Ovacion
Martes 07 de Noviembre de 2017

Postergaron un partido porque las líneas de la cancha estaban torcidas

Ocurrió en el estadio del Manfredonia, que recibía al Gravina y podría perder los puntos del encuentro: no solo las líneas estaban pésimamente mal pintadas sobre el césped, sino que las medidas del campo de juego no eran las reglamentarias.

Una de las noticias más coloridas que dejó el fin de semana futbolero alrededor del mundo fue sin dudas lo que ocurrió en la Serie D del Calcio italiano, en el encuetro que debían disputar Manfredonia y Gravina.


A minutos de que comenzara el partido, un dirigente del equipo visitante cuestionó a la terna arbitral por lo torcidas que estaban las líneas en el campo de juego. Además, desconfiado de cómo se veían las proporciones de la cancha, pidió que se midieran las áreas para comprobar si se estaban respetando las medidas reglamentarias.


Los árbitros hicieron el control correspondiente y las mediciones, para luego encerrarse durante ¡dos horas! en el vestuario a definir qué hacer ante tamaño desastre. La decisión final fue postergar el partido e informar lo sucedido.


El caso pasó a las manos de la Federación Italiana (FIGC) que definirá si se disputa en otro estadio o si el Gravina se lleva la victoria por las irregularidades en el campo de juego del Manfredonia.

Comentarios