Sin Límites

Sin Límites: Un Chapuzón a la inclusión en Echagüe

La Escuela Chapuzón se fundó a mediados del 2012 en Echagüe y está destinada a chicos con discapacidades. Sin Límites visitó el espacio deportivo.

Sábado 11 de Junio de 2022

En el Atlético Echagüe Club funciona desde el 2012 un espacio de natación llamado Chapuzón y que está destinado a niños y niñas con discapacidades. Los profesores que trabajan sin Francisco Quiroga, Carlos Reynoso, Juan Cabrera, Evelyn Vidiret, Melina Silvestre y Carolina Gutiérrez. Todos ellos llevan adelante una gran tarea los martes y jueves en distintos horarios: De 10 a 11, 16 a 16.50, 17 a 17.50 y de 18 a 18.50. La meta es clara: Mejorar, mediante la natación, la calidad de vida de estas personas. Sin Límites habló con Carlos Reynoso, profesor de Educación Física, entrenador de natación y uno de los referentes de este espacio.

“Nosotros estamos desde mediados, fines del 2012. Lo comencé con 9 chicos, pero no tengo la fecha exacta de inauguración. Actualmente tenemos 20 chicos y siempre manejamos un promedio de 20 a 25 chicos. Hasta 50 chicos hemos tenido en alguna oportunidad”, sostuvo Caio, como lo apodan. Luego habló de las capacidades diferentes que reciben en este espacio destinado a la natación. “Tenemos todas las discapacidades, pero habitualmente discapacidad motriz, intelectual y sensorial. Los tres grupos y dentro de ellos hay a la vez hay mucha diversidad”.

escuela chapuzón echagüe 3.jpg

Respecto del trabajo en el agua, contó: “Lo que hacemos es la enseñanza de técnicas de natación, juegos y recreación. Las clases son grupales para trabajar la socialización. Realizamos viajes a encuentros y torneos además. Se busca mejorar la calidad de vida a través del deporte”, enfaatizó y agregó más adelante: “Lo que se provoca es según las necesidades de cada uno y está en relación con los objetivos que tengamos para cada uno de ellos. Unos buscan entrenar, otros aspectos lúdicos y sociales y otros terapéuticos. Es un medio normalizador (el agua) que brinda libertad de movimientos, estimulación sensorial, mejora aspectos vinculares entre las personas. Mejora las capacidades físicas, beneficios caridiorespiratorios y osteoartículares”.

escuela chapuzón echagüe 2.jpg

Más allá de las metas y sueños como grupo de trabajo, Reynoso persigue los suyos. “Mejorar nuestras actividades, la calidad, lo que brindamos, ampliarnos y poder contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad a través del deporte y de esta manera poder integrarlos e incluirlos en la sociedad”.

Caio no está sólo en este trabajo ya que armó un grupo que lo acompaña para los entrenamientos con los chicos. “Formé un equipo de profesores de educación física y también en un momento tuvimos psicólogo, kinesiólogo, psicomotricista y acompañantes terapéuticos. Pero por cuestiones económicas no pude sostener esos profesionales. Actualmente somos todos profes de educación física. La escuela de natación la funde yo y lentamente fui incorporando más colegas”.

escuela chapuzón echagüe 1.jpg

Respecto de las competencias el profe repasó que es lo que se hace y donde se compite. “Siempre participamos en competencias acá y sino viajamos a todos lados. También organizo el Torneo Nacional de Natación Nadando Entre Ríos Solidario donde asisten deportistas con discapacidad de todo el país. El año que viene es la edición número 10”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario