Ovacion
Miércoles 19 de Septiembre de 2018

Román Rodríguez: "Este año hay que subir la vara"

El Memo está feliz por su regreso a Paraná. Señaló que le gusta "asumir" el rol de ser un jugador de renombre para el nuevo Olimpia y adelantó que la Zona Mesopotamia es "la más difícil".

Se lo nota feliz en la calle porque lo esperó durante años. Román Memo Rodríguez nació en Pilar, pero desde que llegó a Paraná en 2009 se enamoró de la ciudad. Jugó tres temporadas en Echagüe, donde vivió buenas y malas, conoció a Camila, tuvieron a Alegra y esperan por otro integrante de la familia.
Luego recorrió varios equipos en la zona y viene de jugar dos temporadas en Regatas Uruguay donde se metió entre los ocho mejores del país en el Torneo Federal. Este año fue subcampeón argentino con la Selección de Entre Ríos y luego cerró su vínculo con Olimpia, el equipo de Pipi Vesco que se prepara para la segunda incursión en la tercera categoría del básquet nacional.
El equipo de Paraná entrena de prestado esta semana porque está refaccionando el piso de su estadio y se levanta temprano. Sucede que es un equipo semiprofesional y muchos de sus jugadores, además de jugar, tienen otro trabajo.
El turno de ayer arrancó a las 7 en la cancha de Recreativo luego de una tormenta tétrica de una madrugada furiosa que seguramente a más de uno no dejó pernoctar.
Memo parece que sí lo hizo, con la sonrisa a flor de piel disfruta de volver a trabajar donde considera su casa.
Al igual que sus compañeros se prepara para una temporada durísima que comenzará el 19 de octubre en una zona en la cual estarán Ferro de Concordia, Capuchinos de Concordia, Club Atlético Rosario del Tala, Peñarol de Rosario del Tala, Regatas de Concepción del Uruguay, Central Entrerriano de Gualeguaychú, Club San José y BH de Gualeguay. Como se dice en el ambiente una Liguilla Provincial VIP.
El alero confesó que volver a la capital entrerriana es algo que esperaba tanto él como su familia. "Estoy súper contento y las expectativas de la gente de Olimpia son las mejores. Creo que se armó un lindo equipo, con buenas piezas y va a estar en nosotros ensamblarlas y buscar la química. Creo que vamos a ser competitivos", sostuvo el tirador en diálogo con Ovación luego del entrenamiento.
El Memo consideró que llega a Olimpia en un momento "muy lindo" de su carrera. A los 32 años manifestó que quiere "ayudar" al equipo a "llegar lo más arriba posible". "Con Regatas quedamos entre los ocho mejores del país en un torneo que no es para nada fácil, y está bueno que se genere expectativa en lo que uno pueda hacer. Estando en Olimpia es un aliciente especial porque estoy en mi casa, con mi mujer, con mi hija y eso me pone muy contento", resaltó sobre lo que le puede dar al Azulgrana.
—¿Es una responsabilidad doble porque llegás con un nombre a un equipo, te lo hicieron saber o sabés que es así?
—Ambas cosas. Me lo hicieron saber por la expectativa que se genera y obviamente sé que es así por el hecho de ganarte cierto respeto en la categoría, pero más que nada por haber estado en equipos que pelearon o por haber ayudado a esos equipos. Es una responsabilidad que me gusta asumir. Pero también hay que aclarar que hay muy buenos jugadores en el equipo y por eso mientras más rápido encontremos la química ahí va a estar la vara de Olimpia. La vara hay que subirla este año y hay material. Esperemos estar a la altura.
—El año pasado pagó el proceso de adaptación y luego se convirtió en un equipo duro. ¿Es importante esa experiencia?
—El año pasado jugamos cuatro partidos contra Olimpia, de los cuales ganamos dos y perdimos dos. Los juegos que ganamos nos costó muchísimo y los que perdimos, los perdimos bien. La segunda parte del año se acomodó muy bien y hay cinco jugadores que repiten y lo hicieron muy bien en una zona que es muy difícil. La Zona Mesopotamia es la más dura del país y hacer pie en una situación límite habla muy bien del equipo del año pasado. Esperemos hacer pie antes y estar en la conversación durante todo el año.
—¿Es realmente la más dura por cómo se vive en la provincia?
—El año pasado y el anterior había equipos de Corrientes, pero este año es exclusiva de Entre Ríos y con equipos que son muy duros y ciudades que respiran básquet como Paraná y otras tantas. Eso está bueno y hay que valorarlo. Hay que ir viernes a viernes de visitante y de local con la seriedad que se merece.
—¿Es un incentivo jugar siempre a cancha llena en cada ciudad?
—Es un incentivo, y en mi caso, al haberlo jugado durante tantos años, es algo especial ir a tal o cual lugar. Eso me motiva sobremanera y más en mi ciudad adoptiva. Me llena de orgullo que Olimpia me haya ido a buscar tan fuerte y poder defender los colores de este club va a ser un placer.
—Es un torneo donde las localías son determinantes. En ese contexto ¿qué tenés para decirle al hincha de Olimpia?
—Vamos a Tala y está lleno, vamos a Gualeguay o a Gualeguaychú y explota. Y no espero menos de Olimpia. Es un club de básquet y hay que hacérselo saber a cada club que venga. La localía es fundamental en este torneo. Y año a año se da que los equipos que no pierden de local o pierden la menor cantidad de partidos y salen afuera a jugar de igual a igual, son los que están arriba. Esa va a ser una de las claves para ser protagonistas.
—¿Cuál es el desafío a corto plazo de Olimpia?
—Se habló de mejorar lo del año pasado y es algo que tenemos que tratar de hacer y esto es viernes a viernes. No podemos pensar en llegar a tal posición en el receso de Navidad. Tenés que ir viernes a viernes porque todos te quieren ganar. Hay que construir algo importante en la semana y tratar de consolidar el juego para hacerse fuerte con el paso de los partidos.

Comentarios