Copa Libertadores
Viernes 23 de Noviembre de 2018

Se cumple el sueño de Renzo

El nene de 6 años que se hizo famoso por vender sus juguetes en la vereda para poder ir a ver a River. En la tarde del viernes recorrió la cancha y mañana verá el partido.

Los sueños a veces quedan como en un simple deseo. Pero cuando se realiza un esfuerzo por cristalizarlo el anhelo se puede transformar en realidad. Renzo dio un claro ejemplo que luchando se puede efectivizar la ilusión. El niño de 6 años armó una feria americana para ofrecer sus juguetes. Decidió desprenderse de lo material para recaudar el dinero que le permitiera ser uno de los testigos de la gran final de la Copa Libertadores.



"Vendo juguetes para poder ir al Monumental", anunciaba un cartel sobre la mesa donde ofertaba juguetes. La imagen del pequeño paranaense conmocionó el país. A través de las redes sociales recorrió cada rincón de la República Argentina (y del planeta). La Fundación River, que preside la hija de Rodolfo D'onofrio, decidió cumplirle el sueño de Renzo.

"Inspirados en el sacrificio de dejar ir sus juguetes para cumplir su sueño, quisimos premiar a Renzo e invitarlo junto a su mamá a vivir la Final de la Copa Libertadores en el Estadio Monumental", escribió la Fundación River, que se hará cargo del ingreso de Renzo y un acompañante al superclásico y del hospedaje.


Acompañado por su mamá Carolina, Renzo cumplió en la tarde del viernes parte de su sueño. Se trasladó hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la espera del partido del siglo. Conoció el estadio Antonio Vespucio Liberti. Recorrió cada sector del Monumental. Recibió una réplica de la camiseta de Franco Armani, uno de sus grandes ídolos. Vivió una jornada histórica. Hoy cumplirá el resto del sueño al estar en una de las plateas del estadio observando el encuentro.



"Realmente River es lo más parecido a la familia que tengo en Paraná. Es una gran familia. No tengo palabras de agradecimientos", mencionó emocionada Carolina, la mamá de Renzo, a Ovación desde Buenos Aires.


"Estamos volviendo del estadio. Lo conocimos y cumplimos gran parte del sueño de Renzo. Entró a la cancha, tocó el césped, conoció la Copa que estaba expuesta. Recorrimos el banco de suplentes. Vimos las fotos de los jugadores", repasó Carolina. Desbordado por las emociones, Renzo

interrumpe el diálogo "ahora falta el partido", indicó.



Renzo tiene como ídolo a Franco Armani. Por eso recibió una casaca del arquero del Millonario. l niño lo que más le llamó la atención es la altura de las vallas.


"Se quedó asombrado de lo alto que son los arcos, de todo lo que tiene que saltar Armani para atajar y todo lo que va a tener que entrenar él para llegar a ser arquero", remarcó Carolina.



Por último, contó: "Desde que llegamos al estadio Renzo no recibió de recibir aplausos y palabras de elogios". El niño decidió desprenderse de lo material. Persiguió un sueño. Se hizo realidad.



LLEGARON A ESPAÑA

Comentarios