Secciones
Ovacion

"Quiero ser campeón de la Liga de Honor"

Francis Acosta comenzó a jugar a los 17 años en la escuela, luego se sumó a SUA y al poco tiempo se lo llevó River. Hoy se mide al mejor nivel, estudia en Buenos Aires e integra la Selección de Beach.

Viernes 31 de Mayo de 2019

Francis Acosta dio un vuelco en su vida en la adolescencia. El deportista nació el 23 de enero de 1995 en Paraná. A los 17 conoció el hándbol en la escuela y el profe le vio condiciones y le sugirió que se sumara a Unión Árabe. Le gustó la idea, comenzó a jugar con SUA el torneo santafesino y perfeccionó su técnica con Sabrina Nievas. Al mismo estudiaba en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNER. En un torneo Nacional de Clubes lo descubrieron y lo invitaron a sumarse a River Plate. "Pablo Snitowsky, el entrenador de River me vio y me convocó", contó.

El ser hincha de River fue una de las principales razones para tomar la decisión. "Somos un grupo de amigos del barrio los Gobernadores fanáticos de River desde siempre y veíamos los partidos de fútbol, por eso no lo dudé y fue un incentivo", contó el jugador que se mudó a la Capital al final de los 21 años. Siguió sus estudios en Buenos Aires, aunque tuvo que empezar casi de nuevo porque no le reconocieron demasiadas materias, Hándbol a pesar de que estaba cursando algunas de 4º año. "Entré casi de cero", confió. Casi en simultáneo, en los últimos años en Paraná, llegó a la Selección Argentina de Beach. Participó de los primeros juegos Nacionales de Playa con la Selección de Santa Fe.

"Fue mi primera vez en Las Grutas y nos vio el entrenador y nos pidieron los datos y comenzó la relación", comentó. En ese momento, según confió, le restó importancia porque "con jugadas 360" se le complicaba y le parecía "medio raro". La Selección quedó en "stand by" y cuando llegó a Buenos Aires se contactó con el DT y arrancó. "Desde ese día hasta hoy me va súper bien y he tenido muchos avances. Quedé por poco fuera de la lista al Suramericano de Playa de Rosario y eso me incentivó para que le ponga más pilas para este año".

Francis lleva una vida agobiante como deportista amateur porque solo recibe los elementos deportivos y el club se hace cargo de los gastos operativos. Sobre todo los martes y viernes, días en que se le junta "todo". "Esos días curso, vuelvo a casa, me cambio, agarro la bici, me voy al Cenard de 17 a 20, hora y media de gimnasio y hora y media de pelota en la arena; y a las 20, como estoy con los pies sucios, me pongo la zapatillas y me voy a River a entrenar hasta 22.30 aproximadamente", contó. "Siento fatiga, pero cuando hacés lo que te gusta, no se nota", agregó. El gran objetivo de Francis es "lograr un campeonato con River" y lo consideró como "lo más anhelado". "Hoy en River estoy sumando más minutos y eso me pone muy bien". Al mismo tiempo dijo que buscará en la Selección ese lugar que se le ha negado en los dos últimos compromisos como el Mundial de Rusia y el evento de Rosario. "Quiero tener alguna competencia o roce a nivel internacional", dijo. "Al ser un chico del interior estas experiencias son únicas y serían algo muy lindo", confió.

LOS VÍNCULOS. Para Francis el motor que lo impulsa a seguir con su vida es la relación y las energías que mantiene con sus vínculos en Paraná. Porque en Buenos Aires no tiene a "nadie" de su entorno directo. "Es increíble lo que me pasa con la gente de Paraná", manifestó. "El primer día que tomé la decisión de venirme a Buenos Aires siempre estuvo el apoyo. De hecho me sacan una foto jugando y allá están todos enloquecidos y me mandan felicitaciones. Los chicos del club, impresionantes, porque aún estoy en el grupo de WhatsApp y vivo el día a día con ellos. Además soy muy familiero", expresó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});