Secciones
Triatlón

Recuperó el contacto tan necesario con el río

El triatleta bovrilense Mauricio Gatica comenzó a nadar nuevamente gracias a la habilitación de las aguas abiertas.

Jueves 18 de Junio de 2020

La semana pasada, entre otras disciplinas, fue habilitada la actividad en aguas abiertas. Es por eso que el bovrilense Mauricio Gatica no perdió tiempo y se zambulló en el Paraná y en el arroyo Feliciano para recuperar el contacto con el agua. Cabe destacar que el exnadador ahora está volcado de lleno al triatlón y se estaba preparando para una cita internacional de alta exigencia.

Aguas abiertas (1).JPG
Después de un largo tiempo fue a nadar al río

Después de un largo tiempo fue a nadar al río

—¿Cómo fue el regreso al agua?

—El regreso a las aguas abiertas fue algo muy bueno más que nada porque en mis años de natación de Elite siempre me preparé para carreras con distintas temperaturas. Una de ellas es en Canadá para la cual tenía que prepararme en el río en pleno invierno entonces no sufro nadar en agua fría.

—¿Cómo organizás la semana?

—Desde el principio de la cuarentena que estoy en Bovril, mi ciudad natal, donde tuve más posibilidades de entrenamiento encerrado y donde las habilitaciones para entrenar llegaron de la mejor forma que en Paraná en cuanto a la disponibilidad de horarios y zonas rurales para entrenar corriendo y en bici, ya que es un lugar chico. En cuanto a la natación me entreno constantemente en una pileta chica recreativa atado con un tensor elástico para mantenerme en el lugar y una vez a la semana voy al río o al arroyo Feliciano que me queda más cerca. Desde que empezó la cuarentena mi volumen de entrenamiento no ha cambiado, solo el lugar. Siempre mantuve un mínimo de cinco horas diarias según la planificación. Traté de seguir a rajatabla la planificación que me diseñé yo mismo como mi propio entrenador.

—¿Perdiste mucho en lo físico?

—Durante la cuarentena no perdí en absoluto el estado físico, creo que lo mejoré, y más que nada mejoré el entrenamiento mental al aguantar tanto tiempo entrenando encerrado.

—Bici y pedestrismo ya hacías.

—En cuanto a la bici y correr mantuve la misma planificación como dije antes, solo modifiqué el lugar. Al principio fue encerrado con cinta y rodillo y luego de las habilitaciones estoy entrenando mountain bike y corro también en caminos de tierra. Además entreno en una pista en el Complejo Polideportivo de Bovril. Estoy contento en Bovril y pienso quedarme un buen tiempo hasta que se normalice todo ya que tengo muchas mejores posibilidades de entrenar acá.

—¿Qué competencias tenías por delante y no sabés si se hacen?

—La mayor competencia que venía preparando se iba a hacer el 31 de mayo que era el Ironman de Florianópolis, en Brasil, donde el objetivo era lograr la clasificación al Mundial de Kona, en Hawai. Lamentablemente eso va a tener que esperar, por ahora hasta noviembre.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario