Secciones
Sosa Sánchez

Sosa Sánchez ve el futuro con optimismo

Su rendimiento repercutió en la evolución de Patronato en la Copa de la Liga Profesional. Sosa Sánchez confía que el nivel se elevará en el segundo semestre.

Martes 15 de Junio de 2021

La anemia ofensiva fue una de las falencias que perjudicó a Patronato en el tramo inicial de la Copa de la Liga Profesional 2021. Esto lo llevó a tropezar en las primeras siete presentaciones del pasado certamen. La historia se modificó cuando llegó la primera victoria. A partir de ahí el equipo reforzó el amor propio, comenzó a consolidar el ascendente juego colectivo, pero especialmente, inició su cosecha de unidades. En esto fue importante el ingreso de Sebastián Sosa Sánchez.

El uruguayo tuvo su estreno con la camiseta del Rojinegro en el séptimo capítulo. Ingresó desde el banco de suplentes a los 54 minutos en reemplazo de Franco Leys en una variante ofensiva que ordenó el entrenador Iván Delfino. Su presencia no alcanzó para evitar otra derrota, la séptima en forma consecutiva. Sin embargo en un puñado de minutos encendió una luz de esperanza en el medio de la oscuridad.

Sosa Sánchez sacó a relucir su capacidad para lastimar a través del juego aéreo. Ganó todos los duelos ofensivos. Uno de ellos finalizó en el descuento final del elenco de barrio Villa Sarmiento. Su buena carta de presentación lo llevó a salir desde el vamos en el juego siguiente. A partir de ahí no abandonó más su lugar en el 11 inicial.

Patronato Sosa Sanchez.jpg
Sosa Sánchez es un arma ofensiva fundamental en el esquema de Iván Delfino.

Sosa Sánchez es un arma ofensiva fundamental en el esquema de Iván Delfino.

El atacante charrúa rápidamente asimiló el mensaje que transmitió Delfino. Se adaptó al juego de sus compañeros. Esto lo lleva a tener una mirada optimista al momento de proyectar el camino que transitará Patronato en la próxima edición de la Liga Profesional y en la Copa Argentina 2021.

“En el próximo torneo creo que me irá mucho mejor. Estoy bien desde la parte física, sé lo que pretende el cuerpo técnico y me entiendo con los diferentes compañeros. Todo esto puede ayudar al rendimiento de cara a los próximos seis meses”, resaltó Sosa Sánchez, en declaraciones con Fútbol 11.

“Estos seis meses que vendrán serán mejor que los anteriores porque el equipo se conoce, Iván (Delfino) sabe con qué jugadores contará y el equipo encajó en el ritmo de juego que quiere el entrenador. Cuando me incorporé a Patronato a inicios de año el campeonato había iniciado. A algunos jugadores los conocía, pero no había jugado nunca con ellos. Conociendo ahora a mis compañeros sé que, con determinados movimientos, podemos gravitar”, destacó el atacante que anotó dos goles en el Santo en ocho encuentros.

A lo largo de su carrera el charrúa escribió su camino en el fútbol de Primera División de su país, de Italia, México, Eslovaquia y Albania. En Argentina había gozado de espacio en el campeonato de la Primera B Nacional jugando para Juventud Unida de Gualeguaychú y Quilmes. Patronato le abrió las puertas de experimentar en la elite de una de las ligas “más competitivas del mundo”, como el propio Sosa Sánchez describió.

“Decido venir a Patronato porque está en la Primera División de una de las ligas más competitiva del mundo. Me atrevo a decirlo con la experiencia de haber estado en México, Europa y en distintos lugares. La Primera División de Argentina es muy competitiva, está muy bien vista y constantemente vienen a ver jugadores acá donde el ritmo es muy intenso”, graficó.

La interés que demostró Delfino por contar con sus servicios fue otro de los factores que sedujo a SSS. “Iván (Delfino) quería contar conmigo. No es lo mismo llegar de la mano de un representante a que el entrenador te quiera en el equipo. Eso favoreció a mi llegada”, aseveró.

El estilo de vida que ofrece la capital entrerriana fue otro de los argumentos que motivaron su incorporación al Santo. “En México tuve de compañero a Hugo Silveira. Él me comentó sobre la tranquilidad de Paraná. Anteriormente había tenido una experiencia en Buenos Aires cuando jugué en Quilmes. Después de esa experiencia decía que no quería volver a Argentina por lo mal que la había pasado. La vida en Buenos Aires es muy loca, me hizo acordar a la locura que viví en los primeros años en Italia”, comparó.

En otro orden, Sosa Sánchez definió a Patronato como una gran vidriera para seguir creciendo en su carrera. En este sentido aclaró que desea dejar su huella en la centenaria institución.

“Si dejo una huella en el club quiere decir que hice las cosas bien. Y eso abre las puertas a otros lugares”, recalcó. “Cuando decido venir a Patronato es por la vidriera del fútbol argentino. Después de rescindir en México era un hecho mi llegada a Deportivo Cali. Cuando se cayó esa posibilidad sale la oportunidad de venir a Patronato. No lo dudé porque era una vidriera importante y un club que trabaja seriamente. Acá trabajo para que al club le vaya muy bien y, en lo personal, si va bien podemos dejar una huella”, redondeó el concepto.

Delantero todoterreno

Luciendo la camiseta de Patronato Sosa Sánchez jugó como referencia ofensiva, pero con juego de sentido colectivo. "A lo largo de mi carrera fue cambiando el estilo de juego. Cuando debuté en Primera me caractericé por ser un nueve de área. De esa manera me vendieron a Europa. En los distintos lugares fui mejorando. Hoy me considero un referente de área, pero que ayuda mucho al equipo”, autoevaluó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario