Secciones
Triatlón

Polémica en Concordia por una supuesta competencia

La polémica surgió tras el accionar de Prefectura el domingo en la zona de Puerto Luis. La Asociación Concordiense de Pruebas Combinadas denunció un apriete.

Lunes 26 de Abril de 2021

La Asociación Concordiense de Pruebas Combinadas (ACPC) dio a conocer una confusa y polémica situación que se vivió el domingo en la zona de Puerto Luis. La entidad informó que en la madrugada del sábado emitió un comunicado en su Facebook Oficial Half Concordia en donde daba por cancelado el Half Triatlón debido a la publicación del decreto provincial Nº 808 que prohibía el desarrollo de esta actividad.

A partir de ese preciso momento dejó de existir por completo la competencia y quedaba supeditada a una reprogramación futura o bien la cancelación definitiva por este año 2021.

Fue que el sábado previo al evento todo su grupo de trabajo se concentró en el predio de Puerto Luis a efectos de poder comenzar a desarmar y guardar la numerosa infraestructura que ya había sido armada a tal efecto. Debido a lo extenso del trabajo y el volumen de elementos a cargar, se decidió seguir con las tareas el domingo, justamente la fecha de realización que hubiese tenido la carrera.

A raíz de esta situación se presentó una polémica situación que la ACPC aclaró a través de un comunicado de prensa.

"El grupo de trabajo se encontró con una gran cantidad de triatletas que se habían autoconvocado según palabras de ellos para entrenar un triatlón, la gran mayoría triatletas de otros puntos del país que sólo optaron por al menos entrenar y conocer los paisajes de nuestro lago y no volver a sus ciudades con el sabor más amargo del que ya tenían. En un momento se acercó un móvil de Prefectura de la Represa Salto Grande con tres efectivos, quienes se bajan a consultar si existía allí una competencia, a lo cual se les respondió en forma rotunda que no, ya que la misma se había cancelado el día anterior", informaron.

La entidad luego sostuvo que las autoridades de Prefectura informaron la existencia de una denuncia "hacia la persona del presidente de nuestra institución Javier del Castillo como instigador de la actividad que allí se estaba desarrollando y que debía concurrir al destacamento a firmar una acta relacionada con esta denuncia, cuestión a la que nuestro presidente se negó rotundamente ante la falta de veracidad de la acusación y sólo se remitía a explicar que todo surgió por la auto convocatoria de los propios triatletas y en especial del máximo ídolo de este deporte Oscar Galíndez, quién en su muro había invitado a quien quería sumarse a su entrenamiento".

La ACPC también dejó en claro que Del Castillo recibió un trato con amenazas por parte de los prefectos: "Cuando el presidente se retiró del lugar fue seguido y en un momento dado del trayecto fue apareado por el móvil de Prefectura. Se lo hizo descender del mismo para advertirle que si no acudía a la oficina de Prefectura a firmar el acta sería llevado por la fuerza. La premisa del prefecto textual fue ‘o vas por las buenas o te llevamos a la fuerza’".

"Ante esta intimidación, Del Castillo optó por acudir voluntariamente al destacamento de Prefectura y no verse obligado a pasar un momento más tenso del que ya estaba pasando. Pasado un lapso de tiempo se acercó la Jefa del destacamento y solicitó que firmara el acta, a lo cual del Castillo se negó rotundamente ya que el mismo hacía mención a cierto delito de instigación a violación del decreto vigente, cuya acusación resultaba totalmente inexacta y equivocada. Ante esta respuesta la Jefa verbalmente lo declaró en rebeldía aduciendo que tenía testigos y permitió que pudiera retirarse del lugar".

Ante todo esto, la entidad expresó: "Los hechos acontecidos resultan muy graves en cuanto a la acusación infundada sin ningún argumento válido para probar el mismo, y principalmente por vulnerar los derechos de cualquier ciudadano común con libertad de tránsito en este territorio. Todo lo escrito en el acta no era válido, ya que como se mencionó anteriormente fueron los propios triatletas que se reunieron en el predio de Puerto Luis para llevar a cabo el entrenamiento sin que absolutamente nada tenga que ver ni Javier del Castillo ni la Asociación Concordiense de Pruebas Combinadas con tal actividad. Por todo lo expuesto repudiamos totalmente lo sucedido este domingo en el lago Salto Grande y a este mal momento le debemos sumar el que ya teníamos con una carrera cancelada por un decreto de último momento que privó a cientos de corredores de todo el país; cuya gran mayoría ya se encontraba en nuestra ciudad; de disfrutar de una prueba que era esperada con mucha ansiedad en todo el ámbito del triatlón".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario