Secciones
Fútbol

Prediger: "Todavía no creo lo que pasó"

Sebastián Prediger fue protagonista del Tigre que descendió, del que se consagró en la Copa y del que clasificó a la Libertadores.

Domingo 23 de Junio de 2019

El crespense Sebastián Prediger descendió, salió campeón de la Copa de la Superliga y se clasificó a la Copa Libertadores con un Tigre que quedará en la historia por toda esta locura, pero por sobre todas las cosas porque jugaba bien al fútbol. El entrerriano tuvo una temporada bárbara y ahora continuará en el Matador con la meta de regresar a Primera cuanto antes.

—¿Cómo se analiza esta locura de perder la categoría, ser campeón y clasificar a la Copa Libertadores?

—La verdad que todavía sigo sintiendo esas cosas de no creer lo que pasó. No solo eso, sino haber clasificado a la Libertadores, sumar la primera estrella para el club que tanto lo buscaba. No es fácil eso para los clubes argentinos y encima con una identidad y una buena manera. Todo después de lo que fue el golpe del descenso donde hicimos 37 puntos. La verdad que injustamente perdimos la categoría, pero el promedio indicaba que Tigre hacía muchos años venía haciendo las cosas mal y pagamos los platos rotos nosotros. Estoy feliz, contento por el logro y entusiasmado también porque se quedan varios jugadores y eso hace que lo que se formó y pasó es por consecuencia de tener un buen grupo.

—¿Este entusiasmo que tenés quiere decir que te quedás?

—Sí, yo renové por un año más con Montillo, Morinaghi y Ortiz. Es todo muy loco por todo lo que pasó porque uno tiene posibilidades de jugar en Primera División o hasta afuera y la mayoría toma la decisión de quedarse y eso suena lindo, atractivo y da un cierto grado de compromiso hacia la institución y hacia el grupo que está bueno. No pasa comúnmente.

—¿En lo personal volviste a ser el de Colón?

—Sinceramente a esta pregunta me la hicieron varios. Creo que tuve buenos momentos en varios clubes. En Belgrano anduve bien, en Colón tuve etapas muy buenas. En San Martín de Tucumán el tiempo que estuve también me fue bien. Y en otros equipos también me fue mal lógicamente con altibajos y yo no soy la excepción a eso. Pero el fútbol me dio la posibilidad de jugar en un montón de clubes y hoy me siento valorado, querido y feliz jugando en Tigre. Lo que hemos conseguido le dio más a todo lo que te digo. No solo a mí sino a mis compañeros. Tigre es un club que, increíblemente y es lo que nos hace sentir orgullosos, se identifica con todos los jugadores y eso es muy difícil. Lo que pasó en Tigre es que la gente aplaude a todos por igual y eso te llena de orgullo. La gente tiene gustos generalmente, pero acá no pasó eso. Hay un cariño muto entre todos. Este club es una familia y está bueno verlo. A mí me tienen mucho afecto, pero me gusta ver que quieran a mis compañeros. Eso me hace sentir feliz.

—Y esta locura sigue porque van a jugar la B Nacional, a un ritmo, en otras canchas y van a jugar la Copa Libertadores. ¿Cómo se hace?

—Nadie sabe todavía. Sabemos que la B Nacional es muy dura y todo es en función de lo que vos decís. Para mí no hay otro problema que no sean las canchas. Nosotros tenemos un equipo, y lo demostramos, que juega bien al fútbol en una cancha en condiciones. Sabemos a lo que nos vamos a enfrentar y cambia mucho. Será difícil. Nos enfocaremos en eso, en que Tigre vuelva a la máxima categoría. Por otro lado y si se quedan todos los que se van a quedar las cosas pueden andar. Se irán varios, pero la mayoría se queda y el entrenador también y así será mucho más fácil todo. Igualmente ascender no lo será, pero es más fácil construir y seguir en la misma línea en la que veníamos. Creo que saldrán más cosas buenas que malas.

—¿Con quién compartís el momento?

—Con mi familia y mis amigos. Con mis hermanos que comparto mucho con ellos. Los que están siempre, los que te siguen, a los que les gusta, a los que se hacen hinchas del club donde juego. Es increíble lo que pasó en Tigre. Hoy en Crespo mucha gente hincha por Tigre. Es lindo para mi que eso pase en función de lo que me toca vivir a mí. Estoy feliz por eso. Y como todo jugador de fútbol lo comparto con los que están en las buenas y en las malas y a los que les gusta, siempre voy por eso lado. A los que les gusta el buen fútbol, el que practicamos en Tigre y esa es la sensación que le quedó a la mayoría de las personas. Hoy se recalca eso, no que fuimos campeones, que jugamos bien y eso deja un mensaje. Jugando bien al fútbol se consiguen cosas importantes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario