mis inicios. Estos momentos que estoy viviendo son muy lindos".
Damián se integró a un equipo que viene de realizar una histórica campaña en un certamen nacional. Lo disfrutó como hincha de la V Azulada. "Conozco a Gustavo Romero, que fue el entrenador y sé que hizo un trabajo muy duro. Con sacrificio el equipo llegó a disputar una final, que era un lugar más lejano de lo que el hincha pensaba. ¿Quién imaginaba que Sportivo Urquiza iba a disputar una final de un torneo Federal? Se lo ganaron el entrenador y los jugadores", indicó.
Gustavo Romero dio un paso al costado después de la final ante Atlético Carcarañá, pero la V Azulada conservó una base importante de ese plantel. "Ahora también me sumé yo", mencionó Steinter. "Conocía de nombre a varios de los chicos, pero no había jugando con ninguno de ellos. Encontré un plantel maravilloso. Tenemos que seguir por este camino para realizar una campaña similar a la del Torneo Federal C", se ilusionó en su despedida.

Comentarios