Fútbol

Real Madrid conquistó el primer clásico de la temporada

Real Madrid de España avanzó a la final de la Supercopa de España al superar 3 a 2 a Barcelona. El derby, disputado en Arabia Saudita, se definió en el alargue.

Miércoles 12 de Enero de 2022

El Real Madrid festejó este miércoles ante el Barcelona en el primer clásico de 2022. El Merengue derrotó 3 a 2 a Barcelona en una de las semifinales de la Supercopa de España, que se disputa en el King Fahd International Stadium de Riad, Arabia Saudita. El triunfo del conjunto dirigido por Carlos Ancelotti llegó en el alargue, luego de haber igualado 2 a 2 en tiempo reglamentario.

A los 24 minutos Real Madrid rompió el cero. Fue Karim Benzema el que presionó a un desconcentrado Sergio Busquets que perdió la pelota en salida de manera infantil y permitió que el francés corte y suelte rápido para la corrida de Vinicius Jr. El brasileño, a una velocidad que ninguno de los defensores del elenco blaugrana puede alcanzar, se metió en el área y definió de zurda mano a mano con Ter Stegen para el 1 a 0.

Tras el tanto, el Merengue mermó en su juego y le permitió al Barcelona crecer. Fue así que los dirigidos por Xavi Hernández comenzaron a generar situaciones de gol, tuvieron una clara en un cabezazo de Luuk de Jong y otra en los pies de Ousmane Dembélé, el más desequilibrante de su equipo. Fueron justamente ellos dos los que participaron del tanto del empate.

El francés desbordó por izquierda y lanzó un buscapié que Militao rechazó con tanta mala fortuna que la pelota dio en De Jong y se metió por el primer palo casi de casualidad para el 1 a 1.

En el entretiempo, Xavi realizó dos variantes: sacó a Ferran Torres, de opaco debut, y a Frenkie De Jong, para darle lugar a los jóvenes Abde y a Pedri. Pese a esto, el equipo no ganó demasiada profundidad y Courtois apenas tuvo participación.

El juego se planchó hasta pasados los 20 minutos cuando Benzemahizo sonar el palo con un zurdazo potente, tras una gran acción individual, que encendió las alarmas del Barcelonaque sufría en los contragolpes de su adversario, ahora liderados por Rodrygo, quien había ingresado en reemplazo de Marco Asensio. Eso fue un aviso del francés que poco después tuvo revancha.

El Real Madrid avanzó por izquierda con Mendy, que dejó en el camino a Dani Alves, y lanzó el centro para que Benzema defina a colocar, pero Ter Stegen se lució con su atajada. La jugada continuó porque Carvajal capturó el rebote y volvió a meter el balón en zona caliente donde, ahora sí, el centrodelantero no perdonó y con una sencilla definición de primera estableció el 2 a 1.

Xavi llamó entonces a Memphis Depay y a Nico González, en lugar de Gavi y Dani Alves, para agotar las modificaciones ya que antes había entrado Ansu Fati, en su regreso desde la lesión, por De Jong. Fue justamente el delantero surgido de La Masía el que gritó el empate en un córner jugado corto que Jordi Alba lanzó al área para que, de cabeza, el 10 estampe el 2 a 2. De esta manera, la definición se extendió al alargue.

En la prórroga fue el Real Madrid el que golpeó a los siete minutos. Casemiro recuperó una pelota cerca de su área y tras avanzar algunos metros advirtió que el Barcelona había quedado tan mal parado que eran cuatro contra dos. El brasileño, trasladó el tiempo adecuado hasta soltar a su derecha para Rodrygo, quien entró al área y tocó atrás para la entrada a toda velocidad de Federico Valverde, que había entrado en el complemento y definió para el 3 a 2.

Los merengues no pierden un clásico desde marzo de 2019 y han pasado a dominar un duelo que marca temporadas. Salieron vencedores de los cinco últimos y también dominan el historial de enfrentamientos en la Supercopa de España con nueve victorias en 15 partidos, por cuatro del Barcelona y dos empates. Del otro lado de la llave, Atlético de Madrid y Athletic Bilbao buscarán el boleto restante a la gran final.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario