Fútbol

"Si me cruzo a Heinze le arranco la cabeza"

El Indio Bazán Vera, histórico delantero del ascenso argentino, explotó de bronca contra el entrenador entrerriana. "Ninguneó a mi sobrino, lo trató muy mal", sostuvo.

Jueves 16 de Abril de 2020

El Indio Daniel Bazán Vera hizo historia en su largo recorrido por el ascenso argentino gracias a sus goles, aunque también es recordado por su fuerte carácter, algo que quedó en evidencia en una nota con Radio La Red, donde amenazó con “arrancarle la cabeza” a Gabriel Heinze, ex entrenador de Vélez.

El ex director técnico de Tristán Suárez le reprocha al Gringo su accionar con su sobrino Nazareno Bazán, quien no era tenido en cuenta y debió continuar su carrera en la Universidad Católica de Ecuador.

“Soy una persona que me manejo de esta forma y no tengo pelos en la lengua. Si me lo cruzo, le arranco la cabeza. ¿De qué me sirve que me llame?”, comenzó su relato el ex atacante de Almirante Brown, Tristán Suárez y Temperley. Y luego, agregó: “Siento que a mi sobrino lo boludeó”.

Desde su debut en diciembre de 2017 en una igualdad 0 a 0 ante Lanús, el joven de 21 años solamente disputó 5 partidos con la camiseta del Fortín, en los que nunca fue titular y no llegó a completar 90 minutos. “Naza se la ha aguantado. Hoy está en Ecuador, solo, hace dos meses no sale del departamento por la enfermedad. Lo vi. Lo ha ninguneado, lo ha tratado muy mal, le ha faltado el respeto. Sus números lo marca por sí solo”, recalcó.

Hasta antes que el torneo ecuatoriano se detenga a raíz de la pandemia provocada por el coronavirus, estaba logrando una destacada actuación en su nuevo equipo: 3 goles en 4 partidos (en todos ingresó desde el banco de suplentes). “En Vélez le tocó este boludo de Heinze y se tuvo que ir. Me da bronca la situación porque le faltó el respeto. No podés jugar con la ilusión de un chico”.

“Lo que digo con la boca, lo banco con el pecho. No porque sea matón ni nada. No tengo término medio. Le tocó este tipo, que se ha portado muy mal, le ha faltado el respeto. Por culpa de eso, se tuvo que ir de Vélez a otro país. Optó por tomar otro camino, probar en otro lugar, hacer su carrera. Mañana le puede ir bien o ir mal. Tiene 21 años. Con cualquier otro entrenador, hubiese tenido la posibilidad. Eso es lo que a uno le da bronca”, concluyó Bazán Vera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario