Básquet
Miércoles 12 de Diciembre de 2018

"Queremos que sea una fiesta del básquet"

Los referentes de Rowing, Bruno Bearzotti, y de Ciclista, Nicolás Almeida, hablaron de la final del Torneo de la APB que comenzará este miércoles, desde las 21, en calle Santiago del Estero. Gran expectativa en los dos clubes.

Ciclista y Rowing comenzarán a jugar este miércoles la definición del Torneo Sergio Blanquito Sánchez de la Asociación Paranaense de Básquetbol (APB). La primera final, al mejor de tres, se realizará en el estadio Juan Baglietto de calle Santiago del Estero desde las 21. La revancha será el domingo en la Costanera y de haber un tercer juego será el miércoles.

Ciclista terminó segundo en la fase regular y dejó en el camino a Olimpia luego de ganar la serie 2-1. Por su parte, los dirigidos por Mariano Silvestroni, dieron el gran golpe en Crespo al eliminar al puntero de la fase regular. El Remero se quedó con la serie 2-1.
Embed

Nicolás Almeida, referente de Ciclista, y Bruno Bearzotti, jugador del riñón de Rowing,vivieron la previa en la Redacción del diario UNO, donde destacaron las virtudes de cada uno y bregaron por una "fiesta del básquet".
Embed

"Hace mucho que Ciclista no juega esta instancia y llegar a una final es lo más lindo porque es para lo que uno se prepara durante todo el año", sostuvo Nico. "Hace ocho años que no llegamos a semifinales, la última vez fue cuando salimos campeones en 2010 y después de mucho tiempo estamos aprovechando la camada de muchos pibes que vienen haciendo las cosas bien y es un premio para los chicos y para el club", reconoció el interno.
Para Bruno, el hecho de haber llegado a una final con una camada que se formó en el club "es muy lindo", y consideró que para ellos fue un torneo "raro" por todo los que les pasó en el transcurso. "Estuvimos a punto de jugar la Promoción, perdimos varios jugadores y de a poco nos fuimos acomodando con el pasar de los partidos y ganamos en cuartos con un poco de suerte. Y después nos tocó Crespo, que venía como candidato y lo pudimos bajar", manifestó el jugador de Rowing.
"Es un clima hermoso el que se vive en el club porque se nota que los chicos han vuelto a interesarse y quieren participar, están armando banderas y han acompañado mucho más los padres y la comisión directiva está laburando mucho en el tema de la cancha para poder ampliar la capacidad. Es una final que vamos a jugar con todos los chicos del club que hemos formado a casi todos con Mariano (Silvestroni)", señaló visiblemente emocionado.
ciclista rowing 2.jpg

Almeida dijo que una de las principales virtudes de su equipo es "la capacidad de recambio", y ejemplificó que "aún no se sabe quién va a jugar". "En mi posición hay seis lugares y día a día práctica a práctica se va peleando el puesto", confió. A su vez sostuvo que no jugó ninguno de los dos partidos ante Rowing y lo definió como "aguerrido". "El primer partido estaba en Rusia y el segundo me tocó verlo desde afuera. Rowing es un equipo que se conoce mucho y es muy aguerrido. Y si bien tienen un plantel más corto tal vez eso los beneficia porque hay que dar más y tenés cinco o seis jugadores que son muy buenos", analizó el jugador de Ciclista.
Bearzotti, en ese contexto, coincidió con su rival y dijo que Ciclista tiene "mucho recambio y jugadores de muy buen nivel". "Han hecho muy buenas campañas en inferiores y a la vez es un equipo muy aguerrido al que hay que ganarle, y no es fácil. Cuando vos pensás que lo superaste, vuelven a juntar fuerzas y salen y te vuelven a levantar el partido", declaró.
En cuanto a Rowing manifestó que son un "plantel corto", pero aclaró que eso ha potenciado el resto. "Gracias a eso cuando uno no funciona, los otros cuatro se han acomodado a eso y levantan hasta que mejoramos los cinco. Y el que entra sabe que tiene que dejar todo y es lo que somos. Al que le toque entrar del banco tiene que hacerlo a matar o morir, no hay otra", precisó.
Otro de los puntos en los que coincidieron es que ninguno quiere que sea una serie larga. "Para la gente del básquet está bueno, pero uno quiere ganar lo antes posible, pero ojalá que sea una fiesta", manifestaron.
Nico reconoció que está más cerca de dejar el básquet que de seguir, y toma esta final como "algo único". "Es una última oportunidad y a la vez estoy muy contento y con muchas ganas porque no es fácil llegar a una final", sostuvo Almeida. En tanto Bruno dijo que piensa lo mismo con la particularidad de que "es la primera y seguro la última".

Comentarios