Boca Juniors
Lunes 03 de Diciembre de 2018

Pavón mete presión al Melli

Sumó 60 minutos de juego y se ilusiona con actuar en la Superfinal.

Buenos Aires- El delantero de Boca Juniors Cristian Pavón sumó ayer 60 minutos en una práctica futbolística y le mete presión al entrenador Guillermo Barros Schelotto para actuar en el juego decisivo de la final de la Copa Libertadores. El cordobés se recuperó de un desgarro que sufrió en La Bombonera en el encuentro que abrió la serie final ante River Plate y llegaría en condiciones para jugar el próximo domingo en el estadio Santiago Bernabeu, en Madrid.
Pavón junto a Carlos Tevez, que el pasado domingo se bajón del banco de suplentes en la victoria ante Independiente por la 14° fecha de la Superliga Argentina de Fútbol hicieron una hora de fútbol,ofreciendo un panorama auspicioso y alentador para el Xeneize.
El delantero cordobés había sufrido un desgarro en el isquiotibial izquierdo en el Superclásico de ida y, por como estaba planteado el calendario, había quedado descartado para la vuelta. Sin embargo, la dilación de la segunda final le abrió la puerta.
Ramón Wanchope Ábila, también con un problema muscular, será testeado este martes para evaluar si llegará en condiciones al partido frente a River. El ex Huracán padece una sobrecarga en el sóleo derecho, misma zona que se desgarró dos meses atrás
Mauro Zárate, Sebastián Villa y Darío Benedetto jugaron desde el inicio en el triunfo frente a Independiente por la Superliga.
Por su parte, Pablo Pérez continúa con molestias en el ojo izquierdo donde sufrió una úlcera como consecuencia de una astilla de un vidrio que se le metió el sábado 24 de noviembre tras el ataque con proyectiles de un grupo de hinchas de River.
El mediocampista será examinado por un oftalmólogo a los efectos de continuar con los cuidados de su visión y con las expectativas de poder formar parte de la delegación Xeneize que se trasladará a la capital española en las mejores condiciones posibles.
En conclusión, el menú para Guillermo es variado. Difícil que se repita la alineación del partido frustrado.
El viaje. Boca ya tiene programada la semana previa a la final de la Copa Libertadores contra River. El plantel entrenará hoy a las 18 en Casa Amarilla y, desde allí, partirá directamente rumbo a Ezeiza, ya que viajará a Madrid en un vuelo charter mañana a la 1.30, llegando a España por la tarde.
El Xeneize entrenará jueves, viernes y sábado en Madrid. Independientemente del resultado Boca regresará a la Argentina el lunes 10 de diciembre a las 9.

Comentarios