Secciones
dos

Rugby: Espinillos y las dos caras de la moneda

El club de rugby de Concordia colabora con varios merenderos de la zona, pero en la madrugada del miércoles robaron en sus instalaciones.

Jueves 28 de Mayo de 2020

Una iniciativa por demás solidaria y que rápidamente tuvo eco en la gran familia del Rojo de Concordia. Un grupo de integrantes del club Los Espinillos afrontó una colecta de alimentos y ropa para personas vulnerables del barrio, donde desde este año están sus nuevas instalaciones. Pero lamentablemente, la acción benéfica también tuvo su lado oscuro porque en la madrugada del miércoles las instalaciones del club fueron violentadas y sufrieron el robo de varios elementos.

El último tramo de 2019 movilizó a toda la institución concordiense porque le fueron donadas un predio de cuatro manzanas en el barrio Leoncio de Luque, donde este año empezaron a utilizar su terreno propio. Poco a poco el club va creciendo, tal es así que tienen una cancha de rugby ya acondicionada, la segunda está en proceso, al igual que la cancha que tendrá la disciplina del hockey sobre césped. Pero la mañana del miércoles amaneció con la noticia de que el container donde se guardan los elementos de trabajo fue vulnerado. Del lugar sustrajeron un compresor chico, una motoguadaña, una caja con herramientas y varios alargues, todos elementos que se utilizan habitualmente para mantener en condiciones el nuevo predio. Las dos caras de la moneda, porque días previos los integrantes del club estuvieron brindando su mano solidaria en tiempos difíciles.

Espinillo
Un club de Rugby de Concordia trabaja en dos frentes

Un club de Rugby de Concordia trabaja en dos frentes

No obstante, no se trata de un caso aislado ya que los vecinos del barrio denunciaron que en los últimos días se ha acrecentado la acción delictiva en la zona y tienen como principales perjudicados a las obras en construcción. “Rompieron los dos candados del container, se llevaron herramientas. Sin dudas que son de valor, pero no fue más que eso. Da bronca la inseguridad porque uno hace todo con mucho sacrificio y estas cosas te tiran para atrás”, manifestó a Ovación, el presidente Rugby de la institución, Andrés Piñol. “Es un problema de la sociedad. Vivo a dos cuadras del club y me enteré primero porque una vecina del club mandó un mensaje al grupo de alerta. Además de nuestro robo, también entraron a dos obras. Siempre roban herramientas y materiales para venderlos rápido. Debe ser gente de ahí cerca, porque conoce el barrio. Son constantes los robos, a obras en construcción le están entrando seguido”, precisó.

Como lo indicaron desde la institución, la situación económica, social y sanitaria afecta en gran magnitud a los sectores más vulnerables de la ciudad y durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio Los Espinillos se pusieron una meta: ayudar a quienes más lo necesitan. En este caso, el partido es de solidaridad, uno de los valores subrayados del deporte. De este modo, integrantes de la comisión directiva y del plantel superior del Rojo dieron el puntapié inicial en el merendero Los Peques del Leoncio en el que colaboraron con leche, chocolate y facturas. También, asistieron con alimentos no perecederos al comedor del Barrio Pancho Ramírez, en donde comen diariamente alrededor de 140 personas.

“A la campaña la iniciaron los chicos de Primera y se acopló todo el club. Seguiremos apoyándolos porque nos comprometimos a colaborar con el merendero todo el mes”, manifestó. “No teníamos un destino fijo y a través del presidente del barrio salió la idea de donarle la comida al barrio y que lo distribuyan a los chicos. También en el barrio Pancho Ramírez estamos distribuyendo las donaciones”, agregó Piñol, que al mismo tiempo se sorprendió por el contagio que hubo entre toda la familia Roja.

“La gente del club está colaborando, hemos tenido muchas donaciones de alimentos y de ropa del club” y también destacó que “hubo personas de otros clubes de Buenos Aires que se enteraron por las redes sociales y aportaron sus donaciones económicas”. Por su parte, Maximiliano Faust, referente del plantel indicó que “más allá de los alimentos no perecederos les pedimos que colaboren con ropa de abrigo, calzados, frazadas o acolchados en buen estado. Junto con los integrantes de la comisión directiva nos encargamos de entregarles las donaciones a los merenderos y comedores donde realmente asisten diariamente niños, jóvenes y adultos”. Por otra parte y respecto a las nuevas instalaciones, Piñol comentó que “este año nos mudamos, después de muchos años dejamos el club Regatas. Estuvimos dos semanas de trabajo y hubo que suspenderse todo por el inicio de la cuarentena. De a poco se van avanzando con las obras, se están haciendo los vestuarios, no obstante al reducirse los ingresos no hay muchos recursos para seguir con los trabajos”.

De las dos canchas de rugby y la única de hockey que tendrá el predio, expresó que “lo que es movimiento de suelo y las H en la cancha uno de rugby está listo. Estamos con el cerco perimetral y haciendo los vestuarios. Este año íbamos a empezar a jugar ahí”, contó. “La de hockey está un poco más retrasada, hicimos algo de movimiento de suelo y se paró todo”, dijo.

“El predio son cuatro manzanas de 170 por 170 metros, el año pasado cumplimos 40 años y llegamos con el impulso deportivo de haber ganado los dos últimos torneos provinciales. El predio nuevo le dio otra dinámica a la gente, tal es así que creció mucho en infantiles, ahora son 70 chicos nuevos que llegaron al club”, sostuvo. Por último y consultado de cuándo podría iniciarse la competencia provincial, Piñol indicó que “hay un protocolo que preparó la Unión Argentina de Rugby para volver a los entrenamientos, pero yo lo veo verde porque cada provincia tiene sus particularidades y sus reglas. Por ahí se puede, con muchas restricciones volver a practicar, pero a la competencia la veo muy lejana”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario