Secciones
Ovacion

Pepe, la historia viviente de la náutica

José Ignacio Saralegui, con 90 años, sigue siendo un referente del deporte a nivel regional. El entrerriano construyó hace 60 años un bote que dio que hablar y ahora trasmite su experiencia.

Martes 04 de Junio de 2019

José Ignacio Pepe Saralegui, es un verdadero prócer para la vela en la provincia de Entre Ríos y a nivel regional. A sus 90 años realizó una charla en el Club Náutico Paraná para los amantes del deporte. Fue una auténtica noche entre amigos, donde volcó sus experiencias y anécdotas a lo largo de tantos años de trabajo y amor a las velas. Pepe fue un gran constructor del primer astillero náutico deportivo artesanal del 505 a nivel nacional e internacional.

Se trató de una embarcación modelo para la época. Es un velero planeador que hace poco fue superado en velocidad y que aún sigue vigente en Europa. Velas Pepe construyó un total de siete, que fueron protagonistas de innumerables pruebas en diferentes lugares. José Ignacio Pepe Saralegui, habló con Ovación sobre el significado para él y su gente de que lo sigan convocando para hablar de su gran pasión como son las velas ante jóvenes valores. “Este reconocimiento me asombra. Me parece demasiado”, dijo con su humildad de siempre, y luego comentó: “Al bote hace 60 años que lo construí y no pensé que iba a tener esta vigencia”.

“Dentro de las velas arranqué en el Paraná Rowing Club y estuve muchos años, y desde hace más de 30 años estamos con mi familia en el Club Náutico (la entidad cuenta con 35 años de historia). Del deporte estoy alejado de la competencia, pero mi familia sigue navegando como siempre”, aseveró

“Tengo experiencia de haber estado en el deporte. Hay otras personas que tienen mucha más que uno. Tuve la suerte de construir siete, que es modelo 505. Algunos de ellos están en vigencia. Un ejemplo es el bote Paraná, que se encuentra en el Club Náutico”, comentó Pepe antes de ser homenajeado por la gente de las velas.

Por su parte, Gustavo Martínez Lacabe, presidente del CNP, dijo unas palabras sobre el querido Pepe. “Escuchar a José Ignacio Saralegui el viernes fue increíble, de su propia voz, a sus 90 años, fue precioso y a más de uno vi emocionado hasta las lágrimas, algunas de esas emocionadas personas escuchaban por primera vez su historia y fue una noche perfecta. Agradezco que la salud de Pepe sea tan buena como para habernos deleitado tanto”, dijo. Luego el dirigente agregó: “Gracias a José Ignacio Saralegui por habernos dejado tanto, cosas que hasta los más renombrados diseñadores y regatistas olímpicos como Enguix y Domato lo hayan confirmado la noche del viernes comunicándonos telefónicamente”.

“Él y su amigo Francisco Becker construyeron en Paraná la clase 505, un veloz velero que en esa época era increíble verlo navegar tan rápido. Eran como Pepe los definió: bonitos, rápidos y excitantes. Esos barcos fueron construidos en Paraná y comprados en Buenos Aires. Según decía Alberto Enguix (destacado deportista olímpico y seleccionado argentino en los 70 en vela) ellos veían que en Europa se estaba navegando en estos súper veleros que planeaban y eran de fibra de vidrio y no se atrevían a traerlos, hasta que ven publicado, en los diarios, la increíble novedad de que se estaban fabricando en Paraná. En esa época en que las comunicaciones eran muy difíciles y lentas, lo que hicieron estos dos amigos amantes del yachting fue casi una hazaña”, manifestó.

“Para las personas que no conocen de este deporte podría decir que es como que hoy se construyera en Paraná un diseño de un auto eléctrico que solo se fabrica en Europa y en Buenos Aires todavía no existiera”, completó el fabricante de embarcaciones desde hace más de seis décadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});