Secciones
Trabajo

Rugby: el CAE hace punta para volver al trabajo

El rugby del CAE presentó un protocolo para regresar a los entrenamientos al aire libre con el plantel superior cuando sea conveniente. El manuscrito ya está en manos del gobernador Bordet.

Jueves 07 de Mayo de 2020

Sin chances de volver al ruedo en lo inmediato, el plantel superior de rugby del club Estudiantes de Paraná sigue trabajando desde casa con las diferentes actividades que fueron diagramadas por el staff técnico encabezado por Pedro Raiteri. Pero el entrenador y su grupo de colaboradores ya piensa en lo que puede ser el regreso a las prácticas al aire libre. Por eso, se adelantaron y ya presentaron un protocolo con todas las medidas que se pueden implementar para evitar cualquier tipo de contagio de coronavirus.

“Es una propuesta que pusimos a consideración de la autoridad local (el intendente Adán Bahl), que con muy buen tino y criterio la elevó hoy (por ayer) al gobernador Gustavo Bordet. Llegado el momento, simplemente pretendemos que sea tenida en cuenta, analizada y, en su caso, perfeccionada. Sabemos que en este momento hay un impedimento para la apertura de los clubes y la práctica deportiva. Lo que pretendemos con esto es ir avanzando para que cuando la actividad se reanude, sea considerado este protocolo. No es para lo inmediato, sino para cuando las normas lo permitan”, manifestó el técnico en diálogo con Ovación.

Rugby.jpg
El mundo del rugby quiere volver al trabajo

El mundo del rugby quiere volver al trabajo

“Hoy en día hay un decreto que nosotros respetamos. La finalidad de este protocolo es garantizar la salud de los jugadores, generando un entorno propicio que reduzca el riesgo de contagio de coronavirus. Es para el plantel superior, pero llegado el momento se puede aplicar a otras disciplinas del club como así también a otros clubes de nuestra ciudad. El rugby es una disciplina considerada de riesgo en comparación con otras por lo que debemos tomar todas las medidas necesarias”, agregó.

Raiteri también contó cuáles son algunos de los puntos principales que tiene este protocolo y que los jugadores y entrenadores deberán seguir. “Tiene tres etapas. Una es el seguimiento de la salida del jugador desde su casa y su llegada al Plumazo, las segunda es de entrenamiento y la tercera es la desconcentración y vuelta a su residencia. Básicamente considera la actividad al aire libre de los casi 60 jugadores en la sede El Plumazo. Las prácticas se desarrollarían en tres canchas de rugby y en otro sector donde entrenaban las infantiles. Solo es para la actividad física sin ningún tipo de contacto. Es para correr en línea y respetando espacios de separación entre los jugadores de 10 metros. Serían los días lunes, martes, jueves y sábados. Los horarios de ingresos al predio serían también diferentes para cada uno de los grupos, esto permite controlar el estacionamiento y el no contacto de los jugadores. Hay una etapa sanitaria también que es el control de temperatura de los chicos, el uso de guantes hasta para entrenar, el uso de una botella de agua para hidratarse de manera individual (dos litros), su propia indumentaria, no se compartirá ningún elemento de trabajo y cada jugador también va a tener su pelota nominada. Habrá tres entrenadores por sector con 11 jugadores cada uno, sin ningún tipo de reuniones, ni elongación en pareja o en conjunto. Es implemente correr, ni siquiera pasarse la pelota ni entrenar ninguna formación de contacto”, indicó el entrenador

Por otra parte, el exjugador del CAE también se refirió a cómo vienen desarrollando el trabajo en plena cuarentena. “Como objetivo principal, y más allá de la distancia, buscamos que el grupo este unido. Logramos seguir trabajando y que los chicos sigan participando de las actividades que propusimos desde el staff. De esa forma se los mantuvo en movimiento para no sufrir tanto las consecuencias del parate”, sostuvo. Claro que también contó que a esta altura el aislamiento ya empieza a ser algo molesto para deportistas que están acostumbrados a entrenar casi de manera profesional.

“Estamos trabajando con sicólogos y con la asistencia de Manuel Arias, que es especialista en recursos humanos. Estamos sondeando de manera constante el humor de los chicos y evidentemente la cuarentena los afecta. Hemos realizado encuestas nutricionales y de descanso, y nos dimos cuenta que por más predisposición que les pongan van de a poco modificando sus hábitos alimentarios y de descanso. Ya no duermen la misma cantidad de horas, no se acuestan en horarios convenientes y no respetan las comidas del día. Estamos trabajando sobre eso y lo hablamos mucho. El hecho de realizar una actividad al aire libre sería un paso muy importante. Poder tocar el césped sería otra cosa”, afirmó.

Por último, Raiteri dijo que no hay precisiones sobre el regreso a las canchas: “No se tomaron definiciones porque no hay certezas con respecto a cuándo se va poder volver a jugar. Mi opinión es que lo más conveniente sería priorizar los torneos regionales en el país. Así evitaríamos el traslado de gente en largas distancias y los costos también serían diferentes. Además, creo que todavía queda un poco de margen para poder desarrollar en el formato que estaba previsto el Torneo Regional del Litoral. Es decir con la cantidad de fechas que tenía. Se que también se evalúan otras alternativas, pero todo depende del tiempo que tengamos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario