Copa Sudamericana
Lunes 06 de Agosto de 2018

San Lorenzo gana gracias al escritorio

El Ciclón saldrá beneficiado por el fallo, a raíz de la mala inclusión de Jonathan Requena en Deportes Temuco, por la Copa Sudamericana.

El Tribunal de Disciplina de la Conmebol anunciará el próximo miércoles que San Lorenzo tuvo razón en el reclamo de su partido ante Deportes Temuco por la ida de la segunda rueda de la Copa Sudamericana por mala inclusión de un futbolista, por lo que ganará el encuentro 3 a 0, cuando en la cancha había perdido 2 a 1 como local.


El Ciclón saldrá beneficiado por el fallo, a raíz de la mala inclusión de Jonathan Requena, quien había estado incluido en la lista de buena fe de la actual Sudamericana por Defensa y Justicia.


En su descargo, Temuco intentó culpar a Conmebol del error, porque ellos presentaron la lista de buena fe y no fue objetada oportunamente.


En un escrito de veinte páginas presentado el viernes pasado, el club que preside Marcelo Salas apuntó específicamente a que hubo un error en el sistema electrónico del registro de jugadores.


En su descargo, el club chileno acreditó que Requena dejó de pertenecer a Defensa y Justicia el 30 de junio por haber expirado su vínculo contractual y no ser renovado, y el 12 de julio fue contratado por Temuco.


Además, puntualizó que no fue convocado para jugar en los 27 partidos de la Superliga, ni en otros dos de las fases finales de la Copa Argentina, así como tampoco fue incluido en la planilla de algún encuentro oficial en el ámbito continental.


Al día siguiente de haberse disputado el partido en el estadio "Pedro Bidegain", San Lorenzo elevó un reclamo por la mala inclusión del volante argentino Jonathan Iván Requena, de 22 años, quien ingresó al promediar el segundo tiempo y envió los dos centros que le permitieron a Mathías Riquero convertir por duplicado y decretar la victoria 2-1 del equipo chileno.


El Ciclón explicó que figuraba con el número 27 entre los 30 jugadores de la lista que había presentado Defensa y Justicia en la primera fase.


En consecuencia, quedaba inhabilitado porque de acuerdo al artículo 56 del Reglamento de la Conmebol "no puede ser inscripto por otro club en la misma edición del torneo".