Fútbol
Domingo 13 de Enero de 2019

Patronato hizo pesar la diferencia de categoría

El Rojinegro fue superior en los dos amistosos que se jugaron ayer en el Grella. En el primer juego, entre los titulares, se impuso 2-0. El segundo cotejo fue 3-0. Buena presentación de los refuerzos.

En la zona de vestuarios y luego del amistoso que jugaron Patronato y Atlético Paraná, el técnico del Decano Ricardo Pancaldo no anduvo con vueltas y fue claro: "Está claro que hay diferencia entre los dos equipos, uno está dos categorías por encima del otro". Algo de esto fue lo que se vio ayer en el estadio Grella, donde el Rojinegro se impuso en los dos partidos que se desarrollaron y que fue el primer contacto serio con la pelota para ambos en la pretemporada que vienen desarrollando.
En el primer turno, cuando se enfrentaron los supuestos titulares, el local se impuso por dos 2 a 0 con goles de Gabriel Compagnucci y de Germán Berterame, dos refuerzos que llegaron precisamente para encarar lo que resta de la Superliga Argentina de Fútbol. En tanto, en el restante partido, Patronato se llevó un 3 a 0 gracias a las conquistas de otra vez Berterame, de Abel Peralta y de Ignacio Cacheiro, otro de los "nuevos".
En general hubo una buena presentación de los jugadores que llegaron en este mercado de pases. En el primer cotejo, Dylan Gissi fue titular y se mostró firme en la zaga central, con panorama a la hora de salir jugando y también podrá ser clave en el juego aéreo. Lo de Compagnucci fue creciendo con el correr de los minutos, soltándose poco al principio, algo que corrigió en el complemento. Además llegó al gol tras un pase de jerarquía de Lautaro Comas. Precisamente, el Gordo salió reemplazado por Berterame, quien llegó desde San Lorenzo con goles ya que convirtió dos en la víspera (uno en cada partido).
En el segundo juego apareció Gastón Gil Romero, un jugador que el hincha Santo ya conoce y que tuvo un buen trabajo en la zona media. El último debutante fue Cacheiro, que alternó buenas y malas, en una función que quizás no le sienta bien aunque pudo llegar al arco de enfrente al marcar la tercera conquista.
El Primero. En un campo de juego que no se presentó en óptimas condiciones, Patronato fue de menor a mayor y lo plasmó en el cierre de cada uno de los períodos. Por momentos mostró dos caras, con falencias en el fondo y con buen entendimiento entre los jugadores de mitad de cancha hacia adelante. Pablo Ledesma mostró su calidad y fue algo que luego destacó el entrenador Mario Sciacqua, marcándolo prácticamente como un refuerzo teniendo en cuenta que jugó poco en la primera parte del torneo.
El Rojinegro se acomodó luego de un par de zozobras: un remate de González que Bértoli sacó al córner y una chance que Cristian Taborda dilapidó "pinchándola" por encima del arquero. Después el local fue superior en un nivel discreto, llevando peligro con una cabezazo de Carabajal que se fue alto antes de conseguir la primera conquista. Bravo recuperó una pelota en el medio, se la dejó a Comas y el Gordo metió un pase entre líneas para que Compagnucci quede solo frente a Correa entrando por derecha.
En el complemento, los dirigidos por Sciacqua continuaron con su dominio ante un rival al que le costó tener la pelota. Comas tuvo el segundo pero el uno visitante se lo negó. Después, el volante fue reemplazado por Berterame que como carta de presentación clavó un golazo de media distancia para liquidar la historia. Antes, en otra llegada de peligro, hubo una buena triangulación por derecha entre Compagnucci, Geminiani y el atacante de San Lorenzo, quien sacó un centro pasado para la entrada de un solitario Carabajal que cabeceó por arriba.
Esa acción fue aplaudida por Sciacqua, ya que sintetizó lo que está buscando en esta pretemporada: juego asociado y efectivo. Claro que a veces la subida de los laterales volvieron a desnudar falencias en el fondo.
EL SEGUNDO. En el otro encuentro que se disputó a la mañana, Patronato superó 3-0 a Atlético Paraná. Germán Berterame, Abel Peralta e Ignacio Cacheiro marcaron los goles del Rojinegro en el segundo tiempo. El local tuvo algunos altibajos en el primer tiempo, le costó acomodarse, algo que pudo solucionar en el complemento donde sacó la ventaja ante el quedo del Decano. En este partido, Nicolás Melagini sufrió un pelotazo de Abel Peralta en el segundo tiempo que asustó a todos los presentes en el Grella. Después de algunos minutos y la rápida atención de los médicos de los dos cuerpos técnicos, el defensor pudo recuperarse y salió de la cancha por sus propios medios.

Comentarios