Secciones
Patronato

Patronato: "Quiero ganarme un lugar en el equipo"

Agustín Guiffrey es uno de los futbolistas que deberán retornar a Patronato. Tino viene de jugar en Santamarina de Tandil, adonde fue cedido a préstamo.

Sábado 23 de Mayo de 2020

A inicios de 2018 Agustín Guiffrey realizó su primera pretemporada con el plantel de Primera División de Patronato. Su bautismo en la elite no demoró en llegar. En la tarde del lunes 19 de febrero de ese año el pibe de San Cipriano saltó al campo de juego faltando cinco minutos en reemplazo de Adrián Balboa. La jornada fue plena para el futbolista que portó la casaca número 40, dado que el Rojinegro goleó a Chacarita por 3 a 0 en el estadio Grella.

En ese semestre el mediocampista ofensivo adquirió experiencia en el círculo superior del fútbol argentino. Tuvo participación en siete juegos de la Superliga. En dos de esos cotejos (los últimos de esa temporada) integró el 11 inicial. En esos partidos el pibe mostró personalidad y rebeldía. El hincha le reconoció el atrevimiento con cálidos aplausos en cada ocasión que Guiffrey tuvo contacto con el esférico.

Pero rápidamente Tino fue cediendo terreno. Tras la salida de Juan Pablo Pumpido, el entrenador que lo promovió, y la llegada de Mario Sciacqua, el espacio se acotó. En la temporada 2018/19 el volante solamente ingresó en los últimos 14 minutos en la derrota de Patronato contra Boca Juniors por 1 a 0, en La Bombonera.

Posteriormente Sciacqua le comunicó que no lo iba a tener en cuenta. Guiffrey bajó a Reserva primero. Luego buscó nuevos desafíos. Aceptó una propuesta de Ramón Santamarina de Tandil para disputar el campeonato de la Nueva Nacional por 12 meses. El préstamo con el Aurinegro expirará el 30 de junio.

Tino deberá presentarse en barrio Villa Sarmiento cuando la situación sanitaria lo permita. Ingresará con la esperanza de recuperar espacio y sentirse útil en el plantel. “Quiero ganarme un lugar en el equipo”, confesó Agustín a Ovación en diálogo telefónico desde San Cipriano.

En su pueblo, una pequeña localidad de 180 habitantes ubicada en el Departamento Uruguay, el futbolista de 22 años se mantiene activo. Aprovecha el espacio disponible para mantenerse en forma pensando en el regreso a los entrenamientos. “Tengo lugar para entrenar tranquilamente. Mi papá me hizo una cancha con arena. Cuento con material para entrenar y realizar ejercicios aeróbicos. Estoy entrenando fuerte para cuando volvamos a los trabajos con el plantel estar al cien por ciento”, resaltó.

Agustín reconoció que su reciente paso por Santamarina no fue el que proyectó. “Me fui de Patronato con la idea de sumar minutos, pero me encontré con gente con apellidos importantes como Mariano González, Fernando Telechea, que pasó por Patronato, (Martín) Michel, que es un ídolo del club. Me costó ganarles el puesto y no me dieron las posibilidades que merecía. Pero me sirvió para estar fuerte de la cabeza, seguir entrenando y no bajar nunca los brazos. Desde ese lado me enseñó. Si bien en lo futbolístico no fue lo que quería, me sirvió”, valoró.

Guiffrey Patronato.jpg
Guiffrey se siente identificado con el estilo de juego que llevó adelante Gustavo Álvarez en Patronato

Guiffrey se siente identificado con el estilo de juego que llevó adelante Gustavo Álvarez en Patronato

Tras esa experiencia enfocó toda su energía en el operativo retorno. Agustín se siente identificado con el juego que pregona el entrenador Gustavo Álvarez. “Me gustó cómo jugó Patronato este año. Es un equipo que intenta salir jugando, se hace más dueño del balón. Eso hace que me guste. Ahora espero poder ganarme un lugar. Mi idea es volver y en la situación en la que estamos tal vez los jóvenes podemos tener un poco más de posibilidades. Pero si el club decide apostar por los jugadores del club debemos estar a la altura de las circunstancias”, asumió con responsabilidad.

Tino confesó que durante este año mantuvo contacto con parte del cuerpo técnico de Patronato. “Cuando estábamos en competencia me llamó Marcelo Pignat (uno de los ayudantes de campo de Gustavo Álvarez). Me preguntaba cómo andaba, cómo me estaba yendo. Manteníamos una charla, me hacían un seguimiento. Tengo ganas de volver y tratar de ganarme un lugar de nuevo en el equipo. Eso queda en mí y que el entrenador me dé una posibilidad también”, aspiró.

La comunicación con el cuerpo técnico alimenta su esperanza. Pero especialmente Guiffrey edifica el próximo desafío en base a la filosofía de juego que pregona Álvarez. “Estaba esperando que llegue a Patronato alguien que le guste jugar al fútbol, con tenencia, y creo que Gustavo Álvarez le aportó eso al equipo. Esto también me entusiasma a ganarme un lugar porque es como me gusta jugar.”

Por otro lado, Guiffrey recordó el momento en el que Sciacqua le comunicó que no lo iba a tener en sus planes. “Me dijo que iba a ser muy importante para él porque no tenía jugadores zurdos, que iba a tener mucha continuidad. Y al tercer día de pretemporada me bajó a Reserva. Ahí me descolocó totalmente y sufrí un bajón anímico importante. Después logré subir el nivel nuevamente y tomé la decisión de salir del club, tomar otro camino, buscar aire nuevo, vivir otras experiencias y volver al club con otras energías”.

El cambio de opinión del DT lo sorprendió. “Me di cuenta de que era una persona bipolar. Te decía una cosa y terminaba haciendo otra. Muy bien no se portó conmigo. En el fútbol te cruzás con gente así y hay que aprender a llevar esa situación”

Seguir ligado desde otro lugar

En cuarentena Agustín Guiffrey aprovecha el tiempo para capacitarse y proyectar el futuro. En este sentido ayer inició un nuevo desafío. “Comencé un curso para preparador físico”, contó. Es un curso intensivo de tres meses en el que se desarrollan las clases virtuales a través de la plataforma Zoom. Más adelante realizaré el profesorado de Educación Física. Mi idea es seguir ligado al fútbol después del retiro y ya me estoy capacitando”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario