Secciones
Fútbol

Patronato-Gimnasia: a 10 años del último clásico entrerriano

El 21 de abril de 2010 Patronato y Gimnasia de Concepción del Uruguay se enfrentaron por última vez. Fue en La Histórica, ganó el Rojinegro.

Martes 21 de Abril de 2020

El historial entre Patronato y Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay no incluye un amplio número de encuentros. El Rojinegro y el Lobo se cruzaron en el camino de manera oficial en 31 oportunidades. La cifra alcanzó para transformar este choque, que nació a inicios de 1978, en el clásico provincial del fútbol entrerriano, que hoy cumple 10 años de su último antecedente.

El duelo de orillas se escribió por última vez una noche del 21 de abril de 2010. Gimnasia, el dueño de casa, recibía a su clásico adversario en el estadio Hermanos Núñez por la fecha inicial del Pentagonal final del Torneo Clausura 2010 del Torneo Argentino A, Zona 2. La victoria quedó en manos de la visita, por 2 a 0. Cuatro semanas después, el Santo conquistó el premio mayor al consagrarse campeón. De esa manera ascendió a la Primera B Nacional.

Patronato.jpg
Patronato y Gimnasia en el último partido que jugaron

Patronato y Gimnasia en el último partido que jugaron

Ese fue el quinto partido en la temporada entre los elencos más populares del fútbol entrerriano. Pero este juego era el más caliente del certamen. El Rojinegro tenía que revalidar las victorias celebradas en el Torneo Apertura como en la fase regular del segundo certamen del año. El Lobo, por su parte, tenía la oportunidad de quitarse la espina clavada.

“La noche de Concepción se tiño de Rojo y Negro”, tituló la crónica de Ovación publicada en la página 3 del jueves 22 de abril. El representante de la capital entrerriana festejó la victoria gracias a las conquistas anotadas por Fabián Espínola, un exmediocampista del Lobo, y de Diego Jara, el máximo goleador de Patronato en el profesionalismo y actualmente artillero del elenco de la costa del Uruguay. Con ese resultado el Santo pasó a dominar el historial con 12 victorias, 11 derrotas y ocho empates.

Marcelo Fuentes, por ese entonces entrenador del vencedor, envió a escena a Sebastián Bértoli en el arco; la última línea estuvo conformada por cuatro marcadores centrales: Claudio Weinzettel, Walter Andrade, Víctor Soto y Gabriel Zuvinikar; en el mediocampo actuaron Cristian Devallis, Leonardo Ferrero (otro jugador con pasado Mensana), Maximiliano Goró y Fabián Espínola; en el ataque jugaron Mariano Echagüe y Diego Jara. En el complemento ingresaron Augusto Prono y Nicolás Bianchini.

Por su parte, Gimnasia alistó a Diego Rougier; Franco Flores, Cristian Cergneaux, Miguel Juárez e Iván Fassione; Adrián Andermatten, Javier Vázquez, Augusto Álvarez y Matías Padilla; Juan Ríos y Mauro Quiroga.

En el complemento la dupla técnica Cruassar-Losada ordenó los ingresos de Armando Kloster, Costas y Martín Sánchez. La diferencia en el resultado se vio en la cancha. En el trámite que a lo largo de los 90 minutos mostró a un equipo bien parado, con una idea clara de juego, sin sacar jamás sus cuatro jugadores del fondo y con poder de gol. Eso fue Patronato. Gimnasia apostó al juego que nunca apareció de Matías Padilla y la potencia de Quiroga arriba, que no funcionaron en toda la noche, borrados por la férrea defensa de la visita, remarcó la crónica de Ovación.

En la retina. Víctor Soto fue uno de los protagonistas de esa historia. Desde Buenos Aires, el exdefensor de Patronato recordó el último clásico provincial. “Empezamos jugando con la camiseta tradicional, la roja y negra a bastones, y terminamos con la alternativa. Ellos quisieron imponer presencia. Padilla erró un mano a mano. el Flaco Quiroga erró un cabezazo. Sufrimos hasta que nos acomodamos. Cuando comenzamos a manejar la pelota creamos situaciones y lastimamos con la velocidad de Fabián (Espínola por izquierda y de Diego (Jara) arriba”.

Luego agregó: “Ese grupo era espectacular. Los dos mejores planteles que tuve en mi carrera fueron en Patronato y Brown de Adrogué y en los dos ascendí. Cuando tenés un buen grupo conformás un buen equipo y eso te lleva a lograr cosas importantes. En ese grupo en Patronato éramos todos indios, no había ningún cacique”, describió.

Leonardo Ferrero fue otro de los actores que presentó el elenco de barrio Villa Sarmiento en La Histórica. “Era el primer partido de la segunda fase. Llegamos bien a ese encuentro. Hicimos un gran partido. Fuimos claros dominadores. Salimos con una mentalidad ganadora y por suerte después se coronó con el ascenso. Ese partido fue un gran paso. Nos dio un gran impulso porque veníamos bien. Teníamos que ganarlo sí o sí para arrancar bien la instancia por si sufríamos después una derrota, como la padecimos después en Salta ante Juventud Antoniana”, subrayó en diálogo con Ovación.

Ferrero protagonizó clásicos entrerriano con ambas camisetas. Enfrentó a Patronato en la temporada 2008/09 del Argentino A con la camiseta de Gimnasia. El hincha del Lobo no le perdonó su traspaso al Rojinegro. “Recuerdo que ligué unas puteadas de parte del hincha de Gimnasia. Son anécdotas que quedan”, desdramatizó el Leo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario