Fútbol
Sábado 28 de Octubre de 2017

Se quedó con el clásico y el liderazgo absoluto

Sportivo Urquiza venció ayer, como visitante y con claridad a Peñarol por 2 a 0 con sendos tantos de Kevin Garay.

Quedó flotando la sensación de que sobró el segundo tiempo o al menos que hubo 25 minutos de más; los posteriores al segundo tanto del encuentro. De clásico tuvo, la concurrencia –solamente reservada para los dueños de casa– fue apenas aceptable, la superioridad de uno sobre otro permitió pasar por alto algunas jugadas polémicas. En el partido más trascendente y que marcó el inicio del 17° acto del Torneo Hugo Morant-Copa Diario UNO Grupo América, Sportivo Urquiza superó, como visitante a Peñarol por 2 a 0 con sendas conquistas de Kevin Garay. Gustavo Vilotta expulsó al arquero Javier Luna –por protesta desmedida– cuando la primera mitad había culminado. El conjunto de La Floresta hizo suyo el derby y con un cotejo más y apenas una jornada por cumplir, quedó como único líder del certamen y al borde del bicampeonato.
Las primera imágenes mostraron a Peña como dueño de la iniciativa. El voluntarismo de sus jugadores le permitía ganar la pulseada en la mitad de la cancha y ser un leve dominador.
Se metía en todos lados, pero se jugaba muy poco. El Tricolor era más práctico y gozó de su momento en los 10' iniciales. En ese tramo pudo lograr sacar la ventaja con un frentazo de Guillermo Cabeza que pasó largo y otro cabezazo del Guille que devolvió un parante y en el rebote cuando parecía conversión del Maka Taborda apareció una increíble reacción de Roque Vallejo, para ir abajo contra un caño y mantener el cero en su valla.
A la V Azulada, le costaba progresar en el terreno e hilvanar situaciones favorables. Igualmente cuando lograba cruzar balón en el área enemiga generaba zozobra en una defensa que jamás trasmitió garantías. Un tiro de Garay apenas desviado, sacando provecho de un mal rechazo, fue su primera aproximación ofensiva.
Desde los 25' en adelante sin someter a su contrincante, el elenco de Gustavo Romero comenzó a imponer las condiciones en el trámite. Tuvo una doble chance a los 28' con el Juanma Villaverde y Fabricio Sibulosfky, pero faltó puntería en el tiro del final. A los 31'. fue Garay el que quedó sin marcas, pero Luna se impuso en el mano a mano.
El descanso se aproximaba y daba la sensación que llegaría con el marcador en blanco, pero el mencionado Garay –el mejor de todos– tuvo su revancha y no falló esta vez para poner en ganancia a su equipo.
Un excesivo reclamo de Luna –nadie se explicó el argumento de su reclamo– cuando se iban al vestuario dejó al Trico con uno menos para el resto de la contienda.
Para darle cobertura a su arco, el cuerpo técnico de Peñarol sacrificó a Leonardo Díaz e introdujo a Oscar Coronado. Mostró el impulso para ir por la heroica, pero desde lo futbolístico no tuvo argumentos. Una combinación entre Cabeza y Taborda, que chocó con un buen anticipo de Vallejo fue lo más parecido a una llegada en el segundo tiempo.
El desorden generalizado exponía a la escuadra del barrio Pirola a una segundo tanto que dependía casi exclusivamente de la precisión que tuviera Sportivo en cada una de sus réplicas. A los 21' después de dilapidar varias posibilidades, Garay armó una gran maniobra individual que se encargó de definir con un derechazo bajo que se metió contra un parante.
La sensación de partido liquidado se instaló rápidamente. Solamente restaba saber por cuanto ganaría la V que de allí en más ejerció una superioridad física, psicológica y futbolística ante un oponente impotente. Que el margen no fuera mayor dependió de la impericia en la definición de las muchas chances que tuvo, en alguna intervención de Coronado y el la determinación de Vilotta de no sancionar dos claros penales para la visita.
Lo rescatable de Peñarol fue la caballerosidad para aceptar la superioridad de Sportivo Urquiza que se quedó con el duelo especial y saborea la doble conquista.

Otros partidos
La penúltima fecha continuará hoy con dos encuentros. Desde las 16.30 jugarán Universitario-Don Bosco, en barrio Corrales, y San Benito-Instituto, en la casa del Santo.
Mañana se enfrentarán Atlético Paraná-Palermo, en el estadio Pedro Mutio. La fecha se cerrará el martes con el partido entre Belgrano y Atlético
Neuquén, en el Nuevo estadio Mondonguero.

EL ASCENSO
La actividad en Primera División B se desarrollará hoy. Ministerio podrá decretar su ascenso al círculo superior cuando enfrente a Oro Verde, en Villa Almendral. Para celebrar, el Verde necesita sumar, al menos, una unidad. El resto de los encuentros serán los siguientes: Argentino Juniors- Ciclón del Sur; Ángeles Negros- Banfield (en cancha de Sportivo Urquiza) y Los Toritos-Sportivo Entre Ríos. Tendrá jornada de descanso San Miguel.

Comentarios