Atletismo
Lunes 22 de Octubre de 2018

Recordó a su madre corriendo por Paraná

El atleta Julián Molina vino después de mucho tiempo a su ciudad natal. El sábado fue al cementerio y ayer corrió para celebrar el Día de la Madre. No la tiene junto a él desde 2012.

El de ayer no fue un día más en la vida de Julián Molina. Mientras muchos tuvieron la fortuna de pasar el Día de la Madre junto a ella, otros como él decidieron hacer otra actividad para recordarla.
El atleta entrerriano, quien perdió a su mamá en 2012, visitó el cementerio y la mejor manera de sentirla cerca fue salir tempranito a correr. "Aproveché el sábado para ir al cementerio. Fui con mi viejo y con unos amigos del barrio y hoy (ayer) estoy con ustedes y después me voy a entrenar para festejar el Día de la Madre así. Es un día duro para mí y para muchas personas. Les deseo un feliz día a todas", dijo, y continuó: "Estoy muy contento por volver a la ciudad porque sé que para Navidad y Año Nuevo se me va a complicar, así que aprovechamos este día para estar".
"Ella siempre fue un apoyo, le gustaba, pero la vida es así. Cuando te toca te toca. Después tuve la oportunidad de conocer al gran Elías Uner. Él vio mis condiciones, me encaminó y siempre me dijo que me fuera de la ciudad para progresar. No encontré el apoyo acá y sí en Rosario de la mano de Cristian Groba. Primero me entrenó a distancia y después me pude ir a vivir a Rosario donde estoy hace un año. Antes estuve en Puerto General San Martín trabajando en una empresa vial", contó Juli recordando cómo se fueron dando sus pasos en este último tiempo.
Molina se radicó en la Chicago argentina y ya dejó su sello. "Como tengo domicilio en Rosario y corro para un club de allá me homologaron las marcas. Tengo los récords rosarinos de 5.000 en pista, 10.000 en pista y medio maratón y ahora voy por el de maratón que es el año que viene. Vengo con una racha muy positiva y eso se debe también al nutricionista y los apoyos que me dan una mano después de haber ganador el Campeonato Argentino en los 21k de Buenos Aires. Ahí me llegó mucho apoyo, ya que pude cerrar contrato con Nike y Sancor Seguros. Ellos me van a ayudar para ir a correr afuera los 42k".
Lo último que corrió el paranaense fue el Maratón de Bimbo y lo ganó. "El mismo día que se corrió el Sudamericano en Buenos Aires, en Vicente López se corrió los 10k de Bimbo. Fui dispuesto a todo y gané los 10k con 29' 20" que fue récord del circuito y eso me dio un viaje para el año que viene para Madrid y el mismo día corro los 10k de Bimbo. Estaré con mi novia disfrutando".
Más allá de cada competencia que va sumando en su andar, Julián tiene una idea fija que es estar en un Juego Olímpico. En este caso aspira a Tokio 2020. "Con mi registro de 1h 4' 19" en el Campeonato Argentino entro a la novena mejor marca histórica de Argentina. Lo que impresionó, más allá de mi historia, a los encargados de la Selección fue la marca que hice. Batí varios récords y esto me da un margen para meter la marca mínima para ir a Tokio. Me la voy a jugar todo porque si no se da ahora será más adelante. Tengo chances y sé que tengo la edad exacta. El tiempo está en mis piernas y de la cabeza estoy bien", cerró ilusionado.


Rosario, el lugar donde reside Molina
El paranaense Julián Molina está viviendo en Rosario y allí se entrena con un gran equipo que comandó Cristian Groba en Atenas. El entrerriano está atravesando un gran momento y tiene en mente llegar a la marca que le permita estar en Tokio 2020. ¿Se le dará?

Comentarios