Sin Límites

Sin Límites: Julián Vincintorio y su relación con el agua

Julián Vincintorio es un nadador con hipoacusia que desde pequeño es parte del equipo de Echagüe que comanda Carlos Scocco. Sin Límites estuvo con ellos.

Sábado 04 de Junio de 2022

Julián Vincintorio es un nadador con hipoacusia que desde muy pequeño es parte del equipo del Atlético Echagüe Club que comanda el gran entrenador Carlos Scocco. Al principio el entendimiento no fue sencillo, pero con la buena voluntad de ambos fueron llevando adelante la relación y el aprendizaje más que nada. Hoy el nadador, quién ya acumula un Mundial en el lomo (el de Polonia), está feliz de seguir nadando en el AEC donde forma parte del equipo de competidores convencionales del club, Un verdadero fenómeno. Habla poco, pero entiende todo gracias a un implante que se le hizo de más pequeño. Sin Límites visitó las piletas del club de Calle 25 de Mayo y charló con su profesor.

Sin Límites Julián Vincintorio 4.jpg

“Julián está de toda la vida en el Club. El aprendió a nadar acá y tuvo una estimulación temprana. Conmigo en los andariveles empezó a venir a los 8 años siempre entrenamos para la competencia”, dijo y comentó cómo fue el paso a paso de la enseñanza y aprendizaje: “No fue fácil. El no habla y yo tampoco con lenguaje de señas. Además a él cuando le pusieron los implantes el médico le dijo que no aprendiera a hablar con señas porque no iba aprender nunca a hablar. Después el sabe porque entre los sordos se entienden y el prendió muchas cosas con señas. Ahora conmigo en particular yo me pongo muy cara a cara y él me lee los labios y me entiende todo y hasta cuando me enojo con el. Y lo hace”.

Sin Límites Julián Vincintorio 1.jpg

La recepción en el AEC fue normal. Nada transcurrió por los carriles indebidos. “Lo toman como un chico más. Él entrena acá con todos los convencionales. La experiencia en tener chicos diferentes para mi no es la primera vez. Yo lo tuve a Damián Reca que hizo una natación de excelencia. Reca era ciego y aprendió muchas cosas donde yo tuve que usar la creatividad para que aprenda. Por ejemplo a Damián le enseñé la vuelta americana, un rol adelante, con el método didáctico común de cualquier chico. Con Reca fuimos a un campeonato de ciegos y los profes le tocan la espalda con una vara para que den la vuelta y al mio nadie lo tocaba. Y me preguntaron como hice y yo les enseñé como nadan mis alumnos contando el número de brazadas antes de llegar a la pared”.

“Yo lo tomo bien, para mi no es diferente. El entrena con todos los chicos y le da para adelante. Obviamente le regulo el entrenamiento de acuerdo a sus capacidades. Julián nada pecho que lo hace muy bien, crol y espalda. Mariposa ahí vamos. El ahora tiene 14 años”, agregó el entrenador y continuó con su relato: “Cuando hicimos el viaje a Polonia él fue designado por la Asociación de Sordos al campeonato del mundo que no es poca cosa. Él fue porque estaba considerado una proyección dentro de los sordos en natación. La idea es tenerlo el año que viene en el Mundial de Sordos en Buenos Aires en pileta larga, en pileta de 50 metros y en eso estamos. Esa es la meta de él y la mía, los dos”.

Sin Límites Julián Vincintorio 2.jpg

Está claro que por su condición Vincintorio además de nadar atiende otras actividades dentro de su vida. En este sentido Scocco aseguró. “El podría estar con los convencionales posicionado mejor, pero a veces no me cumple con las rutinas porque además tiene sus actividades extraescolares por su problemática. Por eso no me nada más de lo que podría y es por eso que le apuntamos a ese Mundial como además hemos ido a campeonatos de sordos en Buenos Aires donde inclusive gana a veces. Él la disfruta al agua, la pasa bien, lo hace bien y le hace bien y con los pares anda muy bien donde aprende a relacionarse con las señas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario