Secciones
Ovacion

Representar al barrio

La mayoría de los integrantes de los equipos masculinos, femenino y juveniles de Futsal AATRA III se criaron y formaron en el polideportivo de la zona este. Tienen un alto sentido de pertenencia.

Martes 09 de Abril de 2019

El día estaba transitando sus últimas horas. Las luces del polideportivo aún estaban encendidas. El espacio ubicado en la zona este de la capital entrerriana que alberga a un sinfín de gurises esperaba a los últimos actores de la noche. En un costado del predio un grupo se cambiaba para iniciar los movimientos precompetitivos. Eran los integrantes del equipo masculino de futsal de AATRA III que se alistaban a un nuevo entrenamiento. Parte del semillero también los acompañó a pesar de que el termómetro marcaba un descenso de la temperatura. Eran los juveniles del equipo. Los que en el futuro integrarán el elenco principal.
También estaba presente Belén. Ella es del barrio e integra el equipo femenino que lidera con puntaje ideal el Torneo Apertura de la elite que organiza la Asociación Paranense de Futsal (APFS). Ella elaboró su pasión por el Rojo en el Poli y como el resto de sus pares tiene un alto sentido de pertenencia por el elenco.
Con el mate preparado y con muchas ganas de compartir su testimonio y amor por la zona donde adquirieron valores y gestaron grandes amistades. Con toda la buena predisposición recibieron a Ovación para manifestar lo que representa defender y competir con los colores del barrio en los torneos de la APFS.
futsal aaatra iii 3.jpg

Mariano Alonso fue quien rompió el hielo. En su etapa de niñez y adolescencia transitó gran parte del día en el polideportivo. Ahora es el entrenador del equipo masculino. "Actualmente no vivo más en el barrio, pero me crié acá y siento que todavía formo parte de AATRA", indicó.
El entrenador contó los orígenes del equipo en la actividad deportiva de mayor crecimiento en los últimos años en la capital entrerriana. "Antes de jugar al futsal competíamos en torneos interbarriales de fútbol 5. Después nos insertamos en el futsal. Primero lo hicimos en Santa Fe hasta que nos sumamos al torneo de la APFS", rememoró.
El Ruso, como lo llaman en las inmediaciones de avenida Almirante Brown, había abandonado la actividad, pero del barrio nunca se alejó. "Volví a dar una mano porque no hay dinero para pagar a un entrenador. Acá se hace todo cuesta arriba, por eso decidí colaborar y enseñar, que es poco lo que se, pero ayuda. Ahora estamos peleando en Primera", indicó.
En la continuidad de su testimonio confesó que significa representar al barrio en la competencia oficial. "Uno tiene los colores del barrio en el corazón. A todos los integrantes de mi generación el polideportivo nos dio la posibilidad de hacer un deporte sin tener la necesidad de asistir a un club. Eso me marcó porque me gustó competir en básquet, y voley representando a AATRA. Hoy en día siento muy adentro los colores del barrio y quiere dar una mano como hubo gente que se dedicó a enseñarme cuando yo era pibe. Ahora quiero hacer lo mismo", argumentó.

Pionero.
Khalil Farías es uno de los históricos del futsal paranaense. Su nombre figura en el acta inicial de la APFS. Comenzó jugando para Pescadores. Con los años se sumó al equipo de su barrio. Defiende la valla del Rojo, pero también es el delegado y forma a los juveniles.
"Jugar para el barrio representa un montón de valores que me inculcaron. Una enseñanza que nos dejaron. Ahora intentamos transmitirle a los más chicos", resaltó.
Khalil emigró a Francia donde realizó una formación universitaria. Al retornar al país se sumó al Rojo. "Era un equipo de amigos. Con esa base se armó el equipo del barrio para competir. Jugamos en la división B, nos descendieron, pero nos recuperamos rápidamente y a los 18 meses ascendimos a la A. Lamentablemente la base de ese equipo se desarmó. Ahora estamos intentando rearmarlo y recuperar la mística", dijo.
A mediados de 2015 AATRA III sufrió una sanción deportiva que lo condenó a descender a la C. El equipo tuvo la fortaleza para digerir ese mal trago. Se recuperó para luego trepar al máximo nivel. "El golpe fue duro más que nada por como se dio. A dos días de jugar los playoff, nos bajan a la C. Nos reunimos a comer un asado para decidir si seguíamos jugando. Estaba la postura de jugar en la C y la de bajarnos del torneo por enojo. Decimos continuar, nos costó jugar la c porque es la categoría más difícil. Pero por suerte fue un campeonato de seis meses y al poco tiempo ascendimos en la B. Ahí tuvimos un año larguísimo de cuatro ruedas y ese año ascendimos con la misma base que había ascendimos. Ahora estamos tratando de surfear la ola en Primera A".
Formadores.
El polideportivo del barrio es el lugar donde se enseña a jugar al futsal a niños de 6 a 12 años de la zona este de la ciudad. Matías Comas es uno de los impulsores del proyecto. "El futsal está ganando terreno en Paraná y en la región. Estamos intentando inculcarle los mismos valores que tiene la disciplina. Es distinto el futsal que el fútbol. Acá no hay insultos ni al árbitro ni a un compañero. Si alguien de la tribuna insulta es amonestado el capitán del equipo. Esos valores queremos inculcarles a los chicos, pero más que nada apostamos a que vengan los chicos a divertirse. Hay escuelitas de fútbol que tiene como objetivo competir y salir campeón. Nosotros en las reuniones que hemos tenido comunicamos a los padre que los chicos venga a divertirse, a ser solidarios e ir de a poco a inculcarle las técnicas y los conceptos que diferencia este juego del fútbol tradicional", explicó.
"Recién estamos arrancando. Recorrimos el barrio invitando a los padres y poniendo afiches en los negocios. La escuelita está destinada a chicos de 6 a 12 años. Vamos a entrenar los martes y jueves de 18 a 19 después veremos la cantidad de chicos que se sumen que día y horarios podemos ir sumando", añadió.
futsal aaatra iii 2.jpg

Las chicas.
Belén Belloni integra el equipo femenino que lidera el torneo Apertura de elite de la APFS. Es una de las históricas de un equipo que se conformó con jugadoras del barrio. Actualmente es una de las pocas que se formaron en el este de la ciudad. "El equipo se formó con chicas del barrio que veníamos a pelotear al poli. Ninguna de nosotras nos dedicábamos a otra actividad, como softbol, handbol y fútbol. Nos picó el bicho y armamos el equipo para competir en la APFS. Ahí se armó un lindo grupo. Ahora vienen de distintas partes de la ciudad. A todas les hice respetar el barrio. Esto es AATRA y se entrena en el poli. De a poquito las fui contagiando. Hoy es bueno ver como se esfuerzan y juegan por la camiseta", valorizó.
En la temporada pasada quedaron a un paso del primer título. Sufrieron el poderío del multicampeón La Salle al caer 1 a 0 en una final apretada. "No pudimos, pero estamos entrenando para tener revancha. Nos quedó la espina y queremos la revancha ante La Salle", aspiró Belén, que sostiene la ilusión en base al gran comienzo que tuvo el Rojo en el torneo Apertura 2019. En cuatro juegos las chicas celebraron la misma cantidad de victorias y se encaminan a ser protagonistas en el primer certamen de la temporada.
Embed

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario