Secciones
Rugby

Rugby: "Quizás armemos un solteros contra casados"

El presidente de la Unión Entrerriana de Rugby, Nelson Di Palma, le puso un poco de humor al parate que vive la ovalada.

Domingo 05 de Julio de 2020

El panorama epidemiológico no parece mejorar en Entre Ríos. Si bien hay departamentos donde el coronavirus todavía no trajo inconvenientes, hay otros lugares donde la situación preocupa, como es el caso de Paraná. Ante esta situación, el presidente de la Unión Entrerriana de Rugby, Nelson Di Palma, ve como una chance lejana la posibilidad de que el Torneo Regional del Litoral pueda disputarse este año. Además, el dirigente está preocupado por lo que pueda pasar con el Seven de la República y también explicó en el diálogo que mantuvo con Ovación cuál es el alcance que tiene para los clubes de la provincia el aporte económico que dará la Unión Argentina.

“La verdad es que la situación es angustiante. Habíamos empezado a ver cierta luz al final del túnel, pero con este crecimiento de contagios que hubo se volvió todo para atrás. De esta forma se pone difícil poder mantener el entusiasmo de los jugadores”, indicó Di Palma.

En las últimas semanas, y como una exigencia de la UER, cada una de las entidades afiliadas a la misma debió presentar un protocolo para volver a las prácticas y un encargado que esté al tanto de las exigencias a nivel UAR por el Covid-19. Claro que el regreso a los entrenamientos parece algo muy lejano.

“Cada club tenía que hacer un protocolo para ser bien específico y ver de qué forma planteaban la vuelta a las prácticas. De todas formas ese trámite se encuentra parado. Ni siquiera se los estudia porque no tiene sentido que se analice el caso particular de cada club”, aseguró.

En cuanto a la situación que viven las otras Uniones que participan en el Torneo Regional del Litoral, el presidente de la UER expresó: “Rosario está en una situación sanitaria o por lo menos de decisiones políticas un poco más abierta de lo que nos toca vivir a nosotros o a Santa Fe. Están más avanzados en cuanto a ser actividad física y creo que estaba todo encaminado para que los clubes se abran”.

En este sentido, Di Palma fue sincero y manifestó que es muy probable que este año el certamen interuniones quede sin efecto.

“Creo que hay más posibilidades de jugar algo interno. Si bien es prioridad de todas las Uniones mantener los regionales, vemos que es muy complicado. La situación es puntual, porque si Rosario tiene un mejor panorama seguro van a empezar a jugar, o si fuera al revés pasaría lo mismo. Nosotros acordamos que el que pueda jugar que lo haga. La idea es tener en actividad a los jugadores lo más que se pueda y pasar el mal momento”, manifestó.

rugby pereira.jpg
Di Palma no cree que este año se juegue el Regional del Litoral de Rugby Foto: Juan Pereira

Di Palma no cree que este año se juegue el Regional del Litoral de Rugby Foto: Juan Pereira

Sobre tener un campeonato interno, el dirigente le puso una cuota de humor a la situación que se vive por la pandemia. “Todo lo que estaba programado a nivel competencia se pasó para el año próximo. Quizás podamos armar un solteros contra casados. La preocupación hoy es mantener a los jugadores haciendo lo máximo que puedan. Lo único probable es que se juegue algo interno, ya sea en Paraná o con los clubes del interior de la provincia si el panorama es mejor”, afirmó.

Ayuda Necesaria.

La Unión Argentina de Rugby decidió poner en marcha un plan de ayuda extraordinaria y excepcional a los 664 clubes que se encuentran distribuidos por todo el país. El programa comprende, entre otras medidas, destinar 100 millones de pesos para hacer frente a la crisis económica de la cual el rugby no está exento.

“Al aporte lo van a recibir todos los clubes del país, todos los que están bajo la órbita de la UAR. Es una ayuda extraordinaria. Veníamos realizando reuniones a través de Zoom con los presidentes de las otras Uniones y una de las preocupaciones era saber de qué manera podíamos asistir a clubes que estaban en una situación económica comprometida. Al final la Unión Argentina tomó el tema y sacó un paquete de ayuda que a todos nos sorprendió por la cuantía. Es mucho más de lo que podíamos haber imaginado”, explicó Nelson Di Palma.

Sobre la división del dinero, el dirigente expresó: “El aporte consiste en tres partes. La primera va directamente a la FUAR, que es la fundación de la UAR para atender a los jugadores con lesiones graves o que no tienen cobertura médica. Esa parte la está cubriendo la Unión Argentina con un traspaso directo. En segundo plano está el dinero, que es un monto fijo de alrededor de 65.000 pesos que va directo a cada uno de los clubes de forma igualitaria. Y la otra parte es proporcional a la cantidad de jugadores fichados durante el año pasado. Por cada chico de divisiones competitivas, de M15 en adelante, reciben un importe que es de 590 pesos por jugador. Todo esa liquidación va a venir detallada desde la UAR y las Uniones del país somos simples intermediarios para hacerle llegar ese beneficio a los clubes”.

La decisión que tomó la entidad madre del rugby nacional cayó como una soplo de aire fresco para todas las entidades. “Considerando la situación del rugby argentino, donde hay un panorama incierto, que hayan dado esta ayuda es un gesto que se agradece muchísimo. Es evidente que tenían los números prolijos y fueron capaces de asistir a los clubes de esta manera. Hay entidades que no tienen posibilidades de mantener la cancha o hacer otras cosas, y los que están mejor lo destinarán a seguir creciendo con obras”, sostuvo.

¿Se hace?

Si bien falta varios meses para llegar a diciembre, la realización del Seven de la República está en la actualidad inmerso en un manto de dudas. “Es una fecha fija y teníamos todo acordado ya con la UAR, pero hasta el día de hoy no se puede hacer. Quedó congelada la decisión hasta fines de agosto, donde veremos cómo está la situación sanitaria y en función de eso la UAR nos dirá si avanzamos o no. Hoy no se puede entrenar si quiera, así que es un panorama complicado. Si bien no se busca que el Seven sea un evento recaudatorio, siempre nos deja algún recurso. Y este año, como le pasa a todo el mundo, es puro déficit. No hay ingresos y tenemos que sobrevivir con los ahorros que teníamos”, afirmó Di Palma.

seven 1.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario